Lunes 24 de junio | Mar del Plata
12/07/2020

Un pedido desde la cárcel de Batán por el coronavirus: “Tomen una medida de prevención”

Lucas Carnero, que cumple diez años de prisión tras haber atropellado y matado a un policía, difundió un pedido a las autoridades para evitar “un gran foco de contagio masivo”.

Un pedido desde la cárcel de Batán por el coronavirus: “Tomen una medida de prevención”
(Foto: ilustrativa / Qué digital)

“Le pedimos a los jueces que tomen en consideración una medida de prevención que descomprima la superpoblación y el hacinamiento, una problemática real dentro de las cárceles que favorece el contagio del virus y así se desactivaría un posible foco de contagio masivo“. Con esas palabras, Lucas Carnero, joven que cumple una pena de diez años de prisión en el Penal de Batán, difundió un pedido a las autoridades desde el interior del Penal Batán.

El pedido, difundido a través de las redes sociales, se conoció este sábado luego de que el viernes se confirmara el primer caso positivo de coronavirus, de una trabajadora de la salud que presta funciones en la alcaidía de Batán.  Y a ese caso, este domingo se sumó otro, correspondiente a un agente que se desempeña en la guardia de seguridad exterior de la alcaidía, y a quien se le había realizado el hisopado luego del primer caso conocido el viernes.

Lucas Carnero fue condenado en junio de 2017 por el Tribunal Oral en lo Criminal Nº1 a la pena de diez años de prisión luego de que el 20 julio de 2015 atropellara y matara al policía Fabián Mendiola tras esquivar un control de alcoholemia. Desde ese día se encuentra detenido en el Penal de Batán, y en el marco de la pandemia y luego de que se conociera el primer caso de una trabajadora de la alcaidía difundió el video para pedir que se descomprima la sobrepoblación.

Leer también:

“Hace cinco años mi vida cambió por completo: el día del amigo conduje borrado, esquivé un operativo de tránsito y lamentablemente atropellé y maté a una persona totalmente inocente, algo que nunca me voy a perdonar en la vida. Desde ese día me encuentro detenido en la alcaldía penitenciaria de Batán en la cual ayer se registró el primer caso de coronavirus, una trabajadora de la salud. Por eso le queremos pedir a los jueces, fiscales, autoridades del Servicio Petenciario, al Estado, que tomen una medida de prevención porque corre peligro la salud de cientos de trabajadores que regresan a sus casas día a día, sus familias y obviamente las nuestras”, expresó el joven que lleva cinco años detenido.

“Somos un gran foco de contagio masivo, poniendo en riesgo a la población en general”, advirtió y remarcó: “Entendemos que al ser más de 700 personas entre trabajadores y detenidos como hipótesis negativa que exista un contagio masivo colapsaría el sistema de salud ya que utilizaríamos las pocas camas de terapia intensiva que están destinadas a las personas afectadas por el virus”.

Y así pidió a los jueces intervinientes en cada uno de los casos correspondientes “que tomen en consideración una medida de prevención que descomprima la superpoblación y el hacinamiento, una problemática real dentro de las cárceles que favorece el contagio del virus y así se desactivaría un posible foco de contagio masivo”.

Leer también:

“Solicitamos que otorguen beneficios de arrestos domiciliarios, que no significa que vamos a estar libres, sino que vamos a estar en casa a salvo y sin contagiar a nadie, a personas que sean pacientes de riesgo o tengan patologías previas como en mi caso que es el asma, a chicos que estén próximos a beneficios como salidas transitorias o libertades asistidas o condicionales o quienes tengan causas menores como hurto”, completó.

Y, finalmente, expresó a modo de mensaje: “Soy penitenciario, soy trabajador, soy detenido, pero sobre todas las cosas soy persona”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

12/07/2020