Miércoles 16 de octubre | Mar del Plata
¡Seguinos!
07/02/2016

Una economía “positiva”, pero un puerto que sigue “a media agua”

Pese a la satisfacción mostrada por los empresarios del sector con las medidas del gobierno nacional, los trabajadores aún no ven reflejada la mejora. “Seguimos con una producción al 50% de la capacidad”, denuncian los gremios.

Una economía “positiva”, pero un puerto que sigue “a media agua”
(Foto: archivo / QUÉ Digital)

“Pensamos que el 1º de enero íbamos a salir y no iba a quedar ni un barco en la banquina, pero nos hemos equivocado”. La frase pertenece al titular del Sindicato Marítimo Pesquero (Simape), Pablo Trueba, que hace referencia a las expectativas creadas a partir de la satisfacción mostrada por los empresarios de la pesca de la ciudad por las medidas económicas tomadas por el gobierno de Mauricio Macri en sus primeras semanas de gestión. Sin embargo, la realidad señala que el puerto sigue moviéndose “a media agua”, es decir, a un 50% de su capacidad.

Hay dos grandes sectores del trabajadores portuarios que en el los últimos años han reiterado una y otra vez su preocupación por una situación  crítica que no repunta. Tiene que ver con quienes se embarcan y con quienes procesan el pescado en tierra. Los primeros indican que las empresas paralizaron sus flotas por los altos costos y los segundos aseguran que la cantidad de materia prima para procesar que llega no es suficiente y entonces aparece el trabajo en negro, las suspensiones, el pago de “garantizados” y una larga lista de irregularidades que surgen en el marco de excusas.

Esos dos sectores hoy no ven avances e incluso en las últimas semanas han vuelto a protestar por la falta de salida de los barcos y por despidos de personal que se encontraba en negro.

Mientras tanto, los empresarios nucleados bajo el nombre de Intercámaras del Sector Pesquero Argentino se muestran conformes con la devaluación y con la eliminación de las  retenciones a los productos de exportación pesqueros.  “No se ha llegado a lo ideal, pero es un camino muy positivo el que el gobierno ha adoptado”, sostuvo días atrás el titular de la Cámara de la Industria Pesquera Argentina (Caipa), Fernando Rivera, aunque reparó:“Va a hacer falta un tiempo para que las empresas puedan volver a una situación de rentabilidad”.

Desde la perspectiva sindical, en cambio, se esperan modificaciones del panorama laboral en lo inmediato, teniendo en cuenta esas mismas medidas.Con los anuncios económicos que se hicieron, que evidentemente beneficiaron a los empresarios, con el nuevo dólar y la quita de retenciones, estamos hablando que han tenido un 50% de ventaja financiera y económica”, afirma Trueba.

Sin embargo, ese diagnóstico no se condice con la reactivación esperada. “Las empresas siguen todas trabajando todas a media agua, ya que aseguran que hay problemas operativos que todavía no se han resuelto”, advierte.

“Directamente en la pesca, contando embarcados, estibadores -que es la gente que hace toda la descarga en puerto- y fileteros, tenés a 15 mil trabajadores”, grafica Trueba sobre el impacto del sector. Y así, reconoce: “Nosotros habíamos dicho que el 1º de enero íbamos a salir y no iba a quedar ni un barco en la banquina, pero nos hemos equivocado. Hoy todavía está todo a media agua”.

REUNIONES Y MÁS REUNIONES

Si algo ha habido en el sector portuario en los últimos años –con excepción de 2015-, y sin muchos resultados, han sido numerosas reuniones con autoridades locales, provinciales y nacionales. El cambio de gobierno, tras aquel prometido diagnóstico del Ministerio de Economía de Axel Kicillof que nunca se conoció, trajo aparejado también el comienzo de nuevos encuentros con trabajadores y empresarios.

Las partes se reunieron con los responsables de la Subsecretaría de Pesca y Vías Navegables de la Nación y con el intendente Carlos Arroyo, quien le prometió a ambos actores reuniones con la gobernadora María Eugenia Vidal y el presidente Mauricio Macri.

“Desde la Subsecretaría de Pesca dicen que están trabajando en el tema, y nosotros seguimos trasmitiendo la preocupación”, resume Trueba y sostiene que las mayores expectativas están puestas en los posibles encuentros con las máximas autoridades.

En el caso de los empresarios esperan lo mismo, y hay un planteo que será el primero en realizarse, e incluso ya fue hecho. Tiene que ver con una medida tomada a fines del año pasado que fue restablecer por cinco años la vigencia del reembolso adicional a las exportaciones pesqueras para todos los puertos y aduanas ubicados al sur del Río Colorado. Entonces, los empresarios de Mar del Plata se quejan de “discriminación” y piden que se aplique para todos o para nadie.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,