Miércoles 29 de mayo | Mar del Plata
15/11/2014

“Una cosa es criticar la causa, y otra tergiversar los hechos”

Lo aseguró Facundo Capparelli, abogado de Julián Materia, el joven que atropelló a dos personas en menos de un año. El defensor de la familia brindó detalles de la investigación y cuestionó el accionar de la familia de Yésica Parra.

“Una cosa es criticar la causa, y otra tergiversar los hechos”
(Foto: Lucho Gargiulo)

Aunque dijo comprender el dolor de la familia de Yésica Parra -la joven de 25 años que falleció cuando la moto en la que se dirigía como acompañante fue impactada por la camioneta conducida por Julián Materia-el abogado de la familia, Facundo Capparelli, cuestionó el accionar de los allegados de la víctima y habló de una “campaña de desprestigio y hostigamiento”.

En diálogo con QUÉ, el profesional brindó algunos detalles respecto a los dos casos en los que está involucrado Julián Materia: la muerte de Yésica Parra y la de Susana Rey. En cuanto al último –el de la mujer de 68 años, quien falleció esta semanaCapparelli confirmó la información brindada días atrás por la Fiscalía y adelantó que habrá que esperar al menos un mes para tener los resultados concretos en relación al causal de muerte.

“El fiscal está tomando medidas probatorias para tratar de determinarlo y por esa razón se hizo la autopsia sobre el cadáver. Van a tener que hacer estudios complementarios en el laboratorio de la Corte en La Plata”, dijo y luego destacó que no hubo en ningún momento una presentación formal en relación a la existencia de aprietes hacia Susana Rey o sus allegados,en alusión a los dichos de las familias de la víctimas, que dieron a entender que los Materia habrían intentado evitar el inicio de una causa contra su hijo mediante regalos y visitas a la mujer.

“Ellos la acompañaron, la fueron a visitar y le llevaron regalos. E incluso Rey cuando declaró dijo que el chico se había portado muy bien, que la madre de él la había acompañado al hospital”, precisó el abogado, que apuntó directamente a la familia de Yésica Parra: “Todo esto está en la causa, pero la familia Parra quiere generar desprestigio con estos rumores. Una cosa es que critiquen la causa, me lo banco y lo comprendo, pero otra cosa es que tengan actitudes de este tipo, que tergiversen los hechos”.

Consultado respecto al reiterado pedido de que a Julián Materia le retiren la licencia de conducir -más aun teniendo en cuenta el último hecho- Capparelli advirtió que el Estado no puede sustraerle el registro mientras dura el proceso, “porque esa pena está prevista como sanción de fondo”.  Para ello, debería hacerse una reforma legal en la que se modificara e incorporara como posible medida cautelar la retención preventiva de la licencia de conducir, respetando el principio de legalidad.

En lo que hace al avance de la primera causa, la de la muerte de Yésica Parra, el abogado de la familia consideró que es bastante probable que la Cámara rechace el pedido de sobreseimiento, -“porque es una cuestión de hecho”-  por lo que las expectativas están puestas en acordar con el fiscal la suspensión del juicio a prueba.

Sobre eso, cabe mencionar que cuando el titular de la Fiscalía Nº 11 de Delitos Culposos, Pablo Cistoldi, requirió la elevación a juicio, el mismo propuso de oficio que “al no poder probar el exceso de velocidad por parte de Julián Materia”,  se opte por la alternativa de suspensión de juicio a prueba. “Habrá que sentarse con el fiscal en las próximas semanas. En estos casos se consulta a la familia de la víctima, pero hay que tener en cuenta que la opinión de ellos no es vinculante”, afirmó el profesional.

 LA CAUSA PENAL CONTRA LOS PARRA

El 21 de julio de 2014 la Justicia hizo lugar a una orden de restricción de la familia Materia contra la familia Parra. Esto, “por la campaña de hostigamiento y provocación, de carácter personal”. De acuerdo a las palabras de Facundo Capparelli, la resolución se basó en que los Parra “le hicieron escraches en la casa (a Materia), le pegaron cosas, fueron al colegio donde cursan los hermanos de Julián e hicieron lo mismo”.

“Pero ellos cometieron un error”, reparó el abogado, que explicó que tiempo atrás y durante una manifestación y volanteada en la puerta del Teatro Güemes, la familia repartió folletos con la frase: ‘Te advertimos, es la última oportunidad de dejarte vivir en paz. Firmá un juicio abreviado o no te vamos a dejar vivir más’”. “Eso se llama delito de coacción, porque lo llevaban a querer reconocer su culpabilidad. Y por eso ahora los Parra están procesados”, precisó.

Ver más: , , , , ,

15/11/2014