Jueves 20 de junio | Mar del Plata
27/05/2021

Son trabajadores estatales pero tienen que pedir bolsones de alimentos para subsistir

Se desempeñan en el Centro de Admisión y Derivación de menores. Parte de ellos no cobra desde noviembre, mientras otros esperan pases a planta. La situación fue denunciada por el gremio ATE.

Son trabajadores estatales pero tienen que pedir bolsones de alimentos para subsistir
(Foto: archivo / Organismo de Niñez y Adolescencia)

La precarización laboral entre los trabajadores del Estado es mucho más habitual de lo que habitualmente se cree o se conoce, pero en las últimas horas desde la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) dieron a conocer una situación límite: trabajadores del Centro de Admisión y Derivación de menores de Mar del Plata no cobran desde noviembre y deben acudir a bolsones de alimentos para subsistir mientras otros esperan un demorado pase a planta transitoria.

El Centro de Admisión y Derivación de Batán es un establecimiento dependiente del Organismo de Niñez y Adolescencia de la Provincia de Buenos Aires, y puntualmente se encargan de asistir a aquellos menores en edad no punible que cometieron o están sospechados por algún delito, es decir, un rol clave en la reinserción y atención de juventudes altamente vulnerables.

Si bien las denuncias de precarización en este organismo no son nuevas, en medio de la pandemia de coronavirus, la crisis económica, la falta de cobro y las promesas de pases a planta, las necesidades de respuestas del Estado como empleador se volvieron aún más imperiosas.

En cuanto a las y los trabajadores del CAD, desde ATE relataron que comenzaron a ejercer entre 2018 y 2019 en calidad de monotributistas contratados, lo que conllevó irregularidades en sus ingresos e, incluso, casi cien días sin cobrar sus sueldos. A pesar de ello, destacaron, siguieron ejerciendo sus funciones.

En ese sentido, repararon en los anuncios del gobernador Axel Kicillof de mediados de 2020 en torno al “pase a planta transitoria de trabajadores y trabajadoras declarados esenciales”, en los cuales aseguran estaba incluido este sector de la Niñez pero que, al momento, no fueron efectivizados los pases de su totalidad.

Incluso, aseguran, una parte de los trabajadores directamente dejó de percibir sus salarios en noviembre de 2020, lo que los empujó a una situación límite: tener que depender de la adquisición de bolsones de alimentos para subsistir.

Su trabajo, además, está atravesado además por sus propias particularidades, por ejemplo, la distancia del CAD con el centro de la ciudad: unos 17 kilómetros que solo pueden ser atravesados en transporte público, con el gasto que conlleva frente a sus salarios de monotributistas o, incluso, la falta de salarios.

En cuanto a su rol dentro del CAD -el cual siguieron ejerciendo a pesar de las irregularidades salariales- señalaron que debieron “salir a sostener las situaciones en los barrios y recibir a los jóvenes en las instituciones”, con todo lo que eso implica en la pandemia de coronavirus. “Están considerados personal esencial y exponen su salud e integridad física y psicológica, sin siquiera percibir el salario“, repararon.

Frente a las demoras en los pases a planta que restan y en el pago de sus salarios, aseguran que la respuesta que obtienen de la Provincia es que se trata ni más ni menos que de “los tiempos que tardan los trámites administrativos del pase”, indicaron desde ATE.

En consecuencia, exigen no solo que se termine con la precarización laboral de las y los trabajadores que aún se encuentran en condiciones irregulares de contratación sino que, además, se regularice el pago de sus salarios.

El Estado provincial es garante de derechos, por lo tanto no puede seguir albergando trabajadoras y trabajadores precarizados, quienes día a día dan su tiempo y energía para hacer de esta comunidad un mejor lugar para todos”, concluyeron desde el gremio.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

27/05/2021