Domingo 14 de abril | Mar del Plata
17/03/2023

Vendedores ambulantes: entre un balance positivo y la “precariedad laboral y social”

Tras la registración en Punta Mogotes, la cooperativa 13 de diciembre y el Sindicato de Vendedores Ambulantes analizaron el trabajo durante la temporada.

Vendedores ambulantes: entre un balance positivo y la “precariedad laboral y social”
(Foto: archivo / Qué digital)

Vendedores ambulantes nucleados en la cooperativa 13 de diciembre -conformada en el comienzo de la temporada 2023- trazaron un balance positivo con un “incremento en las ventas” luego de alcanzar un pedido histórico: regularizar el servicio de venta en los balnearios de Punta Mogotes -que incluyó la registración de 50 trabajadores- a través de un contrato de trabajo por cuatro años con la administración del complejo. Desde el sindicato del sector, sin embargo, calificaron a la temporada como “desprolija” con “más del 70% de los trabajadores en situación de precariedad laboral y social“.

Fue en los primeros días de la temporada de verano 2023 cuando alrededor de 80 vendedores ambulantes independientes de Mar del Plata conformaron la cooperativa de trabajo “13 de diciembre” y firmaron, al igual que el Sindicato de Vendedores Ambulantes de Mar del Plata y Zona Atlántica (Sivara) que nuclea a unos 600 trabajadores, un convenio con la administración provincial de las playas del Complejo Mogotes, a cargo de Fernando Maraude, para regularizar la actividad.

La noticia, celebrada por ambos sectores, forma parte de una demanda histórica: reconocer a las y los trabajadores y sus derechos en una profesión que no está reglamentada y que se encuentra limitada y supeditada a permisos municipales a través de la Ordenanza 1457 y que, temporada tras temporada, es foco de conflictos para poder trabajar en espacios que, en definitiva, son públicos, y con vendedores que reciben mercadería de otros “en una relación de dependencia que está encubierta, no visualizada”, según sostuvo Ariel Greco, referente del Sivara.

“No somos delincuentes sino trabajadores con una profesión que no está reglamentada. Ofrecemos un servicio de playa y por eso nuestro contrato es de servicio de playa, porque brindamos al turista y marplatense un servicio tradicional que es algo que todo el mundo conoce. Cualquiera que va a la playa consume un helado, una gaseosa”, sostuvo para Qué digital en el marco de la firma del convenio Walter Rivero, titular de la cooperativa.

Leer también:

Luego de haber formalizado el contrato por cuatro años -hasta finalizar la concesión de los balnearios-, desde la cooperativa “13 de diciembre” consideraron a modo de balance de la temporada haber “superado las expectativas” con un incremento en el nivel de ventas. El acuerdo con las y los trabajadores se concretó por un “servicio de playas” que desde el sector describen como “tradicional” e histórico con la venta de, por ejemplo, churros, pirulines y helados tanto a público turista como marplatense.

En detalle, el contrato con la administración provincial del Complejo Punta Mogotes para desarrollar la actividad en los 24 balnearios incluyó el pago de un canon, la registración laboral de 50 trabajadores con la inscripción al monotributo social (con obra social y seguro de riesgo de trabajo) y la aprobación de un curso de manipulación de alimentos.

“Para los vendedores ambulantes es muy importante saber que tenemos la posibilidad de contar con estabilidad laboral y además acceder a cada uno de los beneficios por habernos registrado. Superamos las expectativas esta temporada. El clima ayudó para que la mayoría de los días fueran de playa y podamos tener un incremento en las ventas“, analizó Rivero.

En contraposición, desde el Sivara calificaron a la temporada como “desprolija” al considerar que las condiciones de esa registración laboral continúan reproduciendo la situación de “precariedad laboral y social” de las y los vendedores ambulantes que incluyó a unos pocos.

(Foto: archivo / Qué digital)

“Si bien es positivo que unos cuantos empleadores, empleadores entre comillas, registraron a sus trabajadores, no fueron todos. De hecho, en Punta Mogotes la situación no es tan regular como se plantea. Lo que se hizo fueron monotributos sociales”, sostuvo Greco para Qué digital . En ese sentido, aseguró que desde el sindicato se concretaron reuniones previas a la temporada con la cooperativa y el resto de los trabajadores para discutir, justamente, las condiciones de la registración laboral.

“El monotributo social otorga el aporte jubilatorio, algo que vemos perfecto porque los vendedores ambulantes nunca tuvieron la oportunidad de realizar sus aportes. Pero la obra social es irregular, pertenece al Sindicato de Ladrilleros y no tiene la disponibilidad que consideramos que tiene que tener para un trabajador ambulante y que acceda a la salud como cualquier otro trabajador”.

“Es bastante precaria, por eso nosotros planteamos un convenio con la mutual del Sindicato de Empleados de Comercio para, con seis mil pesos por mes, acceder a una obra social con ambulancia sin cargo, chequeo anual gratuito, acceso al centro oftalmológico, odontología, médica clínica, psicólogo, psiquiatra, de todo tipo de profesionales. Eso es lo que nosotros consideramos un servicio a la salud acorde para nuestros trabajadores”, sostuvo.

En síntesis, si bien desde el espacio gremial celebraron la medida, apuntaron en términos de “desprolijidad” contra el pequeño número de trabajadores registrados y las condiciones de esa registración que, consideraron, reproducen situaciones de precariedad laboral y social.

“Trabajamos muchísimo durante el año pasado para impulsar que ningún vendedor ambulante en Mar del Plata quede con derechos vulnerados. Hoy, más del 70% continúa en situaciones de precariedad“, cerró Greco de cara a una reunión con la Secretaría de Gobierno municipal para avanzar en una mesa técnica que aborde un proyecto de ordenanza planteado por el sector para modificar parte de la normativa actual.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

17/03/2023