Viernes 27 de noviembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
29/05/2020

Un basural de promesas: “Hicimos que les creímos y levantamos el acampe”

Las y los recuperadores desistieron de continuar con el bloqueo en el predio ante el pedido y las promesas de las autoridades. “Volvimos con los bolsillos pelados, cansados, pisoteados”, lamentaron.

Un basural de promesas: “Hicimos que les creímos y levantamos el acampe”
(Foto: archivo / Qué digital)
Sebastián Alí

Autor: Sebastián Alí

[email protected] @aliseba4

Las y los recuperadores sienten que los están “pisoteando”, tal como lo repiten una y otra vez, en cada oportunidad en la que levantan las medidas de fuerza ante las promesas de las autoridades que después no se materializan en mejoras concretas en el día a día de los centenares de familias que piden prácticamente vivir de la basura: tras haber anunciado que permanecerían una noche más en el acampe, se hicieron presentes autoridades municipales para prometerles una reunión y ponerle una nueva pausa al conflicto para retomar la recolección de residuos.

“Levantamos el corte. Vinieron con más promesas nomás, hicimos que les creímos y levantamos el acampe. Volvimos con los bolsillos pelados, cansados, pisoteados. Mirando a nuestros hijos que no tienen para comer todavía, sin explicación alguna para darles, no sé cómo darle explicaciones al nene”, lamentó entre el cansancio de sus palabras Martín Romero, uno de los referentes de 500 familias que no buscan un cambio mayor para su presente, solo ingresar al basural, encontrar allí su sustento. 

Para eso habían iniciado una medida. Para reclamarle principalmente al Ceamse que cumpla con parte del acuerdo al que llegaron para ingresar y tratar con la basura de Mar del Plata y Batán, y también para que las familias tengan una asistencia que los contenga ante las consecuencias de la pandemia de coronavirus, no sólo porque su presente lo exige, sino también porque así está estipulado en una ordenanza municipal.

“Los del Ceamse nunca dieron la cara y no la van a dar. Están arreglando por atrás de nosotros; así es la ley del pobre. El pobre siempre está más pisoteado y el rico más tiene”, así denuncia y define Romero ante la impotencia de no poder resolver un conflicto luego del cual, en el mejor de los casos, su condición socioeconómica será menos compleja.

Según relató Romero, se hicieron presentes autoridades del Ente Municipal de Servicios Urbanos (Emsur), a cargo de Sebastián D’Andrea, para ofrecerles una nueva reunión en las próximas horas, la llave que por el momento destraba cada bloqueo, pero que para las familias no está dando resultados concretos. 

“Parece que esto nunca va a cambiar. Cuando pedís trabajo te amenzan. No hay palabras. Veremos cómo sigue, qué hacemos cómo comemos en el día a día. Ellos que sígan riéndose de nosotros con sus sueldos gigantes. Algún día a cada persona le llega su destino. Que nos vean la cara a las familias que se quedan sin comer. acá hay mucha plata en el medio”, cuestionó, fiel a su sentir, uno de los referentes que desde el inicio de la cuarentena se mantiene firme pero endeble a la vez, para que el higiene del resto de la ciudad no se vea perjudicada en medio de una pandemia, y las urgencias propias y de su gente no sean utilizadas en su contra en nombre de la coyuntura sanitaria.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,