Tiene 8 años y donó $12 a Nuevo Amanecer para pagar la luz

Juan Francisco le escribió una carta a los trabajadores y les dio sus ahorros “para ayudarlos hasta que consigan la tarifa social”. Se trata del sobrino de Martín Campos, el joven asesinado en 2013. Este fin de semana lo recibieron en la fábrica.

22/05/2016
Tiene 8 años y donó $12 a Nuevo Amanecer para pagar la luz

Juan Francisco tiene solo ocho años. Su corta edad no fue obstáculo para unir la creatividad, la ingenuidad y la solidaridad en un acto desinteresado para con los trabajadores de la cooperativa Nuevo Amanecer: les escribió una carta y “para ayudarlos hasta que consigan la tarifa social” les donó los 12 pesos que tenía en sus ahorros.

Días atrás Juan Francisco y su mamá, Maite Campos, habían ido a la fábrica de Nuevo Amanecer. Maite decidió sumar su firma a la planilla puesta a disposición de los vecinos para apoyar que la cooperativa sea beneficiada con la tarifa social, ante los abusivos aumentos que impuso el Gobierno nacional para la luz y el gas.

Luego de la firma vinieron las preguntas del menor y su interés por conocer en qué situación están quienes producen la leche y productos lácteos que consume. Su mamá, Maite, le resumió la realidad de esta cooperativa y sin dudarlo Juan Francisco decidió tomar los ahorros de su alcancía y escribir sobre una hoja una carta para Nuevo Amanecer:

“Hola trabajadores de la cooperativa Nuevo Amanecer. Les quería dar estos 12 pesos que ahorré. Sé que no es mucho pero quería ayudarlos a pagar los servicios hasta que consigan la tarifa social”.Juan

Juan Francisco es sobrino de Martín Campos, el joven de 31 años que fue asesinado el 24 de marzo de 2013 en avenida Colón y 242 por dos sujetos que le robaron $20 y el celular, para luego apuñalarlo en el pecho. Su madre, hermana de la víctima, se mostró orgullosa y emocionada por el gesto de solidaridad que tuvo su hijo.

“Después de que escribió la carta, Matías, el papá, se la llevó a la gente de Nuevo Amanecer. Después Pedro, el encargado, nos escribió emocionado y nos dijo que habían leído su carta en la fábrica y que a más de uno se le había escapado una lágrima. Me dijeron que querían conocerlo y que no podían creer lo que Juan había hecho. Mucho menos cuando supieron que tenía solo ocho años”, relató Maite en diálogo con QUÉ.

Desde ese día hasta este sábado en el que Juan Francisco fue recibido por los trabajadores, la espera fue ansiosa. “Salimos estos días a hacer los mandados y Juan le decía a la gente ‘mañana tengo que ir al Amanecer’ y hasta les explicaba por qué. Los comerciantes alzaban la cabeza. Qué maravilla, decían. Yo le explicaba ‘no es lo que vos hacés, sino que la gente está tan triste que cuando les das una buena noticia los acaricias en el alma’”, continuó su mamá.

Este sábado finalmente llegó el día. Juan fue por la mañana a la fábrica de Nuevo Amanecer ubicada en avenida Luro y Tierra del Fuego. Los trabajadores lo recibieron, lo abrazaron, se volvieron a emocionar. Le regalaron una gorra con el logo de la empresa recuperada, caramelos y algunos productos más.

En diálogo con este medio, el presidente de la cooperativa, Fabio Pandiani, se mostró sorprendido y orgulloso por el gesto de Juan Fracisco: “La verdad es que un gesto muy importante para nosotros. Esto no da fuerzas para seguir adelante, nos devuelve el esfuerzo que hacemos. Estamos muy agradecidos a Juan y su familia, por eso lo invitamos porque lo queríamos conocer. Cada vez que ocurren este tipo de cosas, nos moviliza mucho. Vale la pena todo cuando pasa algo así”.

Maite simplemente está orgullosa de lo que por su propia voluntad hizo Juan Francisco, con sus tan cortos y enormes ocho años de vida. “Lo que hizo fue un gesto increíble. Y no se quedó con eso. Me decía después ‘compramos la leche y la donamos a un comedor o donde haga falta’. Seguía pensando cómo hacer el circuito de la ayuda. Tiene una creatividad, una ingenuidad y una solidaridad que nosotros como su familia no podemos menos que alentar”.

La visita a la fábrica terminó con un pedido. Luego de la carta y sus ahorros, Juan le pidió a los trabajadores un favor: que pegaran la foto de su tío, Martín Campos, para que lo tuvieran presente y la comunidad no olvide la impunidad de su caso. Naturalmente los trabajadores de la cooperativa accedieron.

Maite contó por último que desde la muerte de Martín, Juan Francisco acostumbra ir a cada marcha que su familia organiza para exigir justicia por su tío. Atesora carteles y objetos de cada movilización en su habitación por decisión propia.

“Siempre está rodeado de gente que trabaja en ONGs”, dijo su madre y repitió una frase que no solo le gusta, sino que también tiene mucho de cierto: “Los pibes saben cuál es el camino”. Juan Francisco tiene ocho años y eligió darle un Nuevo Amanecer a la cooperativa.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios