Domingo 31 de mayo | Mar del Plata
¡Seguinos!
28/06/2015

Violencia de género: el día después de la denuncia

Muchas mujeres batallan años antes de poder efectuar una presentación judicial a causa de miedos, amenazas y presiones de todo tipo. Cómo funciona en Mar del Plata la red de contención y cuál es el rol del Hogar Galé.

Violencia de género: el día después de la denuncia
(Foto: ilustrativa / QUÉ Digital)

Sandra, cuyo nombre real no es Sandra, vino de algún país de América Latina a Mar del Plata, hace dos años. Puede ser Brasil, tal vez Perú o quizás Paraguay. Llegó con la idea de crecer en su profesión como esteticista y de poder formalizar la relación con un joven a quien había conocido por Internet. Todo parecía perfecto, hasta que decidió traer a su hijo Franco -cuyo nombre real tampoco es Franco- para formar una familia. Y ahí empezaron los problemas. Y ahí empezaron los golpes. Y ahí empezaron las amenazas. Y ahí nació la violencia.

Sandra podría ser Sandra o Mariela o Lucía o Cintia. No importa demasiado el quién, más bien importa el cómo. Sandra se cansó y decidió ir a la Comisaría de la Mujer y de la Familia a denunciar a su pareja. Era un viernes, o tal vez un lunes, por la madrugada. Le relató en detalle a la oficial que la recibió sus padecimientos, con una mezcla de alivio y de miedo al mismo tiempo. Se sorprendió al recibir la respuesta: “Andá a buscar a tu nene que te vamos a llevar a un refugio”. Y así fue cómo llegó al Hogar de Tránsito “Doctora Gloria Galé”.

Por estos días, el hogar atiende a 11 personas: 5 mamás y sus respectivos hijos. Unas 9 personas se ocupan de coordinar las actividades, divididas en 3 turnos por día. Su labor es acompañar a las mujeres que llegan allí y ayudarlas en la situación más difícil: romper el círculo de violencia, que en muchos casos es de larga data.

Además de las 9 personas a cargo de la alimentación, organización de actividades y asistencia cotidiana, hay un equipo de 3 profesionales que interviene particularmente en cada caso. Está conformado por una psicóloga, una asistente social y una terapista ocupacional. A la cabeza de todas estas mujeres, otra mujer: Liliana, quien supervisa y coordina el funcionamiento del Hogar.

Hablar de solo 5 mujeres en un refugio para casos de violencia familiar puede parecer poco si se toma como referencia las alrededor de 7200 denuncias que, según los datos que manejan las organizaciones de mujeres, se registran por año en la ciudad. Sin embargo, la explicación del gobierno local es que el Galé funciona a modo de “último recurso”, en aquellos casos en los que no existe ningún tipo de red de contención familiar o personal a la hora de abandonar el hogar donde lo que predomina es la violencia.

Actualmente, el lugar tiene capacidad para 18 personas, pero el objetivo es que en algunos meses se llegue a las casi 40 plazas, de la mano de la ampliación del espacio. Mediante las obras no solo se incorporarán más habitaciones y camas, sino que también se añadirá una cocina mucho más extensa y se incorporará un baño amigable, entre otras cosas.

“La idea es que podamos continuar con el concepto de casa, con esa sensación de contención que tiene que existir”, explicó Marcela Luca, titular de la Dirección de la Mujer, de donde depende, justamente, el Hogar Galé. De acuerdo a lo que precisó la funcionaria, la importancia de la ampliación radica en que es imposible hablar de un promedio de estadías, dado que los ingresos y egresos “son fluctuantes y constantes”.

MARCELA LUCA

Marcela Luca, responsable de la Dirección de la Mujer. (Foto: QUÉ Digital)

En ese sentido, Luca destacó el hecho de que la institución sea de puertas abiertas, “dado que si la mamá quiere y puede durante el día puede salir con sus hijos y si no se arman paseos los fines de semana, en espacios donde haya protección municipal”. “En la mayoría de los casos recibimos a mujeres con sus hijos”, reparó.

