Subzona 15: la persecución y una lista de “subversivos” en el diario 

Fernando Hallgarten fue secuestrado en agosto de 1976 y su familia solo supo que llegó a estar en la Base Naval. El relato de su hermano, que como él apareció mencionado en el diario La Capital en un listado de “prófugos”.

14/04/2019
Subzona 15: la persecución y una lista de “subversivos” en el diario 
(Fotos: archivo / QUÉ Digital)

Lo que más lamentan Fabián y Claudio Hallgarten es que su mamá, que desde aquel 26 de agosto de 1976 no dejó de su buscar a su hijo, no pueda estar presente en un juicio que, sostienen, llegó 43 años tarde. Lamentan que ella no pueda llegar a conocer que, al menos, se hizo justicia “con los que realmente son culpables”. Fernando Hallgarten fue desaparecido porque militaba en Montoneros y sus hermanos recuerdan solo haber conocido un paso suyo por la Base Naval desde el secuestro.

Fabián también tuvo que exiliarse algunos meses después y recuerda que tanto su nombre como el de su hermano aparecieron en un artículo del diario La Capital que daba cuenta de “subversivos” que se encontraban en calidad de prófugos. Así, su familia fue “totalmente destruida, desmembrada”, lamentan hoy los hermanos al prestar su testimonio en el juicio por delitos de lesa humanidad que se lleva a cabo desde hace un año en el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata y que tiene a 43 imputados por delitos cometidos en la Subzona 15 -ámbito jurisdiccional, compuesto por las áreas 15.1 y 15.2- y dentro de los centros clandestinos de detención conocidos como “La Cueva” y Base Naval.

Fernando Hallgarten se desempeñaba como albañil en el barrio Pompeya y realizaba trabajos de ayuda social en distintos lugares, entre ellos en el barrio Libertad. Fue secuestrado en la vía pública el 26 de agosto de 1976 pasadas las 20 cuando se dirigía a la zona de 11 de septiembre y España, donde habitualmente se encontraba con su madre.

lesa humanidad juicio

Su hermano Fabián fue el primero en exponer ante los jueces Roberto Falcone, Mario Portela y Alfredo Ruiz Paz y ante preguntas de los fiscales Juan Pablo Curi y Eugenia Montero, y recordó que Fernando militaba en la Juventud Peronista al momento de su desaparición. Si bien él al momento del hecho estaba viviendo en Buenos Aires, contó que a los pocos días de lo sucedido fue informado por compañeros de militancia de su hermano y también por su madre.

“Ahí empezó el recorrido de mi madre por comisarías, por el GADA, por la Base Naval, por la Policía Federal presentando habeas corpus“, rememoró y destacó que tras ello la casa de su madre y donde también permanecía su hermano Claudio sufrió numerosos allanamientos. En uno de ellos los militares revolvieron todo e incluso rompieron muebles y objetos de valor.

En este contexto, y con el paso del tiempo, Fabián recordó que un hermano de su madre, que era amigo de un excomisario de la Policía Bonaerense, consiguió la información hacia fines de 1976 que daba cuenta de que Fernando “estaba (en la Base Naval) a cargo de un teniente que se llamaba Julio Cesar Falcke, que estaba vivo”. Eso, remarcó, sería lo único que sabrían sobre el posible destino de su hermano.

JUICIO SUBZONA 15 LESA HUMANIDAD TRIBUNAL FEDERAL  (1)

Al irse un poco más atrás en el tiempo, el hombre recordó que hacia 1975 empezaron a sufrir la persecución cuando ambos militaban en la Unión de Estudiantes Secundarios y así explicó que ante los allanamientos que empezaron a sucederse en su casa ambos habían decidido mudarse. Incluso recordó que él llegó a estar detenido unos 15 días, cuando era menor de edad, y luego fue liberado.

Algunos meses después de la desaparición de Fernando, Fabián decidió exiliarse e irse a vivir Alemania. Eso se vio empujado por todo el contexto de persecución y miedo, y como parte de ese contexto recordó que tanto su nombre como el de su hermano aparecieron mencionados “en un artículo del diario La Capital con fecha del 27 de noviembre de 1976 en el que aparece una lista de ‘posibles subversivos prófugos de la Justicia’”, pese a que Fernando ya había sido secuestrado.

“La desaparición fue una desaparición forzada por sus ideales políticos y humanos, nuestra familia fue totalmente destruida, desmembrada; viví en el exilio hasta 1983. Mi madre no cesó nunca en la búsqueda de mi hermano, no logró poder ver este juicio que llega 43 años tarde. Es un daño irreparable y nadie puede devolver lo que nos han robado”, expresó Fabián al cerrar su declaración.

Y Claudio, su otro hermano, completó: “Lamento que no esté mi madre, que luchó tanto por saber el paradero de su hijo, con tanto sufrimiento y dolor. Recién ahora, después de tantos años, espero que se haga justicia con los que realmente son culpables“.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios