Martes 14 de julio | Mar del Plata
¡Seguinos!
01/12/2019

Violencia de género: deudas y logros luego de tres años en emergencia

El Observatorio contra la Violencia de Género presentó un informe y si bien destacaron avances en el pago de asignaciones, instaron al gobierno a cumplir con la ordenanza.

Violencia de género: deudas y logros luego de tres años en emergencia
(Foto: ilustrativa / Qué digital)

El Observatorio contra la Violencia por Motivos de Género y Diversidad hizo uso de la Banca 25 del Concejo Deliberante y, en su alocución ante los concejales, quienes lo integran expusieron un informe en el que enumeraron los pocos avances en el cumplimiento de la Emergencia en Violencia de Género en comparación con las deudas que aún mantienen las autoridades respecto a lo que establece la ordenanza y el desarrollo de políticas públicas acordes.

La creación del Observatorio y el cumplimiento del pago de asignaciones, más allá de algunas demoras por el trámite administrativo de las mismas, son las conquistas que enumeraron en estos tres años mientras que, entre las deudas y más allá de la llegada de los primeros dispositivos, lamentaron entre otros puntos la existencia de una lista de espera para adquirir botones antipánico y la falta de tareas de ampliación y construcción de hogares, viviendas y la comisaría de Batán.

La exposición del Observatorio se dio en el marco del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, a modo de informe anual al cumplirse tres años desde la sanción de la Emergencia que creó el organismo, a través de la Ordenanza 22.739.

Y en ese sentido, destacaron que a tres años de la sanción de la norma, “solo se creó el Observatorio y se cumplió con el pago de las asignaciones temporales a víctimas” de violencia. “Aún no se llevaron a cabo las restantes acciones contempladas en la ordenanza para erradicar las violencias contra las mujeres y el colectivo LGTBIQ+”, lamentaron e instaron al gobierno a jerarquizar el área y destinar presupuesto acorde para el diseño de políticas públicas a corto, mediano y largo plazo.

HOGARES

En cuanto al Hogar Galé, lamentaron que no se avanzara con las ampliaciones para alojar a más mujeres en situación de violencia, mientras que aún no se concretó la construcción del Hogar de Medio Camino a pesar de haber sido presupuestado en 2018. “Se contempló en el presupuesto municipal del año 2018 la partida presupuestaria de Obras Públicas y Dirección de Políticas de Género. A la fecha no se han empezado las obras ni se ha determinado el lugar alguno para su construcción. Este observatorio desconoce qué destino se ha dado al dinero presupuestado para tal fin”, cuestionaron.

LEY MICAELA

En cuanto a la capacitación del personal municipal en perspectiva de género a partir de la adhesión del Municipio a la Ley Micaela, instaron a las autoridades a que den a conocer el presupuesto designado para las capacitaciones del personal y que den a conocer también cuándo se designará a los capacitadores y cómo será el organigrama de las capacitaciones.

COMISARÍA DE BATÁN

Si bien destacaron el comienzo de trabajos en la Delegación Municipal, efectuados por vecinos, a la fecha han quedado sin terminar y “con un claro desinterés por parte de las autoridades para lograr su concreción”, según manifestaron.

VIVIENDAS

Tal como lo menciona la ordenanza, el Estado municipal debería gestionar la creación de viviendas para las mujeres víctimas de violencia y administrar ante el Banco de Tierras municipal, terrenos fiscales destinados a la construcción de esas casas para casos que así lo ameriten.

RECURSO HUMANO

El Municipio, a su vez, debería jerarquizar y garantizar una cantidad adecuada de profesionales y trabajadores para dar respuesta a la problemática en las áreas destinadas a tal fin. En ese sentido, desde el Observatorio aclararon que la propia coordinadora de la Dirección de Políticas de Género solicitó el nombramiento de tres psicólogas, dos trabajadoras sociales, una abogada, una cuidadora de niños y una administrativa pero, a la fecha, no ha habido respuestas.

INDEPENDENCIA ECONÓMICA Y EDUCACIÓN

También recordaron la necesidad de articular proyectos de empleo, actividades y capacitación laboral y la creación de una bolsa de trabajo que priorice la formación y colocación laboral de las mujeres en situación de violencia. En paralelo, requirieron la puesta en funcionamiento de programas de educación formales y no formales “para contrarrestar estereotipos, prejuicios y costumbres y todo tipo de prácticas basadas en la desigualdad de género”.

Por fuera de la ordenanza que establece la Emergencia, expresaron su preocupación por la lista de espera de mujeres en situación de violencia para acceder a botones antipánico. Describieron que hay al menos 72 mujeres en esa situación.

En julio se sumó a la asistencia de mujeres en la Dirección de Políticas de Género el anuncio del diseño de una aplicación de alerta para el celular, pero que recién se encontraría operativa en el mes de noviembre. Destacaron que esa herramienta debe coexistir con el sistema de botones antipánico y no apuntar a suplantarlo.

Ante el promedio de más de 30 denuncias diarias y los elevados índices de femicidios en la ciudad, aclararon ante el recinto que “el Municipio debería hacer los mayores esfuerzos para garantizar la asistencia de las mujeres que logran romper el silencio y denunciar los malos tratos que sufren”. “La falta de asistencia coloca a las mujeres en una situación de mayor riesgo, lo cual es inadmisible. El Estado debe asistir en forma integral oportunidad y eficaz. Estar en una lista de espera incumple con ese objetivo”, manifestaron.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,