Viernes 14 de agosto | Mar del Plata
¡Seguinos!
15/07/2019

“Perros peligrosos”: Arroyo anunció que se agravarán las sanciones

El intendente dijo que se trabaja sobre modificaciones a aplicar en la ordenanza vigente “para agravar las sanciones” a los dueños. Además, dijo que incrementarán los controles para que no haya perros en las playas.

“Perros peligrosos”: Arroyo anunció que se agravarán las sanciones
(Foto: prensa MGP)

Luego de los diversos hechos de mordeduras de perros que se sucedieron en los últimos días y después que el Concejo Deliberante estipulara la conformación de una comisión de seguimiento para garantizar el cumplimiento de la ordenanza 22.031 -aprobada en 2014- el intendente Carlos Arroyo anunció este lunes que buscan modificar la norma para agravar las sanciones a los dueños que no cumplan con los requerimientos para tener razas de perros consideradas “potencialmente peligrosas”.

El intendente Arroyo encabezó una conferencia de prensa en la cual detalló lo realizado por el Departamento de Zoonosis municipal en lo que va del año y también anunció modificaciones que se busca desde el gobierno establecer sobre la ordenanza 22.031 de Tenencia Responsable de Mascotas en casos de mordeduras o incumplimiento a las condiciones que deben cumplir lo animales a la hora de circular por la vía pública.

“Vamos a cambiar el criterio que se ha tenido en los últimos tiempos con relación al tema de animales. Estamos trabajando sobre modificaciones a la ordenanza vigente 22.031 para agravar las sanciones en caso de descuidos a la hora del manejo de animales de cierto peligro por la potencia en sus mandíbulas”, explicó.

Seguidamente, Arroyo señaló que “el perro no es peligroso por sí mismo, salvo que no se conozca como manejarlo”. Y sumó: “Si sale con correa, collar, bozal y vacunas, nunca va a ser un problema. El problema aparece cuando la persona no es responsable. Los culpables no son los animales, somos los seres humanos que no cumplimos con las normas mínimas de seguridad con respecto a los animales”.

En este marco, desde el gobierno municipal volvieron a recordar que la ordenanza 22.031 vigente desde 2014 en la ciudad establece las condiciones que deben cumplirse como el uso de correa no superior a 2 metros de longitud, collar de ahorque, bozal, vacuna antirrábica y un seguro de responsabilidad civil para la cobertura de posibles daños que puedan ocurrir”.

Además, en el caso de perros potencialmente peligrosos el dueño deberán contar con un microchip de identificación el cual contiene datos del animal y del dueño, las vacunas recibidas, datos del veterinario, entre otros. A su vez, este tipo de animales deben estar inscriptos en el Registro Municipal Canino (ReMCa) antes que cumplan los ocho meses de vida.

Los perros “potencialmente peligrosos”, según la normativa, son los que pertenecen a alguna raza que por su potencia de mandíbula, musculatura, talla y temperamento agresivo pudieren causar la muerte o lesiones graves a las personas u otros animales, como por ejemplo: Airedale Terrier, Akita Inu, American Staffordshire Terrier, American Pitbull Terrier, Bóxer, Bullmastif, Bull Terrier, Cané Corso, Doberman, Dogo Argentino, Dogo Alemán, Gran Danés, Dogo Canario, Presa Canario, Dogo de Burdeos, Fila Brasileño, Gran perro Japonés, Kuvas, Mastiff (Mastín Inglés), Mastín napolitano, Ovejero Alemán, Ovejero Belga, Pastor del Cáucaso, Rottweiler, San Bernardo, Schnauzer Gigante, Staffordshire Bull Terrier, Viejo Pastor Inglés.

También se considera dentro de este grupo a las cruzas de las razas anteriormente nombradas; los que sin pertenecer a las tipologías antes descritas, hayan sido entrenados tanto para defensa como para ataque; los perros que por su tamaño o capacidad de mordedura sean susceptibles de provocar grave daño a terceros; y los que registren más de dos mordeduras en el transcurso del año, en circunstancias tales que demuestren su agresividad.

Por otro lado, en la conferencia de prensa el jefe comunal adelantó que incrementarán los controles respecto a la presencia de perros en la playa, algo que está prohibido también por ordenanza. “Tengo informes con análisis de arena que establece que hay contaminación porque los animales defecan u orinan en la arena y desparraman microbios. Esto puede producir enfermedades. Por este motivo, con personal de Inspección General y de Policía se controlará que no haya perros en las playas”, sostuvo.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,