Viernes 01 de julio | Mar del Plata
¡Seguinos!
30/01/2021

Paseo Hermitage: espacios privatizados sin uso en las playas del centro

Unidades de sombra sin armar y que no son utilizadas se mantienen cercadas en plena temporada atravesada por la pandemia. Una recorrida en fotos.

Paseo Hermitage: espacios privatizados sin uso en las playas del centro
(Fotos: Qué digital)

El panorama se presenta en pleno centro de la costa de Mar del Plata. Ni bien se desciende desde la Rambla, aparece un enorme espacio cercado con sombrillas sin utilizar. Y, algunos metros después, surge una seguidilla de estructuras de carpas que ni siquiera terminaron de ser armadas y algunos sectores hasta tienen pasto sobre la arena producto de la misma falta de mantenimiento que presenta todo el cercado. En el desarrollo de la temporada atravesada por la pandemia del coronavirus que requiere mayor espacio público para garantizar el distanciamiento, el Paseo Hermitage aparece como ajeno a esa realidad.

Tras la polémica surgida durante el gobierno anterior, el de Carlos Arroyo, con el quite de la concesión y la posterior marcha atrás que derivó en la firma de un nuevo convenio -que recién semanas atrás ingresó al Concejo Deliberante tras algunos cambios introducidos por el gobierno de Guillermo Montenegro-, el Paseo Hermitage – Las Toscas sigue en manos del empresario hotelero y mediático Florencio Aldrey Iglesias, quien a fines del año pasado rubricó un nuevo acuerdo con el gobierno por medio del cual sólo abonará por la enorme concesión un canon anual de $1.243.294, es decir, unos $103.607 por mes.

En medio de la pandemia, el balneario uno que forma parte de la concesión presenta en pleno centro de Mar del Plata espacios cercados que no sólo no son utilizados sino que además en ellos hasta se encuentran instaladas estructuras de carpas que ni están armadas en su totalidad.

Es decir, que mientras el espacio público se encuentra limitado cerca de la orilla del mar, parte del espacio privatizado no es utilizado y se encuentra vacío. Lo mismo ocurre con un sector ubicado justo en la bajada de la Plazoleta Almirante Brown, al lado de la Playa Bristol -que es explotada hace años a través de “permisos precarios”-, donde un importante espacio está cercado y destinado a sombrillas que no son utilizadas. Entre balneario y balneario, sólo un pasillo permite el paso hacia el espacio público.

El estado de las cercas que delimita el espacio público del privatizado está lejos de encontrase en condiciones e incluso en algunos sectores de la arena “privada” con carpas sin armar hay pasto producto de la falta de mantenimiento.

Hacia el otro extremo de la extensa concesión, el balneario tres -a diferencia de la temporada anterior- sí aparece solamente destinado al uso público. De acuerdo al convenio que ahora deberá convalidar el Concejo Deliberante, tanto ese sector como en el balneario dos deberán en un futuro funcionar como “playas públicas equipadas, gratuitas y de libre acceso” a cargo del concesionario hasta el final del contrato en 2029.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios