Domingo 27 de noviembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
26/07/2022

Una fractura expuesta, 25 horas sin atención y una infección: otro drama en altamar

Alexis se accidentó a bordo del “Madre Margarita” y, a casi dos semanas, los médicos todavía pelean por cortarle una infección generada por la falta de atención médica.

Una fractura expuesta, 25 horas sin atención y una infección: otro drama en altamar
(Foto: ilustrativa / Qué digital)

Historias como las de Alexis son más habituales de lo que parece en la actividad portuaria, pero solo algunas son las que salen a la luz. Tal como le pasó a Marcelo en Mar del Plata, nuevamente un episodio de falta de atención bajo acusaciones de priorizar la cuestión económica por sobre la seguridad y la salud salen a flote: el trabajador sufrió una fractura expuesta en altamar, estuvo 25 horas sin atención médica adecuada en Puerto Madryn y, a casi dos semanas, los médicos todavía están intentando cortar la infección que se le produjo en una pierna para poder operarlo.

El hecho sucedió en la mañana del viernes 15 de julio a bordo del “Madre Margarita”, uno de los buques de Mar del Plata que participa de la zafra de langostino en aguas del sur del país. Durante una maniobra en condiciones climáticas adversas, sufrió una fractura de tibia y peroné en una de sus piernas. Sin embargo, aseguran que el capitán ignoró el diagnóstico real del tripulante, no pidió una aeroevacuación de Prefectura como ameritaba y recién volvió a puerto 14 horas después, ya con un panorama más que complicado en la herida del hombre de 32 años.

Daniel es el padre de Alexis, y en diálogo con Qué digital explicó lo que pudo reconstruir del momento de los hechos en base al relato de su hijo: “Estaban por largar las artes de pesca con mal tiempo. Al capitán se le ocurrió para sacarle una diferencia al día y después pasan estas cosas porque el barco no está nunca quieto. Cuando fueron a hacer la maniobra, por cosas que pasan y la marejada, lo arrastró la tangonera y lo apretaron con mil kilos contra uno de los bordes del barco. Le podría haber cortado tranquilamente la pierna, porque además tuvo que hacer mucha fuerza para permanecer en el barco y no caer al agua”, relató.

Con gritos y llanto, Alexis pedía que le sacaran la bota y ahí fue cuando sus compañeros notaron que “tenía el pie colgando” y le avisaron al capitán que tenía una fractura expuesta. “Ahora está luchando contra una infección que no se la pueden cortar por las horas que estuvo arriba del barco. El capitán tendría que haber llamado a Prefectura y pedir que lo aeroevacúen. Es lo correcto cuando pasan estas cosas. Era de suma urgencia“, lamentó.

Leer también:

Incluso, Daniel dice haber hablado con el capitán, quien en su llamado a Prefectura advirtió que el tripulante solo tenía una “torcedura”. “No sé porqué hizo eso. Yo hablé con él y me dijo que era el capitán y que sabía lo que hacía y que tomaba las decisiones justas. No sé si se asustó o qué pero no quiso llamar al rescate“, apuntó.

Fuentes de Prefectura consultadas por Qué digital confirmaron que al momento de comunicarse, el capitán habló de una herida menor. Entonces, como sucede en estos casos, el personal médico de la fuerza, que evalúa qué hacer según el relato del capitán, consideró que no ameritaba hacer una aeroevacuación y que, en cambio, el buque podía regresar para atender al marinero. Ante lo que evidenciaron luego, no descartan realizar una investigación interna para evaluar posibles infracciones del capitán al Régimen de la Navegación Marítima, Fluvial y Lacustre.

“Un capitán tiene que estar capacitado, para eso lo preparan, no solamente para tirar las artes de pesca, sino también primeros auxilios. Lo tenían entablillado y nunca le sacaron ni la media y lo taparon con una sábana sucia“, continúa Daniel, quien lleva 30 años en el oficio en el sur, actividad a la que luego se sumó su hijo que, aunque también es de Rawson, había sido llamado exclusivamente desde Mar del Plata para sumarse a la zafra en el Madre Margarita.

Leer también:

En esas condiciones, según pudo reconstruir Daniel, el buque terminó demorándose 14 horas desde la zona de pesca hasta la rada, en la boca del Golfo San Jorge. Luego demoró otras dos horas “hasta que entró a puerto y lo pasaron de un barco a otro”, dijo y describió que hasta que finalmente lo atendió un médico especialista, pasaron unas 25 horas.

Así fue como tardaron alrededor de un día en atenderlo, y las consecuencias para su salud todavía son incalculables: “Cómo no se van a encontrar con ese grado de infección si lo tuvieron un día completo con una quebradura expuesta. Esto fue el viernes 15 y a él lo atendieron al otro día. Fue todo una vergüenza, solo contarlo me genera impotencia y vergüenza. Vergüenza porque yo también soy marinero y sé que han pasado otros muchachos por la misma situación. Seguimos en la misma. Los capitanes y las empresas piensan solo en la plata. Es la pura verdad. Estas cosas siguen pasando“, lamentó.

Entonces, la hipótesis, como suele repetirse una y otra vez, pasa por la necesidad de recaudar más, a cualquier costo: “Estaban pensando en la plata más que en mi hijo. Los armadores le dijeron al capitán que si era solo una torcedura, que vaya directamente a Mar del Plata porque tenían que cambiarle unos cables al barco. Mi hijo lo escuchó y le pidió que por favor lo lleven a Madryn, o al lugar más cercano porque no aguantaba más“, afirmó aunque advirtió que -con acompañamiento del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU)- están abocados a la salud del joven y que por el momento no iniciarán acciones legales.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios