Jueves 20 de junio | Mar del Plata
11/10/2015

Treinta años de militancia, toda una vida de feminismo

Nina Brugo tiene 71 años y este es el 30º Encuentro Nacional de Mujeres del que participa. Nació en Paraná y vive en Capital Federal, pero todos los años está presente en los eventos. “Voy a seguir participando mientras la vida me regale estar aquí”, dijo.

Treinta años de militancia, toda una vida de feminismo
(Foto: QUÉ Digital)

Recuerda que cuando nació el movimiento, allá por el año 1985, eran solo mil las mujeres que se reunían para darle forma a la lucha. Dice que con el correr de los años, todo fue cambiando “cuantitativa y cualitativamente”. Asegura que todavía falta mucho y que “el Estado no tiene políticas públicas suficientes”, pero repara en la importancia de la unión.  “Voy a seguir participando mientras la vida me regale estar aquí”, reafirma, con una sonrisa en el rostro.

Nina Brugo tiene 71 años y hace treinta que participa activamente de todos los Encuentros de Mujeres. En esta 30º edición, vino de Capital Federal a Mar del Plata y se sumó a las 55 mil mujeres que llegaron a la ciudad para participar del multitudinario evento, debatir sobre políticas de género y empoderar un movimiento que no para de crecer.

Ella es abogada, está casada desde hace cuarenta años -“con un feminista, como no podía ser de otra manera”, acota- y tiene dos hijos y dos nietos. Nació en Paraná, Entre Ríos, pero a los 18 años se fue a vivir a Capital Federal para estudiar Derecho. Se recibió, comenzó a trabajar, vivió el exilio durante la última dictadura militar y se sumó al feminismo, algo que dice la define.

“Soy una militante de la vida y de la Agrupación Evita en los años ‘60”, relata y asegura estar sorprendida al ver cómo ha crecido el Encuentro “cuantitativa y cualitativamente”. “El primer encuentro tuvo alrededor de mil personas y ahora somos 60 mil”, afirma y considera que “hay mayor conciencia” y que el feminismo ha ido creciendo con el correr de los años.

encuentro de mujeres 01

Entre las 55 mil mujeres allí estuvo Nina Burgos, una vez más. (Foto: QUÉ Digital)

En ese sentido, y tras ser vitoreada por el público durante la apertura, Nina refuerza la idea de que “la conexión con las compañeras es la manera de ir empoderándonos”. “Falta mucho, el Estado no tiene políticas públicas suficientes y yo voy a seguir participando mientras la vida me regale estar aquí”, asegura.

Para Nina, la amplitud generacional que se vive en los Encuentros es algo “maravilloso”. “Estoy aprendiendo todo el tiempo, los nuevos códigos, las nuevas tecnologías”, enfatiza y dice que hoy, a sus 71 años, su objetivo es “seguir en la vida y para eso me tengo que adecuar”.

ANTE TODO, FEMINISTA

Ante la pregunta respecto a su familia, la militante reitera y aclara: “Mi rol fundamental es ser feminista, más allá de ser madre y esposa”. “A mis hijos les ha costado entenderlo, porque muchas veces los he dejado para ir a los Encuentros, pero lo van comprendiendo con el tiempo; es parte de lo que soy y es lo que me define”, concluye, antes de fundirse en un abrazo con una de sus compañeras y continuar siendo parte, por trigésima vez consecutiva, del Encuentro  Nacional de Mujeres de Argentina.

Ver más: , , , , , , , , , , , ,

11/10/2015