Martes 07 de febrero | Mar del Plata
¡Seguinos!
25/01/2023

Remiseros, contra las aplicaciones pero también contra la precarización laboral

La postura del sindicato Uscarra, que no adhirió al paro y denuncia las contrataciones del sector: “Es un problema grave y tan ilegal como el ejercicio actual de estas plataformas”. 

Remiseros, contra las aplicaciones pero también contra la precarización laboral
(Foto: archivo / Qué digital)

Este martes Mar del Plata se vio atravesada por un paro de remiseros y taxistas que duró 24 horas y que incluyó cortes de tránsito en diversos sectores al punto de llegar a bloquear la Ruta 2. El reclamo es dirigido al gobierno municipal y el pedido es que haga cumplir la ordenanza que multa al transporte no habilitado de las plataformas digitales. La medida de fuerza tuvo un alto acatamiento pero hubo un sector que no adhirió, la Unión Sindical de Choferes de Autos Rurales, Remises y Autos de Alquiler (Uscarra), desde donde afirman que el trabajo precarizado en el sector “es un problema grave y tan ilegal como el ejercicio actual de estas plataformas“.

Desde 2019 en Mar del Plata funcionan aplicaciones de transporte de personas en autos particulares como Uber, a la que luego se sumó en noviembre pasado Cabify. Su funcionamiento no está regulado a nivel municipal e incluso una ordenanza de 2019 fijó multas al considerarlo transporte ilegal. Todo cambió en 2022 con un cambio de postura del oficialismo y el impulso de un registro de choferes para habilitar su funcionamiento.

Ese cambio de postura alcanzó un punto álgido de conflicto con la medida de fuerza adoptada este martes por entidades y sindicatos de remises y taxis de la ciudad con el pedido concreto a Guillermo Montenegro para que no permita su funcionamiento. Sin embargo, un sector no adhirió: Uscarra, un joven sindicato creado en 2018 que pelea por tener personería gremial y que tiene su propia postura al respecto, disidente a la de sectores patronales.

Leer también:

“La postura nuestra es estar en contra de la manera en que están trabajando las aplicaciones hoy. La aplicación en sí no es nada ilegal, sino el modo de operar, con autos no habilitados y que no tienen el equipamiento de un remís o un taxi, lo que hace a una diferencia económica. Esto es regular solamente para alguien y no para el otro, donde ellos corren con la ventaja“, dijo al respecto el dirigente sindical José Souto ante la consulta de Qué digital. De todos modos, consideró que al tener “aceptación de la gente”, ese tipo de transporte debe ser regulado por el Estado.

Esa postura difiere de la de sectores patronales al punto tal que no adhirieron a la medida de fuerza: “Al paro no lo apoyamos porque nosotros somos trabajadores en negro, a pesar de que hace cuatro años que venimos reclamando blanqueo para todos los choferes, no para solo un grupo. No hay un solo chofer de remís en blanco, es un problema grave y tan ilegal como el ejercicio de estas plataformas. Entonces diferimos con esa gente por que es la misma que nos está explotando“, explicó Souto.

Se trata de una cuestión que vienen denunciando hace tiempo, al afirmar que de las 715 licencias de remises más alrededor de 300 de remises rurales, en un altísimo porcentaje los 2.500 choferes vinculados al sector no tienen ni siquiera cobertura médica garantizada: “En Mar del Plata o te lleva un titular o te lleva un chofer. El titular se lleva el 50% de lo que hace el auto, el chofer de cada turno se lleva un 25% restante”, graficó.

Leer también:

En consecuencia, aseguran haber realizado numerosas presentaciones ante el Ministerio de Trabajo tanto de Nación como de Provincia, pero sin avances significativos por no tener personería gremial. “Hace 25 años que la personería la tiene otro sindicato que está cerrado y hace 25 años que no hay un trabajador en blanco“, reclamó.

“Desde el Ministerio nos dicen que no nos pueden dar la personería primero porque la tiene este otro sindicato (Sindicato de Empleados Conductores de Remis -SEC-) y segundo porque nosotros estamos en negro y no podemos demostrar una relación de dependencia“, explicó. Eso, también, limita las posibilidades de hacer reclamos: ante la precariedad, “los bajan del auto y listo”, continuó.

De todos modos, aseguran no bajar los brazos: “Nosotros igual tenemos una cooperativa, una mutual, todo formado en conjunto con los compañeros que queremos cambiar esta situación y a pesar de esos que no nos la dejan cambiar”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios