Los mismos reclamos en Nuevo Golf: “No hay voluntad política”

Desde la sociedad de fomento del barrio volvieron a advertir sobre la falta de mantenimiento de las calles. Señalaron que “hace un mes vinieron hacer parte del arreglo, pero no lo terminaron y la obra quedó a medio hacer”.

07/07/2017
Los mismos reclamos en Nuevo Golf: “No hay voluntad política”
(Foto: archivo / QUÉ Digital)

Otra vez las pequeñas lluvias que cayeron durante la semana afectaron directamente a algunos barrios de la zona sur de la ciudad, aunque principalmente la situación se siente en Nuevo Golf, zona en donde los vecinos ya no saben qué más hacer para que les ofrezcan una solución por parte del Municipio. En los primeros días de junio se hicieron trabajos de mantenimiento, pero aseguraron que “solo arreglaron cuatro calles” de las 30 solicitadas. Además, desde la sociedad de fomento del barrio detallaron que “arreglaron 10 lámparas y hay 100 fuera de servicio”.

La vecinal del Nuevo Golf explicó que cuando empezaron los problemas de las calles, “el Municipio vino, pero hizo un trabajo que no sirvió, solo tiraron un poco de granza y pasó la maquina una vez por los peores sectores para que no nos movilicemos más. Nosotros pensamos que iban a volver, pero no fue así, nunca paso”.

Ante los continuos reclamos, Mario Peralta, uno de los referentes de la sociedad de fomento, en comunicación con QUÉ, recordó: “Pablo Simoni (titular del Ente de Vialidad) nos dijo que el lunes y martes iban a estar nuevamente en el barrio porque la obra que comenzaron quedó a medio hacer, pero todavía no vino nadie”. A raíz de este trabajo que quedó incluso, los mismos vecinos relataron que sumaron otro problema ya que “los montículos de tierra que quedaron en la esquina se transformó en un basural”.

Al mal estado de las calles, se le sumó otro inconveniente de higiene. “Hace dos semanas que el camión de la basura no entra al barrio. Están todas las esquinas llenas de basura, y nos dijeron que con las calles así no van a entrar”, así lo detalló Peralta, quien además advirtió que “en la anterior gestión se logró poder iluminar todo el barrio, pero hace más de un año que las farolas están de adorno porque se fueron quemando y nunca vinieron a cambiarlas”.

Sin encontrar una solución pronta y ante la desesperación de algunos vecinos, desde la sociedad de fomento de Nuevo Golf acusaron: “Desde que arrancó la gestión de Arroyo vinieron una sola vez  y arreglaron solamente 10 lámparas y actualmente tenemos 100 lámparas fuera de servicio”. “Esto excede a la sociedad de fomento  y no hay voluntad política”, reconoció Peralta.

Toda esta situación que viene golpeando a la periferia de Mar del Plata y principalmente en los barrios donde no hay asfalto, no tiene una solución instantánea, pero si una en corto plazo. “Es un barrio es situación de vulnerabilidad y nos afecta directamente en la vida diaria. Si llueve, los chicos no pueden ir al colegio, los remises no entran, si los jubilados tienen que salir no pueden. Ya nos pasó que un abuelo se cayó y se quebró la cadera, son las cosas que nos tocan vivir”, concluyó Mario Peralta.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios