Lunes 01 de junio | Mar del Plata
¡Seguinos!
25/02/2020

Vuelven a advertir por un “alarmante incremento” de consumo de cocaína fumada

Desde la comunidad terapéutica Posada del Inti presentaron un trabajo estadístico respecto a los cambios en la modalidad de consumo de usuarios en tratamiento.

Vuelven a advertir por un “alarmante incremento” de consumo de cocaína fumada
(Foto: ilustrativa / Qué digital)

Un aumento en el consumo de cocaína fumada comenzó a ser advertido hace algunos años atrás desde la comunidad terapéutica “Posada del Inti”. Y bajo el objetivo de convocar  a “pensar en conjunto abordajes preventivos, comunitarios y asistenciales”, desde la entidad presentaron un trabajo estadístico respecto a los cambios en la modalidad de consumo de usuarios en tratamiento que da cuenta del total de las personas que presenta a la cocaína como droga de dependencia principal, el 56% la consumió bajo la forma fumada de crack.

El trabajo estadístico llevado adelante por el área de investigación de la comunidad terapéutica se orientó a indagar acerca de los cambios en la modalidad de consumo de los usuarios que se encuentra bajo tratamiento, específicamente en relación a la cocaína fumada, denominada crack o pipa en la jerga.

En este sentido, desde la entidad que conduce Fabián Messina hicieron referencia a los alertas que viene presentado acerca del avance de la cocaína fumada como droga de abuso principal en el ámbito local. “Esto complejiza y agrava el abordaje e impacta biopsicosocialmente de manera lesiva en las personas alcanzadas por la problemática”, señalaron.

En detalle, el estudio fue realizado sobre 142 personas que forman parte dela comunidad terapéutica bajo las modalidades residenciales y ambulatorias. “Los resultados arrojan evidencia empírica y constatan el alarmante incremento del crack o pipa”, remarca.

Los resultados, concretamente, dan cuenta que del total de las personas que presentan a la cocaína como droga de dependencia principal, el 56% la consumió bajo la forma fumada de crack y el 43% restante la inhaló. En ese sentido, el trabajo alerta que ello “modifica una proporción históricamente inversa”.

Asimismo, el estudio señala que la cocaína, consumida en cualquiera de sus formas, se presenta en el 94% de las personas en tratamiento; en tanto que el tabaco y el alcohol aparecen en un 89% y la marihuana en un 82%.

Por otro lado, el trabajo aporta que el 73% de los usuarios comenzó su consumo de cocaína inhalada entre los 13 y los 20 años, y lo remarca como “un indicador gravísimo de precocidad en el inicio de la trayectoria de consumo, dadas las implicancias neurobiológicas que esto tiene especialmente en la niñez y adolescencia”.

Y a modo de conclusión, el estudio determina que en comparación con un relevamiento similar realizado en 2018, los datos arrojan un incremento interanual del 8% de prevalencia de cocaína fumada bajo la forma de crack o pipa.

“Lo expuesto representa un indicador contundente del agravamiento de la problemática, tal como lo venimos denunciando. A su vez, permite inferir un incremento a nivel poblacional general, a la luz de variables de exclusión, vulneración de derechos y condiciones de desventaja de vastos sectores de nuestra comunidad”, plantearon desde Posada del Inti.

Y, en este marco, invitaron “a todos los interesades a pensar en conjunto abordajes preventivos, comunitarios y asistenciales (residenciales y ambulatorios) como una estrategia alternativa a tapar el sol con la mano”. Es que plantearon este fenómeno “constituye un auténtico problema de salud pública que urge ser escuchado y visibilizado por el Estado y todos los actores sociales que de una u otra manera estamos implicado en la comunidad”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,