Cementerio: tensión al trasladar el cuerpo del dueño de Manolo

En medio de la retención de tareas, los restos de Juan Manuel Santurián debían ser depositados en un panteón. Dos funcionarios del gobierno de Arroyo fueron a presionar al personal municipal y ellos mismos terminaron guardando el cuerpo.

22/12/2018
Cementerio: tensión al trasladar el cuerpo del dueño de Manolo
(Fotos: QUÉ Digital)

El crimen de Juan Manuel Santurián, uno de los propietarios de “Manolo” -seguido del suicidio del homicida Miguel Ángel García- conmocionó a Mar del Plata el martes por la mañana. Tras ello y en el marco de las primeras horas de la investigación judicial, debido a que el hecho ocurrió en medio de la medida de fuerza de los trabajadores municipales, se generó una fuerte polémica al despedir los restos de la víctima y efectuar su traslado ante la inactividad de los servicios en los cementerios, situación en la que dos funcionarios del gobierno de Carlos Arroyo debieron intervenir personalmente para que se guardara el cuerpo en un panteón.

La noticia de la muerte de Santurián recorrió el país a partir del hecho en sí mismo pero también debido a la popularidad nacional de la firma reconocida principalmente por sus tradicionales churros.

Juan Manuel Santurián, de 63 años, fue encontrado sin vida y con varios impactos de bala en el sector de las cocheras ubicada en el subsuelo de un edificio situado en la avenida Libertad y Salta. Junto a él también se halló al cuerpo de su exsuegro, Miguel Ángel García, de 70 años, quien efectuó los disparos y luego se suicidó.

HOMICIDIO Y SUICIDIO EDIFICIO LIBERTAD Y SALTA MANOLO  (10)

Los restos del titular de Manolo fueron despedidos por su familia y decenas de seres queridos en la sala velatoria Sampietro, pero el problema se generó al trasladar su cuerpo al cementerio de La Loma, ubicado en Alem y Almafuerte.

Según pudo saber QUÉ Digital, el conflicto que se generó con el traslado en medio de la medida de fuerza que hace casi dos semanas sostiene el Sindicato de Trabajadores Municipales. Dos funcionarios del gobierno de Carlos Arroyo fueron personalmente hasta el cementerio visiblemente molestos con el personal municipal que allí trabaja: como informó este medio días atrás, no se está trabajando en los nichos ni el crematorio; y solo se están cubriendo entierros con guardias mínimas.

Pese a que el cuerpo era el del propietario de Manolo, empresario reconocido de la ciudad, esto no influyó en la postura del personal del cementerio, que junto al sindicato sostiene la medida de fuerza en reclamo de una recomposición salarial digna y no está prestando servicios.

En este caso, se requería que el cuerpo de Juan Manuel Santurián fuera depositado en el panteón de la comunidad española ubicado dentro del cementerio. El personal se mantuvo firme en la postura: mientras persista el conflicto, todos los cuerpos van a depósito a menos que sean enterrados y, en ese caso, deben ser trasladados al otro cementerio de Mar del Plata, el Parque, ubicado en el extremo sur de la ciudad.

De acuerdo a la información relevada por este medio, desde Sampietro comunicaron al cementerio el “servicio directo” que se requería para el hombre que resultó víctima de este crimen que se convirtió en noticia nacional. El personal municipal informó que debido a la medida de fuerza, el cuerpo sería enviado a depósito.

 

Discusión mediante, cerca del mediodía de este jueves, el presidente del Ente Municipal de Servicios Urbanos (Emsur), Eduardo Leitao, “llegó furioso al cementerio” junto al secretario de Gobierno, Alejandro Vicente -quien acompañó al funcionario de quien depende el servicio de cementerios- y comenzó a exigir a los trabajadores que, pese a la medida de fuerza, llevaran sí o sí el cuerpo de Santurián al panteón correspondiente, contratado por su familia.

LEITAO

La situación se tornó aún más tensa ante la negativa del personal municipal, decidido a no firmar la documentación necesaria y cerrar el trámite para autorizar el traslado al panteón. Los funcionarios insistieron y con la presencia -luego- de personal de la casa velatoria Sampietro, los propios secretarios se ocuparon con sus propias manos y algo de ayuda de llevar el cuerpo de Santurián al panteón.

El caso lógicamente trasciende por la masividad que tuvo la noticia del crimen de Santurián. Sin embargo no fue el único. Según pudo saber este medio, en lo que va de la retención de tareas los funcionarios intervinieron también en el depósito de otros cuerpos de personas recientemente fallecidas.

Ayer, sin más, el propio intendente Carlos Arroyo se hizo presente en el mismo cementerio junto a personal policial por el caso de una menor de edad también fallecida. Los trabajadores, mientras tanto, se mantienen firme en la medida de fuerza.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios