Martes 21 de mayo | Mar del Plata
20/02/2021

Reunión en el Emtur en reclamo por el espacio público del balneario Manantiales

Parte de la Asamblea Luna Roja se reunió con las autoridades y presentaron un nuevo petitorio en el que exigen el cumplimiento “estricto” de la concesión de la playa de zona sur.

Reunión en el Emtur en reclamo por el espacio público del balneario Manantiales
(Fotos: asamblea Luna Roja)

En medio del conflicto iniciado semanas atrás pero arrastrado hace años por la exigencia de una bajada pública y una serie de puntos en torno al espacio público del balneario Manantiales, ubicado en la zona sur del distrito, esta semana parte de la Asamblea Luna Roja se reunió con las principales autoridades del Ente Municipal de Turismo (Emtur) y, además de pedir explicaciones, presentaron un nuevo petitorio para el cumplimiento de las ordenanzas vigentes.

Desde hace unas semanas que en el balneario ubicado en la ruta 11 sur, al lado del emblemático (y también cuestionado) “Luna Roja”, la firma Rivan S.A. que concesiona la unidad turística fiscal (UTF) Arroyo Lobería está en conflicto con los vecinos luego de que éstos exigieran, entre otros puntos, una bajada pública que en más de 30 años de servicio el “Club de Mar” no garantizó a pesar de estar explícitamente impuesta en la concesión.

Ante la falta de respuestas, días atrás vecinos habían logrado abrir por sus propios medios una bajada pública que luego fue cerrada por el privado, y luego reabierta nuevamente: “Colocarán ese alambre usurpador 30 veces más, y 31 veces será quitado“, advertían desde la asamblea.

Es en ese marco que el pasado jueves representantes de la asamblea ciudadana se reunieron en la sede del Emtur con su presidente, Federico Scremin, y otros funcionarios como Marcelo Tovar, director de Unidades Turísticas Fiscales y Carolina Musio, asesora letrada del ente.

Leer también:

En la reunión, desde la asamblea lamentaron que el presidente del Emtur reconociera no haber leído la nota presentada en diciembre sobre las irregularidades de la empresa privada en torno a la concesión de la UTF, ubicada en medio de la Reserva Forestal Paseo Costanero Sur. De la misma manera, recibieron la confirmación que, más de dos meses después de la denuncia presentada por la asamblea y más allá de una multa económica impuesta a la firma ($256.930, el 20% del canon) por irregularidades en legajos de obras, el ente no había realizado inspecciones.

“Replicamos que les habíamos presentado formal denuncia sobre por lo menos 9 infracciones a la Ordenanza 21.524 y también infracciones al Código de Aguas provincial y el de Desagües Naturales, y el artículo 181 del Código Penal, todas ellas merecedoras de imputación de multas e intimación a su urgente regularización”, detallaron desde la asamblea.

Por último, enfatizaron que el ente estaba frente a “la oportunidad de generar una solución transitoria en los tiempos reales de la gente mientras esperamos que “los tiempos de la política” resuelvan definitivamente este despojo sufrido por la comunidad” y que exigen que ninguna obra que pueda modificar el estado actual de la UTF sea llevada adelante “sin consenso social”.

EL PETITORIO

Remarcando los incumplimientos de la firma Rivan S.A. y la necesidad de la población al acceso libre de “discriminación” al territorio de la Reserva y a la playa pública, al menos en los términos planteados en la concesión de las siete hectáreas de bosque marítimo que incluyen la cascada del Arroyo Lobería, desde la Asamblea presentaron una ampliación del petitorio previamente entregado a las autoridades.

El primer punto del petitorio presentado y puntualizado frente al propio Scremin consta de la “urgente restitución” de la bajada pública en la unidad turística fiscal Arroyo Lobería. Además, exigen el “estricto cumplimiento” del plexo normativo en torno a la UTF, lo que incluye por ejemplo la provisión y mantenimiento de baños públicos.

El tercer y cuarto punto del petitorio apuntan a la convocatoria a instancias de “participación ciudadana” a la hora de modificar las condiciones actuales del territorio fiscal concesionado y, por último, la quita de las estructuras de cemento y antinaturales que se encuentran en el cauce del arroyo lobería “modificando la dinámica de las aguas”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

20/02/2021