Lunes 17 de junio | Mar del Plata
04/05/2016

Serena, entre calles destruidas: “Peligra el ingreso de colectivos”

En este barrio del sur de la ciudad aseguran estar en “crisis”. Desde la sociedad de fomento le reclaman al intendente Arroyo que mejore las calles y pague los convenios atrasados. “Se cortó la cadena de pago, el barrio se viene abajo”, dicen.

Serena, entre calles destruidas: “Peligra el ingreso de colectivos”

Vecinos de Playa Serena denuncian un estado “total de abandono” en las calles de la zona sur de la ciudad y le reclaman al intendente Carlos Arroyo una “urgente” mejora, ya que aseguran que “peligra el ingreso de colectivos en el barrio“.

En el barrio Playa Serena viven unas 4 mil personas divididas en manzanas separadas por calles de tierra, que en cada lluvia se inundan, se vuelven “intransitables”, se vuelven una frontera que separa todavía más al barrio del centro de la ciudad.

La presidenta de la sociedad de fomento de Playa Serena, María Inés Benítez, dice que están viviendo “una crisis terrible” y que “el barrio se viene abajo“. En diciembre le mandó una carta al intendente Arroyo para solicitarle mejoras en el barrio. Dice que nunca obtuvo una respuesta.

Necesitamos que mejore las calles urgente, hay vecinos que no pueden salir de sus casas porque el agua los tapa“, cuenta Inés y agrega que desde hace meses que “no hay mantenimiento en las luminarias y los árboles se caen por el viento“.

La fomentista reconoce que una de las preocupaciones que tienen en el barrio es que a raíz del mal estado de las calles “hay peligro de que se suspenda el ingreso de los colectivos”, como ya ocurrió en verano en el San Patricio debido a la misma problemática. Además, asegura que “el camión de recolección de residuos no pasa por Playa Serena o pasa hasta donde puede”.

Finalmente, Inés explica que la situación económica de la sociedad de fomento de Playa Serena se vio afectada por la crisis que atraviesa el Municipio ya que “se cortó la cadena de pago”. Dice que tienen 16 convenios atrasados y que el último de los cobros fue a mediados de marzo, por un convenio de 2014 por el cual ya había denuncia del empleado.

“La idea es sostener el instituto, no cerrarlo. Pero necesitamos respuestas del intendente”, dice la fomentista.

Ver más: , , , , , , , , , , ,

04/05/2016