¡Aldosivi es de Primera!

Por primera vez en la historia, Mar del Plata consiguió el ascenso a la máxima categoría del fútbol argentino por la vía deportiva. El equipo del Puerto jugó con mucha personalidad y consiguió cumplir el sueño de sus simpatizantes y toda la ciudad. Le ganó a Gimnasia de Jujuy 1 a 0 con gol de Ángel Vildozo.

15/12/2014
¡Aldosivi es de Primera!
(Foto: Telam)

Finalmente, este día quedará marcado a fuego, para siempre en el hincha de Aldosivi, en la memoria de los marplatenses en general, que siempre se manifestaron deseosos de un equipo en Primera división. Acá está, es el “Tiburón”.

Histórico. Esa dimensión toma este 15 de diciembre de 2014. Aldosivi ascendió a la máxima categoría del fútbol argentino con justicia, con merecimiento. Porque Fernando Quiroz acomodó el barco en el último tramo y siempre corrió desde atrás. Con muestras de carácter llegó al final de la temporada y forzó un triangular desempate, en el que a pesar del cansancio de tantas finales acumuladas, se impuso con autoridad.

Esta noche, en Córdoba, con el empate le alcanzaba. Pero no especuló y se plantó de igual a igual ante el necesitado Gimnasia de Jujuy. Le cortó los caminos, lo dominó, y se impuso con total autoridad y justicia por 1 a 0 gracias al tanto de Ángel Vildozo, aunque en el final sufrió un poco. Pero no pasó grandes sobresaltos y dio el paso más grande de su historia.

Empezó mal el juego para Aldosivi, que a los 2 minutos perdió a Pablo Lugüercio, quien no pudo desprenderse del dolor en la zona intercostal que lo había marginado en un principio. La infiltración no fue suficiente y antes de los 5 minutos, Quiroz debió utilizar un cambio. Ingresó López Macri en su lugar y el ex Instituto hizo olvidar al “Payaso” enseguida. Metió un cambio de frente hacia la izquierda, donde recibió Seccafién que tiró el centro cruzado para la llegada en soledad de Vildozo, por detrás de todos, y de cabeza venció la resistencia de Cavallotti.

No cedió la iniciativa a pesar de la ventaja. Gimnasia no pudo progresar a partir de la presión ejercida por los marplatenses en todas las líneas y tuvo el control del juego. El “Lobo” jujeño fue desesperándose con el correr de los minutos y se reflejó en la imprecisión, a partir del apuro de sus hombres, lo cual facilitó la tarea defensiva de Aldosivi.

Y además, los jujeños fueron desordenándose, y los del Puerto pudieron ampliar la ventaja en un par de ocasiones promediando la media hora de juego. Carranza tardó demasiado en definir tras una notable habilitación de Lamberti. También con un gran remate de Seccafién, que Cavallotti contuvo a medias porque la pelota picó detrás de su cuerpo y salió por encima del arco.

Los intentos de Gimnasia de Jujuy se limitaron a dos disparos de larga distancia ante el buen cerco defensivo propuesto por la última línea marplatense, que finalizó sin sobresaltos la primera etapa.

En el complemento entraron en juego la ansiedad, los nervios y ambos equipos estuvieron imprecisos en el cuarto de hora inicial. Por eso no hubo un único dominador, se prestaron la pelota. Pero con el correr de los minutos, Gimnasia logró adelantarse unos metros en el campo de juego y comenzó a insinuar cierto peligro sobre el arco defendido por Campodónico.

Aldosivi fue obligado a defenderse, pero lo hizo bastante lejos de su área y hasta ahí llegaron los avances jujeños. Pero como contrapartida, a los marplatenses les costó prolongar las posesiones de la pelota.

Gimnasia no tuvo ideas. Solamente empujó y se desprotegió en el fondo. Y el “Tiburón” tuvo dos contraataques en los que pudo liquidar el pleito. Pero Miracco se apuró al patear con su pierna menos hábil y sobre la media hora, López Macri con todo campo para recorrer, encaró a Cavallotti, lo intentó eludir, pero sin pericia.

El equipo marplatense logró aplomo en el tramo final del partido. Logró calmarse y trató de aguantar cada vez que se hizo de la pelota. Los jujeños se repitieron en centros al área, que encontraron el despeje defensivo, o bien la solvencia de Campodónico.

Y así, con mucha autoridad, hizo lo que debía. No especuló y cumplió con el sueño propio, de sus jugadores, cuerpo técnico, dirigentes, hinchas y de toda la ciudad de Mar del Plata que en 2015 tendrá la tan ansiada plaza en Primera división.

“PAYASO” TRISTE

Al igual que Matías Lequi, Pablo Lugüercio estaba casi descartado para el juego de esta noche por diversas lesiones. El defensor, con un pequeño desgarro en el cuádriceps de la pierna derecha, apareció desde el arranque, al igual que el delanteros. Ambos fueron infiltrados, pero en el “Payaso” no surtió el efecto deseado porque debió abandonar el campo antes de los 5 minutos de juego. El ex Estudiantes de La Plata está afectado por la rotura de un cartílago de la parrilla costal que le dificulta la respiración. A pesar de ello, tuvo un final feliz.

A LAS 15 EN CASA

La delegación marplatense, tras los festejos íntimos en Córdoba, cenará y emprenderá el regreso a Mar del Plata, a donde arribará este martes alrededor de las 15 para festejar con los hinchas aldosivistas y la ciudad.

 

SÍNTESIS

ALDOSIVI (1): Pablo Campodónico; Gastón Díaz, Federico León, Matías Lequi y Franco Canever; Pablo Lugüercio, Hernán Lamberti, Jonatan Galván y Enrique Seccafién; César Carranza y Ángel Vildozo. DT: Fernando Quiroz.

GIMNASIA (0): Maximiliano Cavallotti; Leonardo Ferreyra, Sebastián Sánchez, Héctor Desvaux y Marcos Sánchez; Diego López, Gabriel Solís, Raúl Poclaba y Sebastián Ereros; Luis Peralta y Néstor Martinena. DT: Mario Sciacqua.

Gol en el PT: 8´ Vildozo (A).

Cambio en el PT: 5´ Nicolás López Macri por Lugüercio (A). En el ST: al comenzar, Federico Haberkorn por Ferreyra (G), 16´ Maki Salces por Ereros (G), 24´ Marcelo Argüello por Solís (G), 25´ Nicolás Miracco por Carranza (A) y 39´ Alejandro Capurro por Vildozo (A).

Árbitro: N. Pitana. Estadio: Juan D. Perón, de Córdoba.

Mirá el gol del ascenso.

 

 

Ver más: , , , , , , ,

Comentarios