El juez Hooft convalidó el acuerdo y condenó a Lalo Ramos

Es bajo la pena de dos años y medio de prisión en suspenso, tal como habían acordado la Fiscalía de Delitos Culposos y la defensa del expiloto de TC, quien provocó el siniestro vial que dejó con graves secuelas de por vida a Thiago Joel Franco.

19/06/2017
El juez Hooft convalidó el acuerdo y condenó a Lalo Ramos
(Foto: archivo / QUÉ Digital)

Luego de la extensa audiencia de la semana pasada en la que en el marco de la decisión de la fiscalía y la defensa de Eduardo Lalo Ramos de acordar un juicio abreviado las partes presentaron el acuerdo al juez Pedro Hooft, este lunes el magistrado confirmó la pena de dos años y medio de prisión en suspenso y cuatro años de inhabilitación para conducir  contra el expiloto de TC por haber provocado en 2014 un siniestro vial que dejó a Thiago Joel Franco con graves secuelas de por vida. De esta manera, Ramos evitó el juicio oral, y la sentencia ya quedó firme.

“La condena es exactamente lo que se pautó: dos años y medio de prisión en suspenso con reglas de conducta y cuatro años de inhabilitación para conducir vehículos, siempre teniendo en cuenta los rangos del delito que parte de $3 mil de multa a tres años de prisión”, resumió en diálogo con QUÉ el fiscal del caso, Pablo Cistoldi, luego de recibir la sentencia dada a conocer este lunes por Hooft. En concreto, Ramos fue condenado por el delitos de “lesiones culposas agravadas”, delito que supone una pena máxima de tres años de prisión. Es decir, que en un posible juicio oral la pena máxima que se le podría haber otorgado a Ramos es solo de seis meses superior a la acordada.

En el acuerdo establecido por el fiscal Cistoldi y el abogado defensor de Ramos, Facundo Capparelli, y que ahora fue homologado por el juez Hooft, se fijaba una pena de dos años y medio de prisión en suspenso con reglas de conducta habituales, constitución de domicilio, el control del Patronato de Liberados, un curso de manejo defensivo y la realización de una taller de reflexión sobre el valor de la vida humana. Y a eso se le agrega -además de la inhabilitación de cuatro años para manejar- una consulta psicológica para evaluar si Ramos depende de alguna sustancia, ya que al momento del hecho Ramos estaba alcoholizado, y, en el caso de que haya dependencia, debe hacer un tratamiento.

“Dentro de lo que es el marco que ofrece la ley consideramos que es una buena respuesta, es una condena: la defensa del imputado renunció a todo tipo de recursos contra la eventual condena, con lo cual hay una etapa que se cierra”, había considerado el fiscal al presentar el acuerdo, que también incluye una suma de dinero a aportar por Ramos para el tratamiento del menor. Esa cuestión generó rechazo en la familia del menor que al conocer todo el acuerdo entre la fiscalía y la defensa cuestionó duramente a las partes ya que lo que buscaba era que Ramos enfrente un juicio oral y público. 

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios