Pedro Aznar, canciones en el contraluz de universos íntimos

Presentó “Contraluz”, su último disco, este sábado en el Teatro Radio City. Habló con QUÉ y contó: “Buscaba hacer una colección de canciones que fueran muy estimulantes y divertidas de tocar en vivo, y creo que eso se logró”.

28/05/2016
Pedro Aznar, canciones en el contraluz de universos íntimos
Juan Manuel Salas

Autor: Juan Manuel Salas

jmsalas@quedigital.com.ar @juasalas

“No veas a contraluz/no te engañes/Cuando el corazón anda sin dueño/los ojos no ven personas sino sueños”.

Pedro Aznar, Contraluz.

Pedro Aznar atraviesa la historia del rock nacional, pero lejos de quedarse cómodo en su lugar de “intocable”, continúa creando, moviéndose, conmoviendo a los demás. Hace pocas semanas lanzó un nuevo disco, Contraluz, 13 canciones compuestas entre marzo 2015 y enero 2016 que presentará esta noche, desde las 21.30 en el Teatro Radio City, San Luis 1750.

Es un disco que tiene un apoyo muy fuerte en sus letras; fueron ellas, en muchos casos, los disparadores”, reconoce Pedro y explica que, al componer, “buscaba hacer una colección de canciones que fueran muy estimulantes y divertidas de tocar en vivo”. “Creo que eso se logró muy bien”, reconoce.

Aznar cuenta que trabajó en las canciones de Contraluz en Mar de las Pampas, la ciudad de Buenos Aires y San Francisco, California. El material luego fue grabado en una semana en los estudios Romaphonic y mezclado en su propio laboratorio musical, Marina Sound, con el ingeniero Ariel Lavigna. La masterización del disco estuvo a cargo de Andrés Mayo.

En la grabación las canciones suenan frescas y directas, y en el escenario son un cañón. La banda trabajó con la premisa de buscar sus propios arreglos y timbres, en muchos casos, y los muchachos hicieron un excelente trabajo con eso”, dice Pedro.


-¿Cómo fue la grabación de Contraluz?

-Hubo varias cosas que grabamos “en vivo en el estudio”, tocando todos juntos, como en un escenario. En algunos casos copié exactamente el tempo de los bocetos que hice al componer, o dejamos como base el primer instrumento que grabé como referencia y tocamos arriba de eso, para preservar esa primera intención, que muchas veces es imposible de volver a lograr en la atmósfera “controlada” de un estudio profesional. Todo eso le dio al disco una inmediatez, intimidad y respiración muy especiales.

-¿Cómo y dónde fue tu primera escucha del disco una vez terminado?

-Se lo mostré a mis mejores amigos en una cena en mi casa.

-¿Qué te produce a esta altura lanzar un nuevo álbum?

-Es, siempre, como un proceso de dar a luz. Al principio quedás agotado, vacío y con una tristeza inexplicable. A medida que pasan los días, eso va dando lugar a una satisfacción enorme. Es ahí cuando lo soltás, y las canciones cobran vida propia, se hacen compañeras de la gente. Ya no te pertenecen, son entidades independientes. Esa es la magia que se produce. Y después, al llevarlas al escenario, es como recrearlas; es visitar, durante un rato, la emoción de componerlas y grabarlas.

-¿Cómo surgió la posibilidad de grabar junto a la cantante cubana Omara Portuondo?

-Comenzó con la gentil invitación que me hizo Omara a cantar con ella cuando Buena Vista visitó Buenos Aires el año pasado. En esa oportunidad le regalé una copia de la canción “Última pieza“, que yo acababa de componer. A los pocos meses hablamos de la posibilidad de grabarla juntos, cosa que hicimos, finalmente, en marzo pasado, cuando ella tuvo un día libre de su gira en Hong Kong. Yo dirigí la grabación via Skype desde Buenos Aires. Fue un momento inolvidable.

Pedro dice que el show en Mar del Plata será “el estreno mundial de la gira” de Contraluz, un show que irá acompañado de una puesta en video. Junto a su banda; Julián Semprini en batería; Alejandro Oliva en percusión; Coqui Rodríguez en guitarra y Federico Arreseygor en teclados y voz, van a tocar las 13 canciones de Contraluz.

Ver más: , , , , , , , , , ,

Comentarios