Lunes 06 de diciembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
09/06/2021

Rigel, tres años: entre la espera por la orden judicial y la búsqueda de indagatorias

En un nuevo aniversario, el foco puesto en la cuestionada salida del buque del Puerto y los reiterados pedidos para que el Estado ejecute el operativo en el casco.

Rigel, tres años: entre la espera por la orden judicial y la búsqueda de indagatorias
(Fotos: Qué digital)

Este miércoles se cumple el tercer aniversario del hundimiento del buque pesquero Rigel en la costa de Rawson. Como desde el primer día, Guillermina Godoy, mamá de Nahuel Navarrete, uno de los ocho desaparecidos, brindó detalles de una lucha atravesada por los largos tiempos de la Justicia y los reiterados incumplimientos del Estado para que cumplan con la orden emitida hace 20 meses y bajen los buzos. 

En tres años fue largo el camino recorrido por las y los familiares en búsqueda de avances en los dos frentes, los responsables de las incongruencias en la salida del buque del Puerto de Mar del Plata el 5 de junio de 2018, y que el Estado se haga cargo de recuperar los cuerpos de los marineros desaparecidos para que sus seres queridos puedan llorarlos en paz. 

Declaraciones testimoniales, falta de documentación, denuncias y amedrentamiento, promesas, una pandemia de por medio y hasta espionaje ilegal fueron algunos de los hechos y acontecimientos que tuvieron que atravesar en estos años y que, a pesar de la espera y el padecimiento físico y mental que conlleva, se trata de una lucha que avanza cada vez un paso más hacia objetivos claves en busca de un precedente elemental.

DEMORA INEXPLICABLE, FALTANTES Y PREFECTOS APUNTADOS

Tanto Guillermina como Hugo Amadeo y Miguel Osorio son los familiares que se mantienen firmes en la causa judicial -todavía en etapa de instrucción caratulada como averiguación de delito- en búsqueda de avances concretos que permitan allanar el camino hacia los responsables de que el buque haya naufragado, sostienen, por causas evitables. Para ello, la reconstrucción de las últimas horas en el Puerto del buque perteneciente a la empresa Pesca Nueva son los momentos mejor documentados y sobre los cuales, además, hay incongruencias.

Según está acreditado en la causa, el buque tenía orden de zarpada a las 15 del 5 de junio, y sin embargo no lo hizo a tiempo. En el marco de las declaraciones testimoniales aportadas por familiares y otros civiles, se conoce que el buque salió entre las 23 y la 1 de la mañana del día siguiente. En el medio, problemas en el motor, inspecciones sin realizar y registros que faltan. El resultado, un barco que no resistió un temporal.

Leer también:

PEDIDOS DE INDAGATORIA PARA EL PERSONAL DE GUARDIA

Entre los últimos movimientos de la causa, en el mes de mayo los familiares presentaron dos nuevos pedidos de medidas de prueba al Juzgado Federal N°2 de Rawson, encabezado por Gustavo Lleral, orientados a que se tome declaración indagatoria a seis prefectos que estaban de guardia ese día en el Puerto, y que lo hagan en calidad de imputados por incumplimiento de deberes de funcionario público.

El primer pedido fue rechazado por el juez argumentado la espera por las medidas de prueba solicitadas en torno al casco y cuya resolución queda pendiente por parte del Estado. Las familias, que lo entienden como un paso independiente en la investigación -en la cual ya habría material suficiente- insistieron con el pedido en las últimas semanas y adelantaron que de seguir denegándose, lo apelarán ante la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia.

La insistencia se basa en las pruebas sumadas a la causa que indican que el buque tuvo problemas con el motor, tuvieron  que cambiar un repuesto y llamar a un electricista alrededor de las 22.30, lo cual demoró aún más la salida del buque. La situación se agrava por la falta de registros de las autorizaciones competentes por parte de Prefectura para intervenir en el desperfecto técnico y en las inspecciones posteriores a la misma, a lo que se suma el desconocimiento de la fuerza de los motivos por los cuales se demoró la zarpada y de la hora exacta de la misma.

“HAY RESPONSABILIDADES QUE SE TIENEN QUE ASUMIR”

“¿Qué pasó, por qué se rompió? ¿Por qué tardó? ¿Por qué salió a las 11 de la noche?”, son algunas de las preguntas que se hacen los familiares, o que al menos esperan que se puedan responder en instancia judicial. “No hay nada de eso. Con eso se prueba que hubo irregularidades y que no actuó como debería haber actuado personal de Prefectura que para eso está. Hay responsabilidades que tienen que asumir”, marcó Guillermina.

Además de las declaraciones de Guillermina y su hijo, Mateo, y mensajes de Nahuel Navarrete certificados por escribano, la causa se nutre de la declaración testimonial de un hombre que habría realizado las reparaciones pero que se limitó a declarar que el barco efectivamente tenía complicaciones antes de zarpar.

En cuanto al rol de la empresa armadora, Pesca Nueva, señaló: “Si bien ellos el barco no lo tenían en condiciones, acá hay alguien que autorizó a salir. Toda la responsabilidad hoy pasa porque no deberían haber salido”

UNA ORDEN INCUMPLIDA Y DILACIONES, UNA Y OTRA VEZ

Para las familias el 9 de octubre de 2019 no es un día más porque ese día lograron que a través de una manda judicial, el Estado deba garantizar la realización de un operativo de inspección interna y externa en el casco que incluye el rescate de los cuerpos que hayan quedado en su interior, el principal reclamo de las familias. Sin embargo, luego de cinco oficios remitidos a la Jefatura de Gabinete, en 2021 todavía no hay novedades al respecto.

Además, siguen esperando que Prefectura confeccione los pliegos correspondientes para ampliar la licitación del operativo a empresas internacionales: “Queremos saber por qué no lo están haciendo. Más allá de la pandemia, la orden está en pie y ellos tienen que cumplirlo. No tiene nada que ver con el recurso económico del que disponga el país”, señaló Guillermina al respecto.

En cuanto al costo del operativo, cabe mencionar solo está presupuestada la primera de las tres partes en que está dividido el operativo, la cual consta de un millón y medio de dólares. “Lo primero es bajar para ver en qué condiciones está para ver qué tipo de elementos técnicos y personal necesitan para hacer la segunda etapa, que sería empezar a inspeccionar y si pueden entrar al casco”, explicó.

Sin embargo, la desazón por la falta de avances significativos en el operativo es inevitable por la importancia de cada minuto que pasa: “El Estado va dilatando todo. Hoy lamentablemente si todavía están desaparecidos y no tenemos las inspecciones del barco, es porque Jefatura de Gabinete está dilatando todo esto. Y mientras sigan dilatando menos pruebas tenemos. Hasta ahora, repito, si no se hizo es por este gobierno. Un gobierno de trabajadores, nacional y popular teóricamente. Y sin embargo es el que está tirando la pelota para no hacer el trabajo”, lamentó.

HUNDIMIENTO DEL RIGEL

El 5 de junio de 2018, el Rigel partió del Puerto de Mar del Plata. Había sido botado hacía 50 años y había pasado recientemente a la tutela de la empresa Pesca Nueva SA. El 9 de junio naufragó frente a la costa de Rawson y finalmente fue localizado tras 23 días de búsqueda.

De sus tripulantes, solo hallaron el cuerpo del capitán y uno de los dueños del buque, Salvador Taliercio, mientras que Nahuel Navarrete, Rodrigo Sanita, Néstor Rodríguez, Cristian Osorio, Rodrigo Blanco, Jonatan Amadeo, Carlos Rodríguez y Pedro Mierez permanecen desparecidos.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,