Martes 04 de agosto | Mar del Plata
¡Seguinos!
06/10/2019

Repudian amenazas a trabajadora que registró cómo fumigan cerca de una escuela

La Asociación de Trabajadores del Estado manifestó su preocupación por lo sucedido en Paraje San Francisco y pidió la intervención del gobierno. 

Repudian amenazas a trabajadora que registró cómo fumigan cerca de una escuela
(Foto: Asamblea Paren de Fumigarnos)

Tras la denuncia pública de una trabajadora de la escuela del Paraje San Francisco -quien expuso haber sido amenazada tras registrar con su celular cómo un mosquito fumigaba a metros del establecimiento educativo, pese a que está prohibido-, la Asociación Trabajadores del Estado repudió lo sucedido y pidió la intervención del gobierno municipal, a quien acusó de no hacer cumplir la medida judicial que establece el límite de 1000 metros para la aplicación de sustancias en el Partido de General Pueyrredon.

A través de un comunicado, desde la seccional local de ATE hicieron alusión a lo denunciado por la trabajadora de la Escuela Primaria N°46 del Paraje San Francisco y repudiaron así “las amenazas de las que fue víctima nuestra compañera auxiliar por haber fotografiado el accionar criminal, en un campo de la zona, fumigando sin respetar el límite de 1000 metros de zonas habitadas, establecidos por la Suprema Corte de Justicia, incluidas por supuesto, las escuelas”.

Según denunció la trabajadora que se desempeña como auxiliar de educación, la semana pasada y al dirigirse a la escuela del Paraje San Francisco donde trabaja por el camino que une El Boquerón con Santa Paula -en pleno cordón frutihortícola- registró en su celular a un mosquito que estaba aplicando agroquímicos y cuyo conductor la interpeló con gestos y amenazas verbales.

Pero no solo eso, al identificarla, denunció en diálogo con Radio Residencias que horas después, cuando estaba en la escuela, observó cómo dos personas a bordo de una moto intentaban romperle el auto que se estaba estacionado en el lugar, aunque logró salir a tiempo y vio cómo los agresores huían.

“Hacemos responsable de lo que pudiera ocurrir a la compañera trabajadora, al intendente de General Pueyrredon, Carlos Fernando Arroyo, por no hacer cumplir la cautelar, lo que evitaría las graves consecuencias que este
tipo de químicos tienen para la salud y las amenazas recibidas por la compañera auxiliar, por cumplir con su deber de ciudadana, denunciando gráficamente este accionar”, expusieron desde ATE.

En Mar del Plata, desde septiembre de 2014 rige una medida cautelar -dictada por la Suprema Corte- que suspende varios artículos clave de la Ordenanza 21.296 que regula la aplicación de agroquímicos en General Pueyrredon. Por ese motivo, quedaron sin efecto los artículos que hasta ese momento permitían la fumigación a menos de 1000 metros de centros urbanos.

Además, en junio de este año la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires volvió a ratificar que la medida sigue vigente -hasta tanto se dicte sentencia definitiva- e incluso los jueces le exigieron al gobierno municipal “procurar su efectivo cumplimiento”, teniendo en cuenta que desde la Comuna han pedido en reiteradas oportunidades la anulación de la cautelar, al sostener que la misma “afecta seriamente intereses públicos y privados, causando graves daños a terceros afectados”.

FUMIGACIONES EN LOS BARRIOS, MONEDA CORRIENTE

Lo que sucedió en Paraje San Francisco no es un caso aislado y se suma a las numerosas denuncias que realizan los vecinos y vecinas de los distintos barrios de la ciudad que conviven con campos donde los mosquitos aplican agroquímicos ante la falta de controles de la Municipalidad para hacer cumplir la medida judicial que se los impide, mientras se elabora lentamente una nueva ordenanza para regular las aplicación de sustancias.

Semanas atrás este medio graficaba cómo, por ejemplo, vecinos del barrio Félix U. Camet filmaron el momento en el que se efectuaban fumigaciones en la Estancia La Trinidad, que tiene hectáreas cultivadas en terrenos linderos al barrio, o el caso de los vecinos de Playa Chapadmalal que detectaron la presencia de mosquitos a 400 metros de sus casas.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,