A su turno, Liliana destacó también la importancia de que haya presencia y disponibilidad “día y noche, porque los ingresos se dan en cualquier momento”. Y en cuanto al trabajo con los chicos, entendió que la intervención de las psicólogas es fundamental, porque “a veces se detectan abusos de los cuales ni las madres son conscientes, porque se enteran acá”. “El círculo de la violencia tiene distintas aristas y los chicos necesitan esa contención, porque es un proceso muy duro”, advirtió.

Consultada respecto al mecanismo de ingreso, la responsable del Hogar explicó que la llegada de las mujeres se da una vez que hay un “pedido de cautelar”. “Cuando en la comisaría se detecta una denuncia, se pide la restricción de acercamiento y esa persona no tiene ninguna red nos avisan a nosotros, no importa la hora ni el día, los 365 días del año”, sumó.

En cuanto a la estadía en el hogar, el mismo tiene carácter de refugio, pero “todo depende de si se puede avanzar con una contención, de si se pueden obtener becas para poder ayudar a hacer frente a un alquiler”. “De un período de quince días quizás se llegue a dos meses. Y si hay que seguir, también se sigue, porque lo importante es que la mujer no vuelva a ese lugar de vulnerabilidad”, remarcaron las responsables del lugar.

UNA PROBLEMÁTICA QUE ATRAVIESA LA CIUDAD

Uno de los aspectos centrales en los que trabajan las profesionales del equipo en el Hogar Galé tiene que ver con la integración de las mujeres que se encuentran en el lugar, dado que vienen de distintos ámbitos y cada una con una historia personal particular y diferente.

“El vínculo entre ellas es muy complicado y es según la población; hoy en día tenemos una población muy joven que se entiende entre ella. Pero pueden surgir otras cuestiones, por la situación individual de cada una, o por la edad o por la convivencia de los hijos”, destacó Liliana, que entendió que para eso es fundamental que haya un seguimiento  constante.

En cuanto a las mujeres que reciben, tanto la responsable del Hogar como la titular de la Dirección de la Mujer coincidieron en que la violencia de género abarca todas las edades y todos los estratos sociales. “Es bastante amplio, hoy tenemos muchas mujeres jóvenes, pero hemos llegado a recibir a mujeres mayores maltratadas por sus propios hijos”, graficó, en alusión a que en el hogar no solo se atiende la violencia de género, sino la violencia familiar en general.

A su vez, Luca sumó que si bien es cierto que este tipo de problemática abarca todos los estratos sociales, “por lo general quienes llegan al Estado son quienes tienen menos recursos y los de mayor vulnerabilidad”. “Por eso, nuestra función es poder detectar lo sucedido, ayudar a estas mujeres a salir, encontrarles algún tipo de red de contención -una tía, una prima o alguien que pueda sacarlas de ese lugar- para luego darles las herramientas para cortar con ese círculo y no volver”, afirmó.

MARCHA NI UNA MENOS © (5)

La violencia de género, una problemática que atraviesa la ciudad. (Foto: archivo/ QUÉ Digital)

Finalmente, la funcionaria consideró que una de las cuestiones de mayor urgencia a la hora de romper con estas situaciones de violencia tiene que ver con que la mujer recupere la confianza en sí misma, para lo cual un trabajo puede resultar fundamental. Para eso, justamente, en el Hogar Galé se aborda caso por caso y se busca lograr potenciar las individualidades de cada mujer, con el objetivo de que salgan fortalecidas de la experiencia: “Creo que la red de contención es fundamental, hay muchas mujeres que están solas y por eso es tan importante el trabajo que se hace acá”, señaló la titular de la Dirección de la Mujer.

 DÓNDE DENUNCIAR O PEDIR AYUDA

– Por emergencias: llamar al 911.

Comisaría de la Mujer: las 24 horas, en Juan B. Justo 3653.

Línea Malva 108: de lunes a viernes de 8 a 20, para consultas.

Dirección de la Mujer: de lunes a viernes de 8 a 16, en Alberti 1518.

Centro de Atención a la Mujer Maltratada: lunes, miércoles y viernes de 14.30 a 17, en Larrea esquina Salta (472-0524).

En Red: en el 9° piso del Banco Provincia, ubicado en San Martín y Córdoba. Mail: [email protected] (156-017711).

Línea 144 del Consejo Nacional de las Mujeres: las 24 horas.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , ,