Jueves 09 de abril | Mar del Plata
¡Seguinos!
06/11/2015

Buenos anfitriones

Editorial QUÉ, en la radio

 

El comedor de la casa no se usa. No se ensucia. Se guarda para ocasiones especiales y visitas, no sea cosa que se arruine. El comedor está intacto desde hace años, mientras que la cocina quedó destruida de tanto usarla, de usarla día a día, todos los días.

La vajilla más fina, la cristalería y la plata están bien guardadas para deslumbrar invitados, para que entiendan que somos como ellos, tan elegantes y distinguidos, por más de que cuando no están –y casi nunca están- comemos con la mano los choripanes que venden esos que no dejamos vender.

El mejor tele de la casa no se prende, está reservada para las mejores películas. Y lo mismo pasa con las mejores ropas, los mejores libros no se leen, el mejor sillón no se usa, lo mejor que tenemos lo tenemos al pedo.

Qué buenos anfitriones, todo siempre impecable para los demás, para el que viene, para el que llega. En cambio el que está todo el día, todos los días, ese se puede joder, total está todos los días.

Qué buenos anfitriones, tan buenos que nunca supieron disfrutar de la hermosa casa en la que viven, que siempre la cuidaron para que la disfruten otros, las visitas.

Ver más: , , , ,

Comentarios