Pinos de Anchorena

Boleto universitario: entre las promesas provinciales y locales

En julio de 2015 con el impulso del kichnerismo se aprobó una ley provincial, pero nunca fue reglamentada. El Municipio se había adherido, pero ante la falta de avances consensuó un proyecto propio con los estudiantes. El tratamiento está demorado.

20/04/2016
Boleto universitario: entre las promesas provinciales y locales
(Foto: archivo / QUÉ Digital)

La historia del reclamo por el Boleto universitario en Mar del Plata tiene años. Su impulsor, la Federación Universitaria Marplatense (FUM), ha pasado por idas y vueltas en más de una oportunidad. La última hasta el momento fue la sanción de la ley provincial -a la que adhirió el Municipio- que garantizaba el boleto gratuito para los universitarios, pero nunca fue reglamentada y recientemente la gobernadora María Eugenia Vidal sostuvo que “no es un prioridad”. Entonces, a nivel local el gobierno de Carlos Arroyo armó un proyecto en conjunto con los estudiantes y lo elevó al Concejo Deliberante desde donde advirtieron la falta de algunos elementos claves, como el financiamiento total. Por eso el debate se encuentra estancado.

“La gobernadora Vidal ha confirmado que no piensa implementar la ley de boleto estudiantil, ratificando las denuncias que viene realizando el Partido Obrero“, señaló a nivel provincial el partido de izquierda en referencia a aquella ley tan festejada por el kirchnerismo que nunca fue promulgada finalmente por Daniel Scioli. “La conquista del boleto estudiantil ha sido un logro de docentes, auxiliares y estudiantes, que tuvo una larga historia hasta lograr su aprobación en la legislatura provincial el año pasado”, remarcaron desde el PO.

En este sentido, presentaron un proyecto de resolución en la legislatura en el que se repudian las declaraciones de Vidal, quien en concreto aseguró que la promulgación de la ley actualmente “no es prioridad” para su gobierno.

Mientras todo esto pasa a nivel provincial, en Mar del Plata el tema resurgió a partir de las gestiones de la FUM ante el gobierno municipal, quien finalmente -y luego de demorasy reuniones- elevó al Concejo Deliberante un proyecto que, según se anunció oportunamente, estaba basado en la financiación por medio de publicidad en los colectivos.

En concreto, el día en que el gobierno hizo el anuncio formal de presentación del proyecto aparecieron algunos puntos que sembraron algunas dudas. Es que se dijo que se necesitan unos $30 millones anuales para costear los pases de los alumnos y se contempla el financiamiento con los siguientes recursos: ingresos provenientes del alquiler de espacios de publicidad que sean licitados en las unidades de transporte urbano y los intereses bancarios que se generen con la colocación de estos fondos en las entidades autorizadas.

Pero los puntos que llamaron la atención por la falta de precisión fueron las “donaciones o legados que reciba la Municipalidad proveniente de personas humanas o jurídicas destinadas a este fondo” y “cualquier otro ingreso de origen nacional, provincial y municipal que tenga afectación específica a este fondo”.

A partir de esa falta de precisión es que la comisión de Transporte del Concejo Deliberante decidió crear una comisión especial para tratar de profundizar el expediente. Pasadas casi dos semanas de eso, aún no se reunió.Y, en ese contexto, la FUM le solicitó a la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales un estudio de mercado, a partir del cual se estableció que con la publicidad en colectivos se podría financiar hasta el 60% de los boletos. 

Ver más: , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios