Jueves 20 de junio | Mar del Plata
31/03/2016

Policías bonaerenses amenazan con una medida de fuerza

Este sábado entre las 20 y las 22 concretarían una retención de tareas y sirenazo ante la falta de avances en relación al pedido de aumento salarial. Si bien oficialmente no hay ninguna resolución, muchos efectivos planean adherir a la convocatoria.

Policías bonaerenses amenazan con una medida de fuerza
(Foto: archivo / QUÉ Digital)

Ante la falta de avances respecto al pedido de aumento salarial para los efectivos de la Policía Bonaerense, un grupo de policías amenaza con concretar una medida de fuerza este fin de semana. En concreto, se trataría de una retención de tareas, además de un sirenazo, acción que se concretaría este sábado entre las 20 y las 22. Tampoco atenderían los llamados al 911 “mostrando el desprecio que nos están haciendo”.

La convocatoria nació en las redes sociales y son muchos los efectivos que ya manifestaron su intención de adherir a la misma. Sin embargo, oficialmente no hay ninguna resolución de la Policía Bonaerense, que por estas horas atraviesa momentos de cambio a partir de la reestructuración de gran parte de la fuerza.

En lo que hace a la convocatoria, los policías cargan contra la gobernadora, María Eugenia Vidal, a quien acusan de no cumplir con sus promesas. “Gran parte de los 90 mil efectivos que formamos parte de esta familia apoyamos con nuestro voto a María Eugenia Vidal. Hoy a cuatro meses de su asunción y a pesar de haber prometido salarios dignos no hay un peso de aumento”, sostuvieron.

A raíz de esta situación, la propuesta es que el sábado 2 de abril los efectivos concreten entre las 20 y las 22 una retención total de tareas, además de un sirenazo, en el Comando de Prevención Comunitaria (CPC) y las comisarías de la Provincia. Tampoco se atenderían los llamados al 911 durante esas dos horas “mostrando el desprecio que nos están haciendo”.

La amenaza de los policías, inevitablemente, retrotrae al violento acuartelamiento de las fuerzas que se concretó en diciembre de 2013 y que generó un clima de tensión social a partir, también, de un reclamo salarial. Además, se reflota el debate respecto a la sindicalización de la policía: para algunos es una deuda pendiente y para otros algo que jamás debería concretarse.

Ver más: , , , , , , , ,

31/03/2016