Mareo, el ritmo inspirado en el mar

Creciente presenta su primer disco, “Mareo” en el Instituto Marplatense de Música Contemporánea, en Chacabuco 3639. “Nació una inquietud de que la música que tocáramos referenciara los lugares nuestros, nuestra geografía”, cuenta el guitarrista Leopoldo Juanes.

14/01/2017
Mareo, el ritmo inspirado en el mar
Juan Manuel Salas

Autor: Juan Manuel Salas

jmsalas@quedigital.com.ar @juasalas

Hay ritmos que se llevan en la piel, que son genéticos. Están en la tierra, el aire. La zamba, el chamame, el candombe, el tango. Están en el ADN de un lugar, en su gente. Mar del Plata tiene su música, sus sonidos en el mar que Creciente rescató e inspirado en la depresión de las olas los transformo en un ritmo propio de nuestras costas, en el mareo.

Creciente presenta Mareo, su primer disco que lleva su propio ritmo, en el Instituto Marplatense de Música Contemporánea, en Chacabuco 3639, este sábado desde las 21 en un show que será una especie de ensayo abierto. De esta manera Ingrid Bretschneider (voz), Leo Juanes (guitarra), Facundo Passeri (batería), Sebastián Sartal (contrabajo) y Esteban Giménez (piano) repasarán los temas que componen su primer material físico.

A Creciente le llegó el disco físico el viernes, un objeto arte cuidado, desplegable, que contiene la serie de fotos “Sin nombre-sin fin” de Diego Izquierdo, en un cuidado formato como si fueran postales para compartir imágenes y párrafos de canciones.

“Lo veo hermoso. Es increíble. Estamos en la época en que el disco, que es simplemente un soporte donde hay una música y un concepto, tiende a desaparecer, y parecía que no llegábamos a tener un disco, como que moría el disco antes de que lo pudiéramos sacar. En este caso en particular es una serie de fotografías y una serie de canciones en conjunto que crean este objeto”, decía Leopoldo Juanes mientras tenía el disco de Creciente en sus manos por primera vez.

Leo cuenta que el formato disco los hizo pensar en una manera distinta para que las fotos no desaparecieran en el anonimato de un estante o quedaran atrapadas en el interior de un cajón. “Entonces queríamos en principio que las imágenes pudieran salir de ese formato y nació la idea de la postal. Y luego, después que el disco en vez de que sea un soporte de música sea un objeto con un abanico de postales. La propuesta es que al ir vos cortando, destruyendo, arrancando lo vas desarmando, y te queda muy poco, te quedan las canciones”, cuenta el guitarrista.

Mareo, el disco de Creciente, se puede desarmar en partes. Se puede regalar una canción con una foto a alguien. Encuadrar, perder, encontrar. El disco tiene la participación activa de la persona, que puede intervenir las postales, que son postales de Mar del Plata, de su geografía y enviarlas a otra persona.

El disco, claro, también se puede escuchar, aunque el formato este un poco caduco, se puede escuchar por internet o descargar de manera gratuita en el bandcamp de Creciente. Nueve canciones que contienen un ritmo único, un sonido del mar, de nuestra geografía.

Creciente 2

Parte de la serie Sin nombre-sin fin, de Diego Izquierdo.

EL MAREO

Leo cuenta que la búsqueda de lograr un ritmo que referenciara la geografía marplatense nació como una necesidad hace poco más de 10 años, cuando con Facundo Passeri y Sebastián Sartal, tocaban en diferentes grupos de ritmos populares sin que ninguno hablara de Mar del Plata. Ahí empezaron un largo trabajo de investigación sonora.

Teníamos que trabajar mucho con la estética musical. Las letras ya decían las cosas que queríamos, referenciaban el lugar, pero faltaba la estética. Ahí aparece el mareo, que es un ritmo inspirado en uno de los movimientos del mar, que forma una célula rítmica que se llamó mareo y que marca esa depresión, esas ondulaciones que hay en el agua“, cuenta Leo.

Ese mareo es el concepto que después está en todas las canciones. Eso nos dio a todos una forma de tocar que seguimos trabajando. Cada uno tiene una forma de tocar propio de sus influencias y todos tienen una estructura que viene de ahí, del mareo”, dice el guitarrista, que en la charla está acompañado por la cantante del grupo, Ingrid Bretschneider, y el baterista Facundo Passeri.

-¿Cuándo se dan cuenta que tenían un ritmo propio?

Leo: -Salió, no hay un día específico. Estábamos pendientes de ver el lugar, de ver cómo es tan natural en otros lugares la música. Mientras nosotros veíamos qué nos pasaba y seguíamos ensayando.  Cuando nació la melodía no la podíamos tocar, tuvimos que aprender a tocar y a tocarlo todos juntos.

-¿El mareo es el ritmo de la costa?

Leo: -Es uno de los ritmos que encontramos en el agua.

Facundo: -No deja de ser nuestra percepción. No es que queremos con este que la gente valide que es como nosotros lo vemos. Es una necesidad que nace de nosotros y que si la gente se identifica, si logramos disfrutar de ese momento que es cuando la gente se identifica con un hecho artístico vamos a ser muy felices. La zanahoria no fue plantar una bandera, era una necesidad decir “le cantamos a todos y nada suena a lo que somos”.

-Leo: -Queremos encontrar de qué manera la música nos identifica con el paisaje que habitamos.

-¿Cómo se investiga la música para llegar a un ritmo?

Leo: -Fueron 10 años, en los que nos pasó de todo en la vida. No es estudiar música, acorde y escalas. Es ver otra cosa, ver conceptos, por qué está la estructura. Escuchar y ver por qué pasan las cosas. Tenemos mucha investigación en la estética sonora.

Facundo: -Hace 10 años Leo se iba a España y yo me quedaba esperándolo para charlar de qué había descubierto cada uno. Entonces agarré un mini disc iba al mar y grababa y escuchaba el sonido del mar.

Creciente 3

-¿Cuál es el futuro de Creciente?

Facundo: -Me gusta hablar de cómo vemos el presente y el presente es lo que proyectamos durante tanto tiempo y se hace realidad. El disco, el lugar donde podamos tocar, el grupo que llego a un lugar de consolidación muy enriquecedor. No me preocupa tanto el futuro, no me ocupa. Me gusta pensar en lo que está pasando.

Leo: -Es un grupo que no va detrás de una persona, sino de una idea.

Facundo: -Creciente es como toda mi vida, en la obra musical y poética describe mi vida, mis gustos, mis deseos y mis anhelos. Yo amo vivir en esta ciudad, conozco mar del plata desde un lugar emocional y Creciente es habitar en todo eso. Si pensara en un futuro creo que Creciente tiene lo más importante que tiene un grupo, que es un motivo. Nuestro motivo no es hacer canciones, sino que es encontrarnos con nosotros, nuestros paisajes, nuestras costumbres y nuestros amigos y expresarlo en música porque somos eso.

-¿Les gustaría que el marea se vuelva independiente a Creciente y aparezcan más bandas que lo toquen?

Leo: -Sería genial. Vemos algunas cosas, algunas bandas con las que tenemos buena empatía y vienen con el concepto.

Facundo: -Lo que prendió ya, que es independiente a Creciente, es la búsqueda del concepto. Nosotros llegamos al mareo a raíz de un concepto que fue clarificando Leo. Ese concepto vos lo cambiás de persona o geografía y va a dar de resultado otra cosa.

Leo: -No le des la espalda al mar, no le des la espalda a tu lugar.

Facundo: -No tengas miedo de ser creativo. De abandonar lo aprendido o reinventarlo.

Ingrid: -O de desconocerte. Porque hacer algo propio tiene que ver con desconocerse, porque salen cosas que uno no sabe de dónde salen.

Creciente presenta el disco Mareo este sábado. Será un ensayo abierto, algo íntimo. Como esa íntima que nos da el mar, cuando escuchamos a sus olas de una manera tan nuestra, tan de todos.

Ver más: , , , , ,

Comentarios