Martes 27 de octubre | Mar del Plata
¡Seguinos!
22/03/2020

Una marplatense varada en Cuzco, sin dinero y a la espera de conseguir un vuelo

Suyai es una de los cientos de personas varadas en la ciudad peruana. Espera un traslado a la capital junto a otros argentinos para estar más cerca del aeropuerto y del Consulado, y poder regresar.

Una marplatense varada en Cuzco, sin dinero y a la espera de conseguir un vuelo
(Foto: ilustrativa / Qué digital)

A lo largo de los últimos días se conocieron distintas historias de marplatenses varados por el continente, en México y en Perú, en medio de la crisis mundial por el coronavirus y a la espera de ser repatriados por el centenar de vuelos lanzados por el gobierno argentino. Sin embargo, dentro de los cientos de varados en Cuzco, hay una marplatense que no tenía un vuelo programado ni dinero para volver: espera respuestas bajo el techo de una iglesia en medio de un país con duras restricciones circulatorias.

Su nombre es Suyai, y permanece prácticamente a la intemperie junto a otros dos argentinos. Es que, cuando comenzaron los vuelos de regreso a Argentina, empezaron a partir buses desde las distintas ciudades peruanas hacia el aeropuerto de Lima, los cuales después se suspendieron. Sin embargo, ellos ya habían abandonado sus hospedajes y quedaron en la calle y prácticamente sin dinero, en medio del toque de queda.

A partir de ese momento, lograron conseguir un techo provisorio gracias a la caridad de una iglesia adventista. Organizados, a la distancia, con otros argentinos, esperan que se efectúen los viajes terrestres o aéreos hacia Lima –un viaje de 1100 kilómetros- y a partir de allí esperar respuestas del Consulado junto al resto de los países varados en el país andino.

“Los tres somos mochileros, viajamos haciendo música y artesanías y tatuajes. Vivimos el día a día esto nos agarró muy de sorpresa. Acá anunciaron de un día para el otro la cuarentena y una suspensión muy estricta para los turistas en la vía pública a partir de las 5 de la tarde”, relató.

El sábado dejaron el hospedaje donde estaban y fueron a formar fila a la terminal desde donde iban a partir los micros a las 7 de la mañana rumbo a Lima. “Nos hicieron formar fila y a último momento nos dijeron que no íbamos a salir”, dijo y contó que el argumento era el toque de queda que debían acatar a lo largo del extenso viaje: “Iba a tener que frenar a cada rato con todos arriba  dentro de la lista había mucha gente que no iba a poder soportar 40 horas de viaje”.

Su caso tiene la particularidad de que, al igual que otros 60, no tienen dinero para pagar un vuelo a Argentina porque tampoco tenían programado volver. De esa manera, y para sortear el toque de queda, les informaron que los buscarían aviones en Cuzco gestionados por el Consulado para trasladarlos a Lima.

“Se habla de hasta 1700 personas en todo Perú. Nosotros somos unos 400 en Cuzco y unos 60 no tenemos dinero ni posibilidad de acceder a un pasaje aéreo. Pero estar ahí es otra cosa, si podemos estar en Lima al menos estamos cerca del aeropuerto. Despues habrá que esperar en qué orden trasladan a la gente desde Lima a Argentina”, señaló.

Una vez en Lima, Suyai y el resto de los argentinos tendrán la posibilidad de regresar en tandas, ya sea a través de Aerolíneas Argentinas y las empresas autorizadas por el gobierno para repatriar, o bien mediante los aviones Hércules C-130 que el Ministerio de Defensa puso a disposición para traer al país a los afectados.

MÁS DE 30 MIL ARGENTINOS EN EL EXTERIOR Y EL DESAFÍO DE REPATRIARLOS

Más de 30 mil argentinos salieron del país entre el 13 y el 19 de marzo, cuando el coronavirus ya había sido declarado una pandemia, según los registros oficiales dados a conocer hoy por la Dirección Nacional de Migraciones. Los datos corresponden a un período que se inició dos días después de la declaración de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que se extiende al día en el cual el presidente Alberto Fernández decretara el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Entre los países que más visitaron los argentinos entre el 13 y el 19 de marzo se encuentran Brasil (9434 viajeros), Chile (1878), España (1160), Estados Unidos (984) y México (974), entre otros.

En ese marco, y en lo que hace al operativo de repatriación, el canciller Felipe Solá se refirió a los miles de argentinos varados en el exterior por la cancelación de vuelos de las líneas aéreas, habló de la lista de prioridades y además adelantó que el presidente Alberto Fernández estudia la posibilidad de “cerrar” el país.

En una entrevista con Radio Mitre, Solá aseguró que “La Argentina va a cerrar. Va a haber un momento en que digan ‘basta no entra más gente’. Eso lo va a decir el Presidente. Es una decisión sanitaria. Tenemos que cuidar a la humanidad de la Argentina”. Y en esa misma línea, advirtió: “Será la semana que viene creo, no tengo idea cuándo. Se va a quedar la mínima cantidad de gente posible afuera”.

Al respecto, dijo que se trabaja exhaustivamente en los trámites para traer a quienes están en el exterior y habló de las situaciones más urgentes, como es el caso de quienes están varados en el aeropuerto, los adultos mayores o las embarazadas. “Hemos recibido más de 50 mil llamados que fueron respondidos personalmente. Además tuvimos una cantidad aún mayor de mensajes de WhatsApp“, puntualizó.

Y en esa misma línea, recomendó a todos los damnificados que se informen en las embajadas y consulados. “En cuanto haya un avión que pueda sacar gente se informará. Aerolíneas Argentinas hace todo lo que puede pero no puede sacar a todos. Sacó a muchos ya, cerca de 20 mil personas en diez días. No sabemos cuántos quedan, en la lista nuestra quedaban 10 mil”, agregó, para luego completar: “La prioridad argentina es el operativo sanitario en las fronteras, en especial en Ezeiza. No podemos traer diez aviones de golpe porque uno trae gente y trae virus. No queremos que el aeropuerto se agolpe y se resienta el operativo sanitario”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,