Domingo 08 de diciembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
01/09/2015

Situación de calle: un censo, trabajo en red y más paradores

Tras la primera jornada de concientización sobre la realidad de quienes viven en las calles de Mar del Plata, desde Nada es Imposible proyectaron una serie de medidas integrales para mejorar la calidad de vida de las personas.

Situación de calle: un censo, trabajo en red y más paradores
(Foto: archivo/QUÉ Digital)

Días atrás se llevó a cabo en Mar del Plata la primera jornada de concientización sobre las personas que viven en la calle. El encuentro dejó disparadores que se tradujeron en un documento que los organizadores, nucleados en la ONG Nada es Imposible, compartieron para dar a conocer distintas propuestas para ayudar a mejorar la calidad de vida de quienes están en situación de calle.

La Asociación Médicos del Mundo define a la situación de calle como “aquel conjunto social vulnerable privado de bienes materiales, simbólicos, de soporte social y de infraestructura permanente que está constantemente en situación de sobre-vivir ‘en o de’ la calle como única opción”.

Tras la jornada que consistió en seis horas de charlas y debates sobre este tema surgió como una necesidad la idea de llevar adelante un censo, como primera medida, para generar un registro en el que se ahonde en la situación legal, cultural, familiar y de salud.

En Mar del Plata, distintas organizaciones sociales que trabajan sobre esta problemática calculan que hay entre 250 y 280 personas (hombres, mujeres y niños) en situación de calle. Desde la Municipalidad afirman que son muchos menos. Sin embargo los números son estimaciones, ya que actualmente no existe un registro.

A su vez, desde Nada es Imposible propusieron en simultáneo la creación de un registro de todas las ONG, instituciones, grupos y vecinos que llevan adelante un trabajo social y voluntario sobre esta problemática, con el objetivo de optimizar los recursos.

El trabajo en red, según entienden desde esta ONG marplatense, es fundamental. Por eso remarcaron que “la estrategia pasa por una intervención en la red del sujeto con el  propósito de desarrollarla operativamente en función de los problemas y necesidades de éste, reconstruirla o sustituirla en caso de disfuncionamiento y de construirla cuando no existe”.

Para canalizar este trabajo, coincidieron en la necesidad de establecer “un canal de comunicación común” para todas estas entidades y personas que trabajan para mejorar la calidad de vida de quienes duermen en la calle para contar con “un seguimiento acorde, rápido y efectivo y que favorezca la interrelación” a través de encuentros mensuales y del uso de las redes sociales.

CAPACITACIÓN, LA CLAVE

Contar con las herramientas -gracias a una capacitación- para poder llevar adelante un trabajo exitoso que permita revertir la marginalidad de quienes viven en la calle es otro de los puntos salientes en las conclusiones elaboradas tras el encuentro.

La referente de Nada es Imposible, Florencia Toledo, señaló en este sentido la posibilidad de “poder brindarles capacitaciones que le permitan reinsertarse, sociabilizarse y recuperar así su identidad, dignidad y derechos”.

Nada es Imposible

Representantes de distintas instituciones y personas en situación de calle asistieron a la jornada de concientización (Foto: Prensa Nada es Imposible)

En este mismo marco, impulsaron la conformación de grupos reflexivos en los que se puedan “compartir experiencias entre personas que hoy están en situación de calle, aquellas que han podido superar esa situación y trabajadores profesionales”.

EL ROL DEL ESTADO

Desde Nada es Imposible marcaron tres ejes de trabajo que apuntan directamente a la intervención del Estado.

En primer lugar, la creación de un programa de asistencia integral para personas en situación de calle, como ya había anunciado el secretario de Desarrollo Social del Municipio, Martín Aiello, durante la jornada realizada días atrás.

A su vez, hablaron de la creación de paradores municipales, con el objetivo de generar “espacios físicos adecuados para brindar alojamientos temporarios, asistencia médica inmediata y un abordaje de la problemática de cada persona”.

El tercero de estos ejes le apunta a la responsabilidad social empresaria y al compromiso del Estado en este sentido, para así “fomentar convenios con empresas y organismos públicos y privados con la finalidad de contar con mayores herramientas, con un mayor compromiso social de todos los sectores y para hacer más efectivo el trabajo en red”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,