Miércoles 01 de febrero | Mar del Plata
¡Seguinos!
05/11/2015

Niñez: “El Estado no siempre llega de la debida forma”

Lo aseguraron desde el Consejo Local de Promoción y Protección, en relación a los menores en conflicto con la ley penal. Además, señalaron que en los últimos años el contexto social se complejizó.

Niñez: “El Estado no siempre llega de la debida forma”
(Foto: ilustrativa / QUÉ Digital)

Intentar comprender el origen de la problemática no resulta sencillo cuando se aborda la situación de los menores en conflicto con la ley penal. Es que, pese a que se trata de chicos, la comisión de un delito cambia rotundamente la perspectiva. Entonces surgen los reclamos de mano dura, se ratifica la idea de que “no hay nada que hacer” y se afirma como una verdad absoluta que se trata de casos irreversibles.

Para Adrián Lofiego, integrante del Consejo Local de Promoción y Protección de los Derechos de los Niños y representante de la Dirección de Niñez y Adolescencia de la Municipalidad, es necesario que haya un abordaje integral de la problemática y para eso todos los actores deben involucrarse, con el objetivo de que los chicos que quedaron fuera del sistema puedan reinsertarse.

“Nosotros recibimos denuncias permanentemente en las que nos piden desde la mano dura hasta institucionalizar a los chicos, meterlos en un lugar para que se reformen o algo por el estilo; son soluciones mágicas que no han funcionado a lo largo del tiempo y no estamos de acuerdo con eso, porque vemos que no tienen resultado”, explicó, en relación a cómo se debe trabajar con los chicos que atraviesan estas dificultades.

En diálogo con QUÉ, en la radio, el profesional consideró que la situación se ha complejizado con el correr de los años y que, además, los cambios en el marco legal también han influido en cómo se trabaja la problemática.“Desde el Ministerio Público Fiscal se planteaba la necesidad de incrementar el abordaje; coincido en eso, pero no en todo lo que se dice, porque hemos tenido un espacio de reuniones para mejorar la comunicación en relación a este tipo de chicos porque no podemos trabajar en forma separada, hay que trabajar en conjunto”, sostuvo, en relación a las críticas del Poder Judicial en cuanto a la contención.

Respecto a cómo, entonces, se debe proceder para avanzar y acompañar a estos jóvenes, para Lofiego “el Estado tiene que ofrecerle la mayor cantidad de alternativas a los chicos para que no vuelvan a cometer delitos”. “Por eso hablaba del marco de la ley, porque las nuevas leyes hablan de que los Ejecutivos deben ofrecer alternativas para poder salir de situaciones complicadas; queda seguir trabajando para que los chicos puedan tener un futuro mejor”, consideró.

A su vez, y en cuanto al contexto social en el que crecen estos jóvenes que hoy llegan a delinquir, el integrante del Consejo Local de Promoción y Protección de los Derechos de los Niños reparó en que “cada uno de estos chicos ha tenido dificultades, problemáticas sociales; no han tenido contención, ni amor y a partir de ahí entraron en un camino complejo y peligroso”.

“Por eso, desde el Estado se intenta trabajar con algunos de estos chicos, pero no hay que taparse los ojos, porque hay que darse cuenta de que el Estado no siempre llega de la debida forma y ahí se entiende la bronca de la sociedad, pero no comparto la idea de mano dura”, apuntó y luego hizo hincapié en la importancia de la prevención.

VIOLENCIA INFANTIL

En ese sentido, afirmó, los operadores que trabajan con los menores “constantemente se preguntan qué hace falta”. “Lo que vemos es que la sociedad se ha complejizado muchísimo y la situación se ha complejizado también; hay un tema que atraviesa mucho a los chicos y que tiene que ver con el maltrato en todas sus formas: psíquica, ética, física, sostuvo, en relación a las causas.

Y finalmente, y en cuanto a qué hacer para revertir la proliferación de la delincuencia juvenil, Lofiego reparó en la necesidad de que se trabaje con el contexto familiar y social en el que crecieron los menores. “Eso lo vemos cuando abordamos al chico que sufrió muchos años y reacciona con violencia a partir de eso; el nivel de complejidad no es el mismo que hace uno, dos o quince años atrás; antes había otro tipo de respeto y hoy eso es muchísimo más difícil”, completó.

Ver más: , , , , , , , , , , , ,


Comentarios