Jueves 16 de septiembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
06/04/2019

Mar del Plata, entre el aumento de la pobreza y la caída del empleo

Un informe del Grupo de Estudios del Trabajo de la UNMdP analiza el impacto de las políticas económicas sobre el mercado laboral local y alerta acerca de la “destrucción neta de puestos de trabajo”.

Mar del Plata, entre el aumento de la pobreza y la caída del empleo
(Foto: ilustrativa / QUÉ Digital)

Un informe elaborado por el Grupo Estudios del Trabajo de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP) –que analiza el impacto de las políticas económicas sobre mercado laboral local y nacional hasta el cuarto trimestre de 2018-expone un notable freno en el crecimiento de la participación en el mercado de trabajo, algo que, de mantenerse las variables, tendrá como consecuencia lógica “que los niveles de pobreza se disparen”.

En detalle, el informe ahonda acerca de la evolución del empleo registrado a nivel nacional según la modalidad de ocupación y el análisis de las tasas básicas y complementarias de mercado de trabajo nacional y local, con especial énfasis en las diferencias entre mujeres y varones.

Conocidas las últimas cifras oficiales difundidas por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) -que hablan de una desocupación del 12,8% en el cuarto trimestre de 2018 y marcan que en el segundo semestre de 2018, el 24.8% de la población se ubicó por debajo de la línea de pobreza– desde el Grupo de Estudios del Trabajo de la UNMdP difundieron una nueva edición del Informe Sociolaboral del Partido de General Pueyrredon.

En este caso, el trabajo analiza el impacto de las políticas económicas sobre el mercado laboral local y nacional hasta el cuarto trimestre de 2018. Y en ese contexto, los investigadores expusieron una serie de conclusiones en relación a Mar del Plata. Así, evidenciaron que, entre otros aspectos, hubo un freno en la participación en el mercado del trabajo y un crecimiento de la pobreza, teniendo en cuenta las diferentes variables.

“El proceso de mayor participación en el mercado de trabajo marplatense iniciado entre 2016 y 2017 -realizado principalmente por mujeres de edades centrales y varones jóvenes- que tuvo la característica de una mayor inserción laboral en trabajos por cuenta propia o empleo no registrado, estaría presentando un punto de inflexión en el cuatro trimestre de 2018”, señala el informe.

Además, si se tiene en cuenta que “los ingresos de estos nuevos trabajos servían para cubrir o complementar la caída del salario real, y con ello trataban de mantener los ingresos familiares”, para los especialistas “es lógico que la pérdida de esos trabajos impacte en el bienestar económico de los hogares, y parte de la población se vuelva a encontrar por debajo de la línea de pobreza”.

 DESTRUCCIÓN DE PUESTOS DE TRABAJO, POBREZA E INDIGENCIA 

Justamente en ese sentido, en el texto se hace alusión a los datos difundidos por el Indec que marcan un incremento de los niveles de pobreza e indigencia a nivel nacional y local entre el segundo semestre de 2017 y el mismo semestre de 2018. Para Mar del Plata el aumento fue del 23,4% (147.500 personas) al 24,8% (157.700), aunque aún se encuentra por debajo del segundo semestre de 2016, cuyo valor fue del 26,9% (167.700).

Y en esa misma línea, el informe expone: “Si tenemos en cuenta que en el cuarto trimestre de 2018 tuvimos que, por un lado, los aumentos de precios acumularon un 11,5% y los ingresos de los trabajadores aumentaron por debajo de ese valor, y por otro lado, se produjo una destrucción de puestos de trabajo, la consecuencia lógica es que los niveles de pobreza se disparen”.

En definitiva, el análisis al cuarto trimestre de año 2018 indica que el mercado de trabajo local “no sólo se está reconfigurando en un esquema de desprotección e inequidad entre mujeres y varones, sino que también se están presentando los primeros signos de destrucción neta de puestos de trabajo, que consecuentemente incrementan los niveles de pobreza”.

En esa misma línea, en el informe de la UNMdP se augura que -de continuar esta tendencia junto con una persistente disminución del salario real, y sumado a ello, las estrategias de supervivencia de los hogares no logren morigerar la pérdida de ingresos familiares- “el resultado será no sólo un menor bienestar presente sino también un deterioro significativo de su transmisión para las próximas generaciones”.

En términos generales, del trabajo se desprende también que “Mar del Plata se presenta un deterioro significativo del mercado de trabajo con aumentos de la desocupación y subocupación en un contexto de caída del nivel de empleo”, en especial teniendo en cuenta que los indicadores sobre porcentaje de asalariados, cantidad de ocupados que demandan otro empleo y proporción de asalariados no registrados, “dan cuenta de la gravedad por la que atraviesa el escenario laboral actual”.

“Todos los valores nos remiten a los niveles cercanos o superiores a los del año 2004, en plena salida de la crisis económica y social 2001-2002. Por otra parte, esta dinámica también se replicó en el total país, aunque con menor intensidad”, según se puntualiza. Y además –en lo relativo a la brecha de género y en sintonía con lo que fuera publicado por QUÉ Digital- el informe analiza que el incremento en el desempleo fue superior para las mujeres, en especial aquellas que se ubican entre los 30 y los 64 años.

“El aumento interanual de la tasa de desocupación se encuentra explicado por la mayor búsqueda de empleo tanto de mujeres como de varones que no tienen trabajo. Sin embargo, el incremento fue superior para ellas (de 9,1% a 14,8%), que para ellos (de 9,4% a 11,1%). Asimismo el análisis por grupos de edad da cuenta de que el incremento también se dio en todos los grupos, aunque fueron las mujeres de 30 a 64 años las que padecieron el mayor incremento, que fue de 5,4% a 12,5%, lo que representa un elevado crecimiento del 131,5% “, se indica, con la aclaración de que -más allá de las variaciones- “quienes siempre soportan la mayor carga del desempleo son jóvenes, y principalmente mujeres jóvenes, registrando tasas de entre tres o cuatro más elevadas que el resto de la población”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,