Lunes 18 de noviembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
16/09/2019

Se fracturó la cadera y espera una prótesis: “Los errores de PAMI son meses perdidos”

Mirta tiene 63 años y, pese a la presentación de un amparo y la vigencia de una cautelar, la obra social continúa dilatando la compra, mientras su salud se deteriora. 

Se fracturó la cadera y espera una prótesis: “Los errores de PAMI son meses perdidos”
(Foto: ilustrativa / Qué digital)

Hace tres años, en Córdoba, Mirta sufrió una caída y se fracturó la cadera. Tras numerosas idas y vueltas -tanto desde el punto de vista médico como administrativo-, este año esperaba poder concretar la operación que, gracias a la colocación de una prótesis específica, le permitiría tener una mejor calidad de vida. Sin embargo, y pese a la presentación de un amparo y la vigencia de una medida cautelar, la obra social PAMI continúa dilatando la compra, mientras su salud se deteriora. “Los errores de PAMI son meses perdidos”, asegura su hijo.

Cansado de las idas y vueltas, y a la espera -una vez más- de una respuesta y una solución por parte de PAMI, Gerardo -hijo de Mirta- le explicó a Qué digital el origen del reclamo, que hoy no solo apunta a lograr avances en el ámbito administrativo sino también en el judicial, luego de que el año pasado su abogada presentara un amparo debido a las demoras y que meses atrás la Justicia dictara una medida cautelar en busca de acelerar los trámites.

De acuerdo a lo que explicó, hace tres años Mirta se cayó mientras se encontraba de viaje y fue en ese marco que sufrió la fractura de su cadera.”La trasladaron, la operaron y a los dos días de operarla la hicieron parar. Ahí notaron que se había salido la prótesis del canal medular y la volvieron a operar, le pusieron otra prótesis”, relató, sobre la primera atención recibida.

En ese sentido, recordó, luego de ambas cirugías, a partir de diversas complicaciones y luego de una tercera intervención su mamá sufrió una infección, que derivó en otra operación -de limpieza, debido a la infección generalizada- y en un tratamiento con antibióticos. Todo esto, mientras Mirta “podía caminar poco y estaba con mucho dolor”.

“Tenía un infección importante, le hicieron unos estudios y decidieron después de unos seis meses sacarle la prótesis -esto fue en noviembre de 2018- y ahí fue cuándo le pusieron un espaciador con antibióticos y un tratamiento antibiótico porque la pierna estaba muy infectada“, puntualizó. Justamente, fue en ese momento cuando Claudia presentó el amparo, a partir de la necesidad de concretarse una cirugía de complejidad.

“Después de eso, se hizo la cirugía, se le fue el dolor. Y ahí se decidió, en febrero de este año ya con el tratamiento antibiótico terminado, pedir la prótesis definitiva de revisión de cadera. (Mi mamá) necesitaba una prótesis muy fina, por el tema del canal medular, y hay pocas en el mercado”, expuso Gerardo, quien cuestionó las demoras, en especial debido a una serie de errores de carga o inconvenientes del tipo técnico en relación a la prótesis necesaria.

Es que, de acuerdo a lo que puntualizó, el problema es que dado el cuadro de su mamá, no todas las prótesis son adecuadas. Y pese a que esta situación fue abordada y analizada con las autoridades de PAMI, tanto formal como informalmente, lo cierto es que desde febrero y hasta la actualidad, han sido casi nulos los avances, pese a que desde abril hay una medida cautelar que le ordena a la obra social concretar la compra y la operación.

“Se perdió mucho tiempo, mi mamá tiene mucho dolor, está postrada o en silla de ruedas, no tiene calidad de vida. Está muy angustiada y ya no sabemos qué hacer. Los errores de PAMI son meses perdidos, porque desde la primera licitación se perdió un mes y así sucesivamente. Nunca se presentaba el ofertante de lo que mi mamá necesitaba”, criticó.

RECLAMOS ANTE PAMI Y ANTE LA JUSTICIA

En este contexto, la abogada de la familia, Claudia, repasó, respecto a las acciones administrativas y judiciales, que el amparo fue iniciado en noviembre del año pasado y luego se amplió, en marzo de 2019, con el pedido de la prótesis requerida, ante la falta de avances de los trámites administrativos.

“Para fines de febrero de este año, ella estaba en condiciones de entrar en cirugía. Se hizo el pedido en PAMI, se inició el amparo. Y en abril se dictó una cautelar donde se hizo lugar a la compra de la prótesis con una medida determinada”, enfatizó.

Y respecto a la respuesta de PAMI, la abogada cuestionó el paso del tiempo y el desgaste físico y psicológico de Mirta, teniendo en cuenta que ya se concretaron más de seis licitaciones y aunque PAMI dice que ha intentado cumplir “no lo hizo porque se hacen mal las licitaciones, se intentó comprar material que no servía”.

“Todo eso fue demorando más la situación y en el medio hubo intimaciones de todo tipo a PAMI, con multas obviamente, pero PAMI ni siquiera ante las intimaciones ha contestado nada en el expediente y eso muestra un desprecio total: no explican nada, ni siquiera dicen que está en trámite”, graficó la letrada, quien confió que por ese motivo ya se solicitó el paso de las actuaciones a la justicia penal por el delito de desobediencia a una orden judicial: “Estamos a la espera de la resolución del Juzgado, porque aunque hay un amparo y desde abril hay una medida cautelar, PAMI no la cumple”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,