Pirotecnia: “Se genera un estado de pánico, de urgencia y ansiedad”

Desde la Asociación Ásperger Mar del Plata se refirieron al impacto de los estruendos en las personas con discapacidad, en especial de cara a Navidad y Año Nuevo. Además, cuestionaron la falta de abordaje estatal.

22/12/2018
Pirotecnia: “Se genera un estado de pánico, de urgencia y ansiedad”
(Foto: ilustrativa / QUÉ Digital)

Pese a que hace tiempo existe una tendencia a una mayor conciencia frente al uso de la pirotecnia y son numerosos los indicadores que dan cuenta de este avance, lo cierto es que las fiestas de Navidad y Año Nuevo vuelven a poner el problema sobre la mesa y surge una pregunta: ¿es posible celebrar sin estruendos y explosiones?.

Para Erika Schajnovich Aguirreabogada y titular de la Asociación Ásperger Mar del Plata- la problemática está invisibilizada, porque a buena parte de la población pareciera no importarle el impacto que la pirotecnia tiene no solo sobre los animales, sino también sobre las personas -en especial niños y niñas- con algún tipo de discapacidad como Síndrome de Ásperger, Trastorno del Espectro del Autismo  (TEA) o Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD), entre otros.

“Estoy en contra de la pirotecnia porque afecta a los chicos con TEA, TGD, Ásperger y a los perros de asistencia. Apoyamos que haya una ordenanza que le ponga fin a la pirotecnia por todos los peligros que implica”, consideró Schajnovich Aguirre, quien en diálogo con QUÉ Digital ahondó acerca de los padecimientos de quienes, como ella, sufren particularmente Ásperger.

“Ya de por sí las personas con diagnósticos de este tipo sufrimos una sobrecarga sensorial, eso quiere decir que se nos amplifican los sonidos, los olores, las texturas. La pirotecnia, que te toma de sorpresa y no para y no sabes cuánto dura, pega en el lóbulo frontal y eso genera una alteración terrible”, explicó.

En ese sentido, para la abogada quienes más sufren este tipo de situaciones son los más chicos, porque no saben y no pueden reaccionar. “Nos toma de sorpresa, no sabemos cómo manejarlo. Pasa lo mismo con los animales; en nuestro caso tenemos una perra de asistencia y tratamos de resguardarla. Y hacemos lo mismo con los chicos”, señaló.

Al respecto, Erika se refirió a lo que sienten quienes tienen algún tipo de discapacidad al momento de los estruendos. “El estruendo impacta mucho y genera una situación de estado de pánico, problemas de respiración, taquicardia, un estado de urgencia generalizado y de ansiedad que no se puede controlar ni dominar”, graficó.

Ante este escenario, desde la Asociación Ásperger Mar del Plata se mostraron en contra del uso de la pirotecnia “por todo lo que implica”, ya que a partir de las explosiones y los estruendos “se genera un estado de ansiedad y eso genera un estado de pánico, lo que implica una aceleración de la respiración, mareos, desvanecimientos, taquicardia”. “En chicos con autismo no verbal por ejemplo es mucho más grave porque no puede poner en palabras lo que está sucediendo”, sumó.

FALLA-VALENCIANA-5

En relación al rol del Estado a la hora de generar conciencia, proteger a este sector de la población o al menos intentar disminuir el uso de pirotecnia, para Erika lo que se hace es poco e insuficiente: “No se hace lo necesario y hay una ausencia de políticas públicas en salud, en educación. El autismo, el TGD o el Asperger son síndromes invisibles entonces la gente ignora a este sector de la población”.

Por eso, para la referente de la entidad, hace falta una intervención activa del Estado porque “la gente juzga conductas pero confunde los tantos”. “Hay un negocio muy importante que es el de la pirotecnia y es mucho más rentable el negocio de la pirotecnia que tomar en cuenta las necesidades sociales, educativas y de salud de este grupo etario de la población”, lamentó.

Finalmente, para la abogada no es un dato menor el hecho de que ante este tipo de episodios durante las celebraciones de Navidad y Año Nuevo “si un nene tiene una crisis el Materno está desbordado y ahora con el paro de los trabajadores municipales en las salitas de salud no hay atención”. “Entonces un chico que se descompone y tiene un brote como consecuencia de la sobrecarga sensorial no tiene atención. Y al Estado no le importa esto pese a que está todo concatenado”, completó.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios