Textilana: tras la muerte de Todisco, “sigue el atropello”

Un directorio de 5 personas con la mujer y la hija del difunto empresario se hizo cargo de la firma. Sergio Todisco sigue investigado por los Panamá Papers. Los trabajadores evalúan medidas de fuerza y lanzaron una agrupación textil.

15/08/2016
Textilana: tras la muerte de Todisco, “sigue el atropello”

Tras la muerte, a fines de julio, del empresario Mauro Sergio Todisco, dueño de Textilana, un directorio integrado por cinco personas (dos de ellas familiares) quedó a cargo de la empresa textil asentada sobre la Ruta 88, con una planta estable de casi 600 personas. Pese al cambio de autoridades, parte de los trabajadores señala que la patronal mantiene la precarización laboral que desde hace tiempo vienen denunciando.

En este gran complejo ubicado a unas 20 cuadras de Juan B. Justo se ejecuta la cadena de producción completa de la firma. A lo largo del tiempo Textilana adquirió todas las máquinas necesarias para no tercerizar ningún eslabón de la producción: desde el hilado hasta la confección de las prendas, proceso que se lleva a cabo en el edificio contiguo.

A fines de julio y en medio de reiteradas denuncias por múltiples irregularidades, Maurio Sergio Todisco falleció a los 74 años en un hospital de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires luego de sufrir serias complicaciones de salud.

El fallecimiento del dueño de la fábrica y de una de las marcas de indumentaria más reconocidas de la ciudad y el país, obligó a la familia y directivos de la empresa a repensar su organigrama.

El directorio -por supuesta autorización de Todisco- quedó integrado por cinco personas: entre ellas la hija y la mujer de Todisco, y dos personas que ya se desempeñaban como gerente y jefa de personal de la empresa.

Sergio Esteban Todisco, hijo del difunto empresario y presunto heredero natural, cumple tareas en la fábrica pero con la menor exposición posible, debido a que él, a su pareja y agente inmobiliaria de la ciudad, Elizabeth Ortiz Municoy, y a otro marplatense también supuesto operador del sector, Osvaldo Paralari, los investiga la Unidad de Información Financiera (UIF) a partir de una presentación hecha por el fiscal federal de Mar del Plata, Juan Manuel Pettigiani, surgida luego de las filtraciones de los Panamá Papers, con los detalles del caso que también publicó QUÉ.

Es que la pareja registra operaciones por unos 65 millones de dólares, pese a tener registrado en Argentina ingresos mensuales por $30 mil. De dónde sale el dinero es el objetivo a identificar en la investigación.

Todisco Inversiones inmobiliarias Miami Herald

Una de las propiedades sospechadas (Foto: Miami Herald)

Pese al cambio de autoridades en Textilana, las formas y los problemas no cambiaron. El cuerpo de delegados contó que ya “varias compañeras fueron suspendidas” y que “siguen las mismas irregularidades o más aún que antes”.

En disconformidad con distintas situaciones de “persecución” y “hostigamiento”, un grupo de trabajadores ya analiza implementar alguna medida de fuerza en el corto o mediano plazo para manifestarse en contra de estas prácticas.

Tras la muerte de Todisco y las conformación del nuevo directorio, el cuerpo de delegados que representa a los trabajadores solicitó una reunión con los flamantes dueños. Sin embargo, el pedido no tuvo respuesta hasta el momento.

TEXTILANA 02

 

Por lo pronto, el personal desconoce el rumbo que tomará la empresa tras la partida de su histórico propietario y el escándalo que la investigación de los Panamá Papers envuelve a la familia.

“AZUL TEXTILES, CONTRA EL ATROPELLO PATRONAL Y LA COMPLICIDAD GREMIAL”

A partir de las denuncias conformadas por “el atropello de las patronales textiles” y “la complicidad del sindicato” (Asociación Obrera Textil), un amplio grupo de trabajadores de Textilana y una fábrica adjunta decidieron organizarse y formar la “Agrupación Azul Textiles”.

Los trabajadores anunciaron que recorrerán otras fábricas del sector para acercarles sus preocupaciones a otros empleados ya que, señalaron, “en nuestro sector prima el trabajo esclavo, en negro o precarizado” y “grandes empresas esclavizan a los compañeros para abaratar costos y aumentar sus ya abultadas ganancias”.

Uno de los principales puntos será el salario y el acuerdo que en particular la AOT llegó con las patronales, que según esta agrupación “ratificó salarios miserias”, ya que -precisaron- el salario promedio de un textil, a la fecha, ronda en los $9 mil que “frente al cuadro inflacionario, los tarifazos y el ajuste llevado adelante, nos deja a los trabajadores bajo la línea de pobreza”.

En busca de que en todas las fábricas existan “delegados democráticamente elegidos por los trabajadores”, desde la agrupación impulsan la realización de asambleas en los lugares de trabajo, “para que en conjunto podamos informar, consultar, proponer, votar y resolver cuales son las necesidades y las medidas que debemos llevar adelante los textiles”.

TEXTILANA 2

Tiempo atrás dentro de Textilana, los 180 trabajadores a quienes la patronal les aplicó descuentos injustificados en el presentismo por participar de asambleas previamente anunciadas, resolvieron ir a la Justicia para formalizar una denuncia colectiva por este accionar y “el incumplimiento de las reglas mínimas de seguridad e higiene que exige la ley”.

Trabajadores de esta agrupación formada dentro de Textilana a partir de años de conflicto y reclamos que no obtuvieron la esperada respuesta, se comprometieron a llevar su propuesta a distintos escenarios laborales para tomar contacto con quienes sufren los mismos atropellos.

 

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios