Espiral de violencia

Editorial de QUÉ, en la radio

17/11/2016
 

Insulta, insulta, insulta, insulta. La justicia se mete, le ordena al hombre maltratador que no se acerque a su pareja, le pide que no se acerque, le sugiere que no se acerque. La justicia considera que no se acercara, pero que si se llegara a acercar no sería tan grave.

Pega, pega, pega, pega. Una mujer golpeada por un hombre maltratador es llevada al hospital. Tiene el botón antipánico y la cara deformada a golpes. Algo funciona mal, el botón antipánico, su pareja, la vida. Todo funciona mal.

Apuñala, apuñala, apuñala, apuñala. Las terapias intensivas de Argentina están llenas de mujeres a las que no les quedó otra que volver a aceptar a su pareja golpeadora en sus vidas. La justicia se sorprende de la reincidencia de un nuevo hombre maltratador, que en la cárcel llena de hombres maltratadores se portaba tan bien que le dieron salidas transitorias.

Mata, mata, mata, mata. Ya perdimos. Mataron a Valeria, y como a Lucía o a tantas más, no la conocimos. La mataron antes, no nos dio el tiempo.

 

Ver más: , , , ,

Comentarios