Martes 19 de octubre | Mar del Plata
¡Seguinos!
15/09/2021

Protesta de fileteros en el frigorífico Sur Trade: “Venden en dólares y nos pagan centavos”

Desde hace 20 días, 18 trabajadores mantienen una protesta en la planta en reclamo de indemnizaciones tras el cese del trabajo en una “cooperativa trucha”.

Protesta de fileteros en el frigorífico Sur Trade: “Venden en dólares y nos pagan centavos”

Desde hace 20 días un grupo de 18 fileteros y peones mantiene una protesta frente a las instalaciones del frigorífico Sur Trade, en Edison y Guanahani. El origen del conflicto no dista mucho de las precarias formas de contratación que abundan en el puerto de Mar del Plata, con “cooperativas” que son abastecidas por frigoríficos, esconden relaciones de dependencia y de la noche a la mañana desaparecen dejando a la mano de obra en la calle. “Siempre se usó la palabra cooperativa pero es una forma de negrearte”.

El frigorífico perteneciente al empresario Carlos Mata proveía materia prima -merluza- para su procesamiento en una planta de Garibaldi 4735, administrado por la cooperativa “Costa Galana“. Sin embargo, el cese del envío del pescado a la planta por parte de la firma hizo que decenas de trabajadores quedaran sin nada y decidieron reclamar frente al frigorífico junto al Sindicato Obrero de la Industria del Pescado (SOIP), por el envío de la cuota de merluza para que puedan seguir trabajando o bien los reconozca como trabajadores y se los indemnice.

“Por medio de su abogada nos expresó que ya no nos iba a dar materia prima, y que si queríamos podíamos empezar a mandar cartas documento. Nosotros no queremos mandar carta documento. Solo queremos la indemnización o que manden la cuota de trabajo. Nos dijeron que era una empresa en retirada”, describió la situación Silvio, uno de los trabajadores, en diálogo con Qué digital.

Leer también:

Como sucede habitualmente y más recientemente en el conflicto del Frigorífico Mia, los fileteros estaban trabajando para una cooperativa que, sin el envío de la materia prima, dejó de funcionar: “Es una forma de decir cooperativa, porque los de arriba se llevan todo y nos dejan las migajas. Así nomás. Acá siempre se utilizó la palabra cooperativa pero es una forma de negrearte. El jefe de cooperativa se lleva la mayor parte, el trabajador da la mano de obra y el día que ellos no te necesitan más se hacen los que no te conocen. Entonces nosotros tenemos que adoptar este sistema de protesta porque sino no nos escuchan”, dijo y explicó que recurrieron al Ministerio de Trabajo pero les aclararon que no pueden resolver nada ya que se constituyen como un “ente mediador”.

En las últimas horas, en diálogo con Radio Brisas, si bien el empresario Carlos Mata aseguró que “no conocía” la existencia de la cooperativa, reconoció que “a veces” dan trabajo “a terceros con discontinuidad“. No obstante lo cual, aseguró que en todo momento les comunicó a los fileteros que el trabajo “era circunstancial”. Frente a los cuestionamientos de Matta a la protesta y la falta de solución, Silvio manifestó: “Mata no es rehén de piqueteros. Somos trabajadores que le procesamos la materia prima a ellos, que a su vez congelan, exportan y venden en dólares y nos pagan en centavos”.

Según contó el trabajador, la cooperativa tiene a 45 personas a su cargo y recibía materia primera de dos frigoríficos. Sin embargo, solo alrededor de 24 accedió a protestar con la permanencia en las inmediaciones de la fábrica, aunque luego algunos se fueron bajando: “Muchos no aguantaron. Hace 20 días que estamos acá, abajo de una carpa. El resto tiene familia, se enferman y tienen que aflojar”, reflejó Silvio en torno al desgaste.

Leer también:

“No nos queda otra que pedirle que nos indemnice. Nosotros venimos a pedirle la cuota de materia prima, como ya no la quiere dar le pedimos una indemnización, y ellos dicen que no trabajamos para ellos, nos niegan en todo momento. Dicen que somos piqueteros que venimos a pedir planes y que venimos por las elecciones. Nada que ver. Quedamos en el aire porque no nos envían la materia prima“, reiteró.

Frente a toda esta situación, además, se le suma la judicialización del conflicto, ya que, tal como sucedió en el frigorífico Mia, Sur Trade presentó una denuncia pero la jueza de Garantías Rosa Frende descartó el desalojo de los manifestantes: “El fiscal pidió un gesto de buena voluntad para el ingreso de camiones. Nosotros se lo dimos a cambio de que se inicie un diálogo peo la abogada nos tomó el pelo. No hubo diálogo ni se presentaron en el Ministerio de Trabajo en la audiencia que tuvimos ayer”, explicó.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,