Jueves 18 de agosto | Mar del Plata
¡Seguinos!
03/07/2020

Necesita un botón gástrico para su hija y no puede esperar: “Que alguien me escuche”

Victoria denuncia que Incluir Salud no le da respuestas y que en el HIGA solo le dieron una solución transitoria para su hija Abril, con encefalopatía epiléptica.

Necesita un botón gástrico para su hija y no puede esperar: “Que alguien me escuche”
(Foto: ilustrativa / Qué digital)

En el marco de los constantes reclamos que se suceden por los incumplimientos de Incluir Salud en relación a quienes dependen de sus prestaciones, en muchos casos, para vivir, una mamá denunció en los últimos días la difícil situación que atraviesa: su hija Abril padece encefalopatía epiléptica y desde hace tres meses necesita un botón gástrico nuevo.

Días atrás, debido a que el dispositivo actual -indispensable para poder alimentarse- se rompió, Victoria debió llevar a Abril al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) en busca de ayuda y una solución, pero solo se encontró con un hospital en el que las respuestas, según denunció, muy lejos estuvieron de ser las adecuadas. “La quisieron llevar a quirófano para sacar un simple botón”, expuso.

“Que alguien me escuche”. Ese es el pedido de Victoria, quien desde hace varios años se puso al hombro -de la mano de la organización Mamás en Lucha– la tarea de hacer visible el reclamo de quienes dejan todo para intentar darle una mejor calidad de vida a sus hijos e hijas con discapacidad, pese a la indiferencia del Estado. Y pese a los incumplimientos constantes. Y pese a las necesidades urgentes.

En este marco, Victoria relató lo que le tocó atravesar en los últimos días, mientras buena parte de las prestaciones a cargo de Incluir Salud -el programa que permite el acceso a los servicios de salud a madres con siete o más hijos, personas con discapacidad, adultos mayores de 70 años y titulares de Pensiones No Contributivas (PNC), entre otros grupos vulnerables- permanecen suspendidas, debido a los incumplimientos de la obra social, y mientras tampoco cuenta con un servicio de traslado, ya que según confió pese a las promesas oficiales, el dinero que el Municipio les aporta para que puedan llevar a sus hijos e hijas a sus terapias, o incluso al hospital, en su caso hace tiempo que no llega.

“El hospital regional no está preparado para estas patologías”, denunció, al relatar la respuesta recibida por parte de algunos profesionales, quienes cuando se acercó con Abril para que le cambiaran el botón gástrico, ante una situación de salud por demás delicada, le dijeron que el establecimiento “no está preparado” para patologías como la de Abril.

Es que, la ya adolescente tiene encefalopatía epiléptica, retraso severo y movimientos anormales, una enfermedad rara y muy difícil de diagnosticar -y también de tratar- por lo que su abordaje médico es complejo y además, muy caro.

En ese contexto, y tras una serie de consultas con el profesional que atiende usualmente a Abril, los médicos lograron retirarle el botón gástrico roto, pero luego de mucho dolor y varias idas y vueltas. En su lugar le colocaron una sonda, pero Victoria necesita que Incluir Salud le dé una respuesta, ya que asegura desde que hace tres meses intenta gestionar un nuevo dispositivo.

“Nuestros hijos se pueden morir tranquilos. Necesito que el gobernador sepa de este caso y que Montenegro me atienda urgente. Que entiendan que el hospital regional no está preparado para estas patologías”, reiteró a través de sus redes sociales, tras lo vivido en los últimos días.

En ese contexto, y según pudo averiguar Qué digital, desde la oficina local de Incluir Salud se está trabajando en las gestiones para obtener el nuevo botón gástrico para Abril, pero la realidad es que muchas veces los tiempos que implican los trámites no se condicen con las necesidades de los pacientes. Por eso, quienes quieran colaborar de alguna forma con esta familia puedan hacerlo contactándose con Victoria a través del Facebook Mamás en Lucha.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios