Nuevo MAS llama a “confluir en un solo puño para derrotar a Macri”

Uno de sus referentes en Mar del Plata, Matías Rodríguez, habló de “la gran huelga nacional” que promueve la izquierda para “no esperar al frente ciudadano electoral” y “frenar la agenda” del Gobierno través de la movilización popular.

16/04/2016
Nuevo MAS llama a “confluir en un solo puño para derrotar a Macri”
(Fotos: archivo/QUÉ Digital)
Gonzalo Gobbi

Autor: Gonzalo Gobbi

ggobbi@quedigital.com.ar @gonzalogobbi

A cuatro meses y medio del gobierno de Mauricio Macri y a horas de la reaparición pública de Cristina Fernández de Kirchner, la izquierda, en particular el Nuevo MAS, concibe al actual momento político como una oportunidad para ampliar su representación popular en las calles bajo “la urgencia de no esperar al frente ciudadano electoral -que propuso la expresidenta- para votar el año que viene”, y con el objetivo de aunar fuerzas para “convocar ya a un gran paro nacional activo para derrotar al ajuste del gobierno de Mauricio Macri”.

Este domingo en todas las regionales del Nuevo MAS se realizarán precongresos en los cuales se discutirá en todo el país la perspectiva de la izquierda atendiendo una pregunta clave: “¿Qué hacemos en este momento?”, para confluir en una misma respuesta “a todo el pueblo trabajador” mediante un plan de movilización y lucha en las calles. Será de cara al congreso nacional del mismo sector, en el cual se articularán acciones de cara al próximo año de elecciones, pero antes entienden que “la consigna de lucha está en la calle”.  

La consigna guarda alguna similitud con las grandes movilizaciones que se dieron en el denominado Argentinazo de diciembre de 2001 (a 14 años hubo recientemente una “marcha contra el ajuste” en Mar del Plata). La similitud con el 2001 es explícita y no es casual ni anacrónica. Sin embargo concibe nuevas bases para lograr lo que no ocurrió -según entiende el Nuevo MAS- en la salida de aquella feroz crisis, “una alternativa de los trabajadores”.

En vista a este precongreso del cual participarán militantes locales del partido, el referente del Nuevo MAS en Mar del Plata, Matías Rodríguez, compartió en esta entrevista con QUÉ la postura que sostiene y busca ampliar el espacio político al cual representa.

-¿Cuál es el desafío que tiene el Nuevo MAS y en definitiva la izquierda en su más amplia expresión en este contexto político?

-Aunar a toda la clase trabajadora y al pueblo pobre en general en una sola lucha que es defender las conquistas por las que ha luchado siempre. Que la izquierda sea el cemento que unifique a todos los sectores de la clase trabajadora.

-Para muchos las crisis son una oportunidad, ¿así lo entienden?

-Es la oportunidad de pasar de una posición defensiva en la cual los trabajadores, estudiantes, el movimiento LGBT y el pueblo en general recibe solo los golpes, a un momento ofensivo para derrotar a Macri y lograr más conquistas y derechos para que surja lo que no ocurrió en el Argentinazo del 2001: una alternativa de los trabajadores.

-¿Qué lectura hicieron dentro del Nuevo MAS sobre la reaparición pública de Cristina Fernández de Kirchner y el mensaje político que dio?

-En un sentido busca traer paz social al macrismo y ser un factor de contención a los sectores trabajadores y a la juventud que sale a luchar. Pone esperanzas en un frente ciudadano electoral de cara al año que viene, deja ver que va a mantener la gobernabilidad y que no va desatar una lucha para desestabilizar al Gobierno. Su reaparición renueva la esperanza en la base militante kirchnerista respecto de que los derechos se logran votando, pero las grandes conquistas se dieron en la calle luchando.

-¿A dónde creés que apunta entonces ese frente ciudadano que propone?

-Apunta al plano electoral, al año que viene, pero los despidos, las suspensiones, los tarifazos y el endeudamiento están sucediendo ahora y no el próximo año. Nosotros entendemos que tenemos que crear un gran paro nacional que termine de derrotar a Macri en las vistas de generar un nuevo Argentinazo y frenar su agenda reaccionaria luchando todos juntos.

-¿Y no esperar las elecciones?

-Muchos han visto recrudecer su calidad de vida totalmente en este tiempo. Perdieron su trabajo, enfrentaron tarifazos, pasó este hecho lamentable de la auxiliar Yolanda Mercedes que murió al enterarse de lo que le quedaba en la cuenta luego que le aplicaran descuentos salariales de casi el 80%: fue asesinada por el propio ajuste. Eso está pasando ahora. Ante la introspección nacional que propone Cristina de sentarse a pensar un domingo si antes estábamos mejor o no, nosotros impulsamos un paro nacional activo para generar una verdadera resistencia en las calles. Los derechos nos los están quitando hoy.

-¿Creés que las diferencias que distancian en las marchas que hubo contra el Gobierno nacional a los sectores kirchneristas de un sector la izquierda pueden ir saldándose o por el contrario podrían acentuarse?

-Dividir fuerzas es criminal. El Nuevo MAS es claro, no solo intenta manifestarse contra el Gobierno, sino dar una estrategia de lucha unificando a todos los sectores populares, sean de izquierda, kirchneristas, de diferentes agrupaciones o personas sin filiación política clara en una gran huelga popular.

24 DE MARZO 01

-¿Considerás que el Frente de Izquierda los acompañaría?

-Por eso el Frente de Izquierda tiene que reflexionar. Ellos han dividido mucho incluso acá en Mar del Plata y eso se vio en la marcha histórica del pasado 24 de marzo, cuando en general hubo un mensaje claro de poder enfrentar la avanzada de Macri contra los Derechos Humanos, contra el pueblo trabajador, con tarifazos, con su protocolo antipiquete y su mensaje de los dos demonios. Eso sin olvidar lo que ha hecho el kirchnerismo en este sentido, pero hoy el Gobierno es Macri y la izquierda debe empoderar al pueblo y derrotarlo.

-En paralelo a la movilización popular a la que apuntan, ¿cómo va a ir articulándose la izquierda para ampliar su representación legislativa a través del voto popular el año que viene?

-Cada vez más sectores se están volcando a la izquierda y van a ser más en tanto y en cuanto se den dos factores: fundamentalmente que la izquierda se convierta en quienes defienden tu puesto de trabajo y tu salario sin preguntarte a quien votaste, pero además influye la podredumbre del régimen político, porque tanto Macri como la expresidenta están imputados por delitos de corrupción y en este plano no defendemos a ninguno de los dos.

-¿Cómo analizan estas imputaciones que se dieron prácticamente a la vez?

-Las declaraciones de Fariña y el encarcelamiento de Lázaro Báez demuestran la culpabilidad cada vez más amplia de varios sectores del kirchnerismo. Y el tema de Panamá Papers demuestran que Macri lavaba dinero que consiguió de manera delictiva o bien evadía impuestos en escala millonaria. Están todos metidos en un régimen corrupto y mafioso en el que utilizan al Estado con fines de enriquecimiento ilícito. Y la gente lo ve esto, lo sabe y se pregunta qué hacer.

-¿Ese desencantamiento es la oportunidad para la izquierda?

-Es que los únicos que no metimos la mano en la lata somos la izquierda, así como sabemos que somos los únicos que podemos dar una verdadera salida global a toda esta situación. Planteamos que no es momento de votar ahora, sino de luchar. Es momento organizarse en los lugares de trabajo y estudio, y de ir presionando a las cúpulas sindicales que hoy son totalmente funcionales al macrismo para que convoquen a un paro general activo. Es momento de confluir todos en solo puño para derrotar a Macri. Luego vamos a terminar de derrotarlo en las elecciones.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios