“La piedra del corazón”: un místico hallazgo, en Mar del Plata

Por primera vez se exhibe en la ciudad una pieza única en el mundo por su forma de corazón, que data de 130 millones de años y que contiene gemas, inscripciones, signos y palabras, entre otras figuras. Verla, aseguran, es “creer o reventar”.

20/01/2018
“La piedra del corazón”: un místico hallazgo, en Mar del Plata

Desde hace algunos días y hasta este domingo se exhibe por primera vez en Mar del Plata “La piedra del corazón” -también conocida como “Piedra de Artigas”-, una pieza considerada única en el mundo no solo por su forma de corazón, sino además por las gemas y místicas inscripciones, signos y figuras que contiene en su interior.

Después de recorrer Europa, esta piedra que data de 130 millones de años y fue declarada patrimonio de Uruguay (fue descubierta en Artigas), llegó a la ciudad y puede apreciarse hasta este domingo de 17.30 a 20.30 en la Casa D’Italia, ubicada en Edison 127.

Pesa más de siete kilos y en su interior pueden encontrarse inscripciones tales como una “J”, la “C” -que muchos relacionan directamente con Jesucristo- y la figura de un pez y una paloma; después se aprecian 13 signos, la palabra “Mil” y otras escrituras compuestas por decenas de puntos.

En diálogo con QUÉ Digital, una de las responsables de Casa D’Italia, Ana Tringali, destacó que “es creer o reventar; se trata de una oportunidad única para ver en Mar del Plata esta piedra hallada en Artigas que tiene forma de corazón y un montón de gemas”.

Esta geoda de ágata, de 130 millones de años en forma de corazón humano, fue descubierta hace aproximadamente 40 años por Laires Luciano Lucas (Artigas, Uruguay). Su peso es de 7,4 kilos y tiene en su interior símbolos e inscripciones en cristal de cuarzo y, a pesar de las varias interpretaciones que le atribuyeron, su significado es un misterio.

Eso confirma las palabras de quien hace años la descubrió: “Estamos en frente de algo que supera al hombre”. La familia Lucas, desde el día del descubrimiento y representada hoy por Hugo Lucas, el hijo de Laires Luciano, se hace cargo de divulgar el conocimiento sobre esta piedra a todo el mundo. Esta misión es conducida con dedicación y admiración, sin fines de lucro. Hugo Lucas mismo dice: “Esta Piedra pertenece a la Humanidad”.

En noviembre de 1967 Laires Luciano Lucas se encontraba en su tarea habitual clasificando ágatas para un cliente argentino que había adquirido una cantidad considerable de las mismas, estimada en 5000 kilos.

Cuenta la leyenda que fue en esas circunstancias en las que Lucas levantó una piedra, la que por su peso indicaba que no era maciza, razón por la cual el comprador la rechazó.

El hombre obsequió la piedra al cliente, haciéndole ver que la misma guardaba la forma de un corazón, y que podría gustar a algún coleccionista… pero esa piedra estaba destinada a quedarse en Artigas y el comprador la rechazó.

Fue recién al otro día cuando Lucas se dirigió al montón de piedras para comenzar su tarea y hallando la piedra rota, une ambas partes, y nota que es la piedra de “forma de corazón”.

Algo recorre su interior, y presuroso corrió a lavarla, no pudiendo dar crédito a lo que el agua iba revelando. Símbolos y letras aparecían como por arte de magia. Una letra “C”, una “J”, un pez, un corazón, una imagen que pareciera un animal cargando dos personas, una palabra “mil”, puntos y rayas regulares, como si de un código se tratara, otro grupo de puntos asemejándose a una constelación estelar, mensajes que Lucas no podía explicar, pero que no tenía dudas de que se habían abierto para él.

La piedra recorre el mundo. Ya estuvo en Francia, en Italia y hasta llegó a la ONU. Hoy está en Mar del Plata, en un lugar emblemático del Puerto de la ciudad, como la Casa D’Italia.

Estuvo en exhibición esta última semana de 17.30 a 20.30 y hasta este domingo hay tiempo de verla.

“Lo bueno es que junto a la piedra está su cuidador, quien da la explicación de la piedra y de lo que representa. Hay tiempo de verla hasta este domingo, ya que de Mar del Plata va a Tandil, a Buenos Aires y se vuelve a Francia”, contó Ana Tringali, de Casa D’Italia e invitó a marplatenses y turistas a aprovechar la oportunidad para ver y apreciar esta pieza única en el mundo.

Ver más: , , , , , , , , ,

Comentarios