San Jacinto: el después de las inundaciones y el barro

El barrio del sur intenta recuperar su normalidad, con algunas tareas que empiezan a llegar. Sin embargo, los vecinos saben que otros problemas se mantienen: contaminación del arroyo Corrientes, falta de agua potable y ausencia de asfalto.

21/08/2017
San Jacinto: el después de las inundaciones y el barro
(Fotos: Lucho Gargiulo / QUÉ Digital)
Joaquín Lledó

Autor: Joaquín Lledó

redaccion@quedigital.com.ar @joaquinlledo

La lluvia de hace dos semanas volvió a dejar en evidencia en los barrios las mismas problemáticas que se sucedieron con los últimos temporales. Pasados los días, San Jacinto -uno de los tantos afectados- intenta recuperar su normalidad, con algunas tareas que empiezan a llegar como la limpieza de zanjas o cunetas para que el agua pueda escurrir y con calles que de a poco se secan. Sin embargo, en San Jacinto, también saben que otros problemas siguen y seguirán: falta de mantenimiento de un arroyo Corrientes contaminado, falta de agua potable, calles principales que acumulan diez años de pedidos de asfaltado y un transporte público insuficiente.

En San Jacinto hay dos tipos de problemas: los generados como consecuencia de las últimas lluvias y los “estructurales” que forman parte de una vida diaria en la que se hace costumbre no tener agua potable, convivir con un arroyo contaminado y tener solo 20 calles asfaltadas de 104 manzanas. Ambos tipos de problemas no dejan de ser urgentes y tienen que ver, ni más ni menos, con la calidad de vida de quienes ahí viven.

Elvira Diez es la referente de la sociedad de fomento del barrio. Pasados los días de reclamos, que se fueron nucleando meses atrás con otros barrios del sur, muestra con alegría que a algunas cuadras llegó el trabajo de Obras Sanitarias (OSSE), que se limpiaron zanjas y cunetas y que, por lo menos así, ante una nueva lluvia fuerte las calles de tierra podrán escurrir más rápido y el agua tendrá una salida. Impacta ver la cantidad de barro y basura que tapaba las zanjas.

En San Jacinto no hace mucho hubo gente saliendo en kayak de sus casas, desesperada porque el agua no paraba de avanzar. Hoy, el panorama es distinto, pero los problemas de fondo siguen estando.

BARRIO SAN JACINTO CALLES CON BARRO ARROYOS   (1)
BARRIO SAN JACINTO CALLES CON BARRO ARROYOS   (21)
BARRIO SAN JACINTO CALLES CON BARRO ARROYOS   (13)
BARRIO SAN JACINTO CALLES CON BARRO ARROYOS   (20)
BARRIO SAN JACINTO CALLES CON BARRO ARROYOS   (4)

Elvira cuenta, en una recorrida con QUÉ, que semanas atrás las cunetas estaban tapadas con barro, con pasto, que rápidamente rebalsaron y las calles quedaron sin escurrimiento. Pasados los días, en San Jacinto hay tareas realizadas, pero también hay calles internas que no parecen calles, que son tierra, pasto, barro: todo menos una calle para circular.

Los problemas están lejos de ser nuevos. Según publicaba este medio en febrero de 2015, Vilma Baragiola en el Concejo Deliberante pedía al gobierno de aquel entonces que pusiera en marcha un plan de obras en el barrio para arreglar las calles, que “se vuelven intransitables los días de lluvia”.

 UN ARROYO CONTAMINADO Y SIN MANTENIMIENTO 

El arroyo Corrientes atraviesa a San Jacinto, como a otros barrios del sur. La fomentista sostiene que hace tiempo mantienen los reclamos por la contaminación y la falta de mantenimiento, pero que las respuestas han sido insuficientes.

Los vecinos lo que piden, concretamente, es la continuidad en el trabajo de mantenimiento ya que la acumulación de pasto y residuos hace que el caudal ante las lluvias crezca rápidamente y tome las calles.

En la calle 435, en el límite con Playa Serena el arroyo no tiene puente. Es una de las peores zonas por falta de mantenimiento, según advierten los vecinos. Esa zona también es en la que todavía hay tramos de algunas calles repletas de barro. Un hombre que hace 42 años vive en el barrio arrastra un carro donde junta cartones, saluda a la fomentista mientras le muestra a QUÉ el estado del lugar y dice que hay cuadras por las que no se puede pasar hace dos semanas.

BARRIO SAN JACINTO CALLES CON BARRO ARROYOS   (12)

Pero más allá del problema a la vista, hay otro y más grave: la contaminación del arroyo. Según cuenta Elvira, ya han detectado casos de gastroenteritis por la problemática y explica que hoy en el barrio, ante la falta del servicio de agua potable, hay dos tanques disponibles y gestionan la instalación de otro.

Pero los vecinos saben que eso es sólo un paliativo, aunque la costumbre de vivir así a veces lo pase por alto. “En medio de los días de lluvia hay vecinos que lavaban la ropa y se bañaban con agua turbia”, describe la fomentista.

San Jacinto es uno de los barrios del sur que figura entre los planes oficiales para que pueda acceder al agua potable. Sin embargo, en lo inmediato eso es demasiado lejano. Según explicaba tiempo atrás el titular de Obras Sanitarias, Mario Dell Olio, “hacia el sur sur del partido es necesario hacer obras de mucha infraestructura” para poder llegar con el servicio.

 LA “LURO” QUE NO SE ASFALTA  

BARRIO SAN JACINTO CALLES CON BARRO ARROYOS   (22)

La calle 431 es para los vecinos de San Jacinto la “Luro” del barrio, es su calle principal por donde pasa el colectivo. Para esa calle, justamente, hay pedidos oficiales para que se asfalte desde 2007, y un expediente iniciado en 2008. Pasaron diez años, no hubo ningún avance. Mientras tanto, la real avenida Luro vuelve a ser repavimentada una y otra vez.

Según advierten desde la sociedad de fomento, en San Jacinto hay 20 calles de asfalto de 104 manzanas que conforman el barrio.

Sobre esa calle principal pasa, cada una hora, el colectivo. Pero los recorridos cortan a las 21. Entonces, en una zona cada vez más poblada, según advierten los propios vecinos, las limitaciones son muy grandes como no tener el principal medio de transporte después de las 21 ni una guardia pediátrica, entre tantos otros servicios que en Mar del Plata, a veces, parecieran ser un lujo al que solo algunos pueden acceder.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios