Martes 07 de febrero | Mar del Plata
¡Seguinos!
22/05/2022

Petroleras: las particularidades del “Proyecto Argerich” al que apuesta el gobierno

Esta semana cerró la primera “instancia de participación” en torno a la perforación del bloque CAN 100, uno de los que está judicializado.

Petroleras: las particularidades del “Proyecto Argerich” al que apuesta el gobierno

Desde hace meses y más allá de la discusión judicial y social en Mar del Plata en torno a la expansión petrolera hacia la costa bonaerense, el gobierno nacional se muestra confiado con el avance de otro proyecto, la perforación del pozo “Argerich 1” que, esta semana, cumplió el primero de los pasos previstos de “participación” de la ciudadanía en el camino a su aprobación. Los detalles del proyecto donde el gobierno nacional pone más énfasis más allá de la numerosas protestas y la traba judicial en contra.

A fines de diciembre, el gobierno nacional autorizó tareas de exploración a realizar por la empresa Equinor en los bloques de la Cuenta Argentina Norte (CAN) 100, 108 y 114, mediante “buques sísmicos”, uno de los métodos para la búsqueda de hidrocarburos. Su aprobación fue materia de cuestionamientos a nivel local y, por ejemplo, ante la falta de participación ciudadana y el posible daño del sonido que implica la exploración en la fauna marina, actualmente está judicializado -y frenado a la espera de una resolución de la Cámara Federal de Apelaciones- con la unificación de distintos amparos en su contra.

Teniendo en cuenta la oposición al método de exploración sísmica y los cuestionamientos a las instancias de participación ejecutadas, casi en paralelo el gobierno cambió su estrategia e inició un camino administrativo -con nuevas instancias de participación pública- para la aprobación de otros dos proyectos. Por un lado, la exploración sísmica del bloque CAN 102 (a realizar por YPF) y otro proyecto sobre el CAN 100 (bloque marino de 15.012 km2 de superficie ubicado a 315 km de Mar del Plata), pero esta vez no mediante exploración sísmica sino por una “perforación exploratoria”.

Leer también:

El proyecto se denomina “Perforación de un pozo exploratorio, denominado Argerich-1 en Cuenca Argentina Norte (Bloque CAN_100)”, a cargo de Equinor pero en asociación con otras empresas: 35% de participación para YPF y 30% para Shell.

Según consta en la información presentada, la profundidad programada para las tareas es de 4.050 metros, lo que incluye una profundidad de agua de 1.535 metros. A diferencia de la exploración sísmica, estas tareas se realizan a partir de la perforación del lecho marino por parte de un buque exploratorio.

Inicialmente se proyectaba la perforación exploratoria para el tercer trimestre de 2022, pero el gobierno estiró los plazos -y confía- en que será el primer pozo a perforar en marzo de 2023. La operación, estiman, durará 60 días.

La principal atención del gobierno en este pozo radica en que ya hay registros sísmicos realizados en 3D por YPF en 2006 y 2007, y otros realizado entre 2017 y 2018 por parte de la empresa Spectrum, a partir de los cuales la información geológica adquirida estima “una importante reserva de hidrocarburos”. Desde el gobierno proyectan, incluso, más de mil millones de barriles.

Leer también:

La expectativa del gobierno aumentó, además, luego de un descubrimiento de la firma Total en la costa de Namibia, donde encontraron un pozo con un potencial de 3 mil millones de barriles y que, según especialistas, es una zona en la que en términos geológicos, hace unos 121 millones de años, esos yacimientos estaban “más cerca” de América del Sur.

IMPACTO AMBIENTAL

Equinor presentó un estudio de impacto ambiental -que estuvo en cuestionamiento durante la “consulta temprana” realizada por el gobierno- en el cual aseguran que prácticamente en todos los escenarios analizados la actividad exploratoria tiene un nivel de riesgo “bajo”.

En él, por ejemplo, se considera que el impacto físico -sobre la atmósfera y la calidad del aire- sería “bajo, moderadamente sinérgico y acumulativo, aunque reversible y de baja importancia”, y centrado en el movimiento de buques de apoyo (desde el Puerto de Mar del Plata) y los helicópteros que sobrevolarán.

Además, descartaron que haya “impactos acumulativos” de ruido submarino entre distintos proyectos hidrocarburíferos en la zona -sobre todo aquellos que conllevan busques de exploración sísmica, hoy en discusión a nivel judicial– por las distancias que hay entre la ubicación del pozo y las distintas zonas explorables.

En términos bióticos, el informe asegura que “no se esperan impactos potenciales” con efecto acumulativo en la fauna marina como resultado de las actividades exploratorias, lo que incluye un “impacto mínimo” a las pesquerías identificadas en el área de estudio. Por otro lado, sostienen que hay una “muy baja probabilidad” de derrames en las tareas de exploración y de trascendencia “menor”.

Leer también:

En caso de suceder esos derrames “menores”, más allá de impactar en especies vulnerables y en peligro del Mar Argentino, en base a “muchos años de datos reales del clima y de las corrientes marinas que fueron estudiados” el estudio asegura que se determinó que el petróleo de esa hipotética surgencia no controlada viajará predominantemente hacia el este y en ninguno de los escenarios simulados llegaría a la costa marplatense.

proyecto argerich

LA PERFORACIÓN EXPLORATORIA

Según se desprende de la documentación presentada por Equinor y disponible en la web, la perforación del pozo exploratorio “es necesaria para determinar la presencia, naturaleza y volumen de posibles recursos de petróleo y gas dentro del bloque CAN 100”.

En caso de encontrar hidrocarburos en cantidades “exitosas”, se prevé que sea “el primer pozo costa afuera en aguas profundas” y proyectan su posterior puesta en producción en un plazo de entre 6 y 10 años.

proyecto argerich

De acuerdo a la información oficial, la perforación se realizará a través de un buque especializado y de grandes dimensiones que no pasará por el Puerto de Mar del Plata ni ningún otro (sí lo harán los dos buques de apoyo). Será una perforación sólo para exploración, no habrá pruebas ni extracciones en esta etapa. Además, se prevé que otros dos buques hagan de soporte y le administren recursos en tanto que un helicóptero será empleado para “cambios de personal”.

Además de no contemplarse “limpieza del pozo” ni “pruebas en el caso de un descubrimiento”, el final de las tareas -que demorarían 60 días-  prevé el “sellado permanente con tapones de cemento” del pozo, independientemente del resultado de la exploración.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios