Miércoles 08 de diciembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
10/09/2015

“Ningún empresario de la pesca va a cerrar su planta”

Lo aseguró la viceministra de Trabajo de la Nación, Noemí Rial, en el marco de los reclamos del sector. Además, advirtió: “Tampoco les vamos a permitir que sea el trabajador la variable de ajuste”.

“Ningún empresario de la pesca va a cerrar su planta”
(Foto: QUÉ Digital)

Luego de que los empresarios portuarios hayan vuelto a advertir sobre la situación que atraviesa el sector, la viceministra de Trabajo de la Nación, Noemí Rial, pasó por la ciudad y sostuvo que a partir del diagnóstico con el que cuentan, las empresas “no necesitan cerrar”. En ese sentido, aseguró que “ningún empresario de la pesca en Mar del Plata va a cerrar su planta”, que “no van a permitir” que “sea el trabajador la variable de ajuste” y los desafió a que presenten sus balances.

“El tema puerto es una cuestión muy compleja”, resumió de arranque la viceministra de Trabajo y sostuvo que tanto la Subsecretaría de Pesca, como el Ministerio de Economía y el Consejo Federal Pesquero están abordando la crisis que atraviesa hace años el sector y que se profundizó en el último tiempo.

En cuanto a su análisis de la situación, Rial mencionó como un factor a tener en cuenta la reducción en las compras de los países europeos. “Eran nuestros principales compradores, han bajado notoriamente el pedido de mercadería y no solamente vinculado con la pesca sino todas las economías regionales están sufriendo ese impacto”, entendió y sostuvo que ante este panorama el gobierno “está tratando de sostener la pesca, mejorando el cupo a aquellos que los pide y tratando de incentivar el mercado interno, porque básicamente Argentina tiene un bajo consumo de pescado”.

Que la problemática del empleo en negro sea considerado como un tema secundario en este momento por los empresarios es para la viceministra un “gran problema”. “Los empleadores ahora dicen que el problema no es el de los trabajadores en negro sino el trabajo. Yo no coincido con esa posición. Esa posición de que cualquier trabajo es un buen trabajo nos ha llevado a tener índices no registrados de arriba del 50%“, apuntó y luego aseveró: “No podemos permitirnos esa frase, esa frase hay que desterrarla del lenguaje de los argentinos. Cualquier trabajo no es un buen trabajo”.

Por otro lado y teniendo en cuenta las amenazas concretas de los empresarios sobre la posbilidad del cierre de plantas y despidos producto de la crisis, Rial fue categórica y lanzó un fuerte cuestionamiento y desafío: “Hay que analizar los balances, que me traigan los balances y me demuestren que realmente están en una situación de  crisis que justifica el cierre y ahí nosotros tenemos herramientas como el procedimiento de crisis y el programa de recuperación productiva para ayudarlos”. Así, sumó: “No necesitan cerrar. Ningún empresario de la pesca en Mar del Plata va a cerrar su planta. Y tampoco les vamos a permitir que sea el trabajador la variable de ajuste”.

En ese mismo sentido reparó en que “siempre los empresarios cuando tienen alguna dificultad económica la amenaza que plantean es el cierre o los despidos porque saben que es la manera de llamar la atención al gobierno para que se tomen medidas fiscales o incentivos para beneficiarlos”.

Ver más: , , , , , , , , , , , ,