Sábado 04 de julio | Mar del Plata
¡Seguinos!
03/06/2015

Mar del Plata salió a la calle para que no haya #NiUnaMenos

En una histórica marcha por el centro de la ciudad, miles de marplatenses se unieron para exigir que el poder político y la Justicia actúen sobre la violencia de género, problemática que se cobra la vida de una mujer cada 30 horas.

Mar del Plata salió a la calle para que no haya #NiUnaMenos
(Fotos: QUÉ Digital) ©

En Mar del Plata fueron miles y miles los que marcharon y se sumaron a la convocatoria #NiUnaMenos. Esta vez, no solo decenas de organizaciones sociales y agrupaciones políticas salieron a las calles a manifestarse contra la violencia de género, sino también víctimas y sus familiares, hombres y mujeres, adolescentes, madres y adultos mayores que sintieron la necesidad de acercarse por la tarde a la Plaza San Martín, donde la multitudinaria concentración se transformó en una movilización histórica por las calles del centro de la ciudad.

Pasadas las 17 los alrededores del monumento al General San Martín, el frente de la Iglesia Catedral y las calles San Luis, Mitre e Hipólito Yirigoyen se cubrieron de manifestantes. Algunos de ellos, militantes de distintas organizaciones; otros, concejales y diputados de -solo algunas- bancadas políticas; muchos, vecinos que sintieron el impulso de participar; cientos, adolescentes que ya fueron víctimas de la violencia o que se animaron a decirle basta al “acoso” que afirman sufrir en las calles.

MARCHA NI UNA MENOS © (3)

Los propios organizadores de la marcha se mostraron sorprendidos ante la cantidad de participantes que tuvo el #NiUnaMenos. No es la primera vez que organizan marchas contra la violencia de género, pero sí esta vez la participación fue histórica y contempló a una multitud -escoltada detrás de una gran bandera- que se extendía entre ocho y diez cuadras hacia atrás.

A las 18 emprendieron el paso. Atravesaron la avenida Luro alzando la voz con el nombre de la consigna y repitiendo las identidades de aquellas mujeres que fueron recientemente víctimas de femicidios en Mar del Plata.

El recorrido en dirección a la costa, con el tránsito naturalmente cortado, captó la adhesión de aquellos que no esperaban participar y que terminaron haciéndolo aunque sea con un aplauso, un grito, un bocinazo, una foto, un gesto de apoyo.

La multitud arribó por Luro a la calle Buenos Aires, se reorganizó y siguió por Rivadavia y finalizó formalmente cerca de las 19 frente a las puertas de la Municipalidad, aunque muchos decidieron permanecer en los alrededores de la Plaza San Martín hasta ya entrada la noche.

Los puntos salientes del petitorio, en el que también se reclamó por las víctimas de la trata de personas, son los siguientes:

Implementar todos los recursos necesarios y monitorear el Plan Nacional de Acción para la Prevención, la Asistencia y la Erradicación de la violencia contra las mujeres, tal como lo establece la ley 26.485.

Garantizar que las víctimas puedan acceder a la Justicia. En cada fiscalía y en cada comisaría debe haber personal capacitado e idóneo para recibir las denuncias. Las causas de los fueros civil y penal deben unificarse; las víctimas deben tener acceso a patrocinio jurídico gratuito durante todo el proceso judicial.

Elaborar el Registro Oficial Único de víctimas de violencia contra las mujeres. Realizar estadísticas oficiales y actualizadas sobre femicidios. Sólo dimensionar lo que sucede permitirá el diseño de políticas públicas efectivas.

Garantizar y profundizar la Educación Sexual Integral en todos los niveles educativos, para formar en la igualdad y para una vida libre de discriminación y violencia machista. Sensibilizar y capacitar docentes y directivos.

Garantizar la protección de las víctimas de violencia, e implementar el monitoreo electrónico de los victimarios para asegurar que no violen las restricciones de acercamiento que les impone la Justicia.

MARCHA NI UNA MENOS © (5)

Así fue en Mar del Plata, como también en el resto de la Argentina e incluso en otros países del continente, con miles de personas, con los mismos reclamos y la misma consigna, #NiUnaMenos.

Pero entre las banderas, entre aquellos que muchas veces se han movilizado y otros para los que fue una novedad esta consigna, marcharon también derechos que no se cumplen, marcos legales que no llegan, condenas que no se aplican, políticas desactualizadas, denuncias acumuladas en escritorios, insultos, amenazas, golpes, gritos de ayuda, silencios y heridas que en algunas mujeres ya no pueden cicatrizar, porque para muchas ya es tarde. 

Pero lo que ocurrió este 3 de junio estuvo lejos de ser una súplica o un mero pedido. Fue una exigencia, el reclamo de una amplia mayoría y el grito de una herida en carne viva para que el poder político actúe para que #NiUnaMenos deje de ser una consigna y sea una realidad para aquellas que aún están a tiempo.

MARCHA NI UNA MENOS © (10)
MARCHA NI UNA MENOS © (2)
MARCHA NI UNA MENOS © (7)
MARCHA NI UNA MENOS © (6)

Ver más: , , , , ,