“El reclamo va más allá de los sueldos, hablamos de dignidad” 

Los profesionales de la salud que se desempeñan en el sistema municipal cuestionaron al secretario de Salud, Gustavo Blanco, y denunciaron falta de insumos, incumplimientos laborales y edilicios y disminución “al mínimo” de la medicación gratuita.

06/01/2019
“El reclamo va más allá de los sueldos, hablamos de dignidad” 
(Foto: ilustrativa / QUÉ Digital)

En medio del conflicto que mantiene paralizada a gran parte de la ciudad a partir de la retención de tareas llevada adelante por el Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) ante la falta de acuerdo salarial con el gobierno de Carlos Arroyo, los profesionales de la salud que se desempeñan en el sistema municipal cuestionaron al secretario de Salud, Gustavo Blanco, y denunciaron falta de insumos, incumplimientos laborales y edilicios y disminución “al mínimo” de medicación gratuita para los vecinos. “El reclamo va más allá de nuestros sueldos, estamos hablando de dignidad y nos vemos en la obligación también de reclamar por los que no pueden”, advirtieron.

Por fuera de la negociación, las asambleas y la cuestión política de fondo en el conflicto, lo cierto es que las extendidas medidas de fuerza afectan la prestación de servicios esenciales más allá de que las guardias mínimas estén  garantizadas. Y en ese marco, con su ya tradicional tono polémico, uno de los funcionarios de Arroyo salió a cuestionar la actitud de los trabajadores.

“Nos perdimos de dar 15 mil vacunas, es como dejar sin vacunar a una ciudad chica. Hay 15 mil personas que no tienen su inmunidad como corresponde y ni te cuento la cantidad de prestaciones que se dejaron de dar desde el 11 de diciembre”, “Tengo al lado mío gente tomando mate que no quiere atender a personas” y “A ellos les importa un cuerno la gente, salvo los médicos de algunas guardias y el personal del SAME”, fueron algunas de las frases que disparó el secretario de Salud, Gustavo Blanco, durante una entrevista en Radio Brisas y que le valieron la respuesta de la seccional General Pueyrredon de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop).

“Nos vemos en la obligación como profesionales de la salud de recordarle las condiciones en las que trabajamos actualmente, para darle un panorama a los vecinos de por qué continúa el reclamo también desde el sector salud”, advirtieron y aclararon que “las guardias mínimas se cumplen en todos los centros de atención primaria (CAPS) incluyendo en la mayoría de los centros entrega y aplicación de anticonceptivos, control de la embarazada y recién nacido, atención a pacientes con tuberculosis y demás consultas que sean consideradas necesarias y no puedan dirigirse a los hospitales de mayor complejidad o UPA”.

Notablemente molestos por los dichos del funcionario, desde el gremio ahondaron acerca de las condiciones en las que se desempeñan. Así enumeraron que, por ejemplo, hubo una “disminución al mínimo de distribución de medicación gratuita” y son los propios profesionales los que organizados en redes conjuntas con visitadores médicos se esfuerzan para “abastecer a la ciudad de la medicación que requiere”. “Sin ir más lejos, en este momento, si alguien necesita enalapril para el tratamiento de hipertensión, la Municipalidad no lo puede abastecer y los visitadores comunicaron que en el 2019 sufrirán una reducción del 30% de entrega de muestras”, graficaron.

En lo relativo a la vacunación -Blanco aseguró que como consecuencia del paro no se aplicaron 15 mil vacunas-  los trabajadores y trabajadoras “invitaron” a la población a recordar “cuántas veces sólo en este año se vio demorada la aplicación de vacunas por faltantes en los CAPS“. “El centro de barrio Libertad ni siquiera dispone de una heladera para la correcta conservación de las vacunas, pero no lo vimos tan indignado al secretario de salud ante estas situaciones como lo está ahora”, subrayaron, en respuesta a los dichos del funcionario.

En esa misma línea, desde Cicop explicaron que en los laboratorios hubo una reducción de los insumos para los análisis necesarios para el correcto diagnóstico de enfermedades, advirtieron que trabajan con “equipos de diagnóstico por imágenes rotos sin arreglo, como el tomógrafo”, hablaron de “centros de salud con goteras y sin mantenimiento alguno” y se refirieron a lo sucedido esta semana en el Centro de Salud Nº2.

“Somos profesionales de la salud y la gran mayoría estamos fuera de la categoría que nos corresponde en el escalafón. Además, los cargos de jubilados no se cubren, disminuyendo así la planta de personal”, sumaron, antes de completar: “Creemos y defendemos la salud pública como un derecho humano esencial; el reclamo va más allá de nuestros sueldos, estamos hablando de dignidad y nos vemos en la obligación también de reclamar por los que no pueden. Abogamos por que este conflicto se solucione lo antes posible pero no a cualquier costo”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios