Verano 2018: “Habrá fuerte control de la venta ambulante en playas”

El Municipio se propone trabajar junto a los concesionarios de balnearios para “evitar la venta ilegal”. Se reforzará la cantidad de inspectores en verano. “No queremos gente golondrina que venga a hacer la temporada”, dijo el titular de Inspección General.

31/10/2017
Verano 2018: “Habrá fuerte control de la venta ambulante en playas”
(Foto: archivo/QUÉ Digital)

Para el próximo verano, que comenzará en menos de dos meses, la Municipalidad prepara un “fuerte operativo de control” sobre la venta ambulante en las playas de Mar del Plata, a los fines de “evitar la venta ilegal”, principalmente en materia de alimentos y “artículos de dudosa procedencia”.

Para avanzar en esa política de control, el Municipio trabajará junto a los concesionarios de balnearios y empresarios ligados a la actividad en las playas para “detectar quiénes venden en forma ilegal”, es decir, sin permiso, según aclaró el subsecretario de Inspección General, Emilio Sucar Grau, en diálogo con QUÉ.

Cada año, cientos de vendedores ambulantes obtienen sus permisos para trabajar legalmente en las playas de la ciudad durante el verano. “El problema es con los que no tienen permiso, con gente que viene de otros lados a hacer la temporada y vende cualquier cosa”, advirtió el funcionario.

“Durante el verano habrá una fuerte política de control de la venta ambulante en las playas. Buscamos trabajar de cerca con los concesionarios a los fines de evitar la venta ilegal, sobre todo en lo que tiene que ver con los alimentos”, detalló el titular de Inspección General.

Al respecto, el funcionario dijo que “se hará fuerte hincapié en exigir que tengan el permiso para trabajar, sobre todo en la gastronomía, ya que muchas veces no se puede demostrar la procedencia de lo que venden”.

El objetivo, agregó Sucar Grau, es “que no venga gente golondrina a hacer la temporada y a usurpar el espacio público” y aseguró que la misma política se extenderá sobre el sector costero y el centro marplatense.

Para eso, “en pos de no desatender ninguna de todas las áreas que tiene a su cargo Inspección General, está habiendo un refuerzo de inspectores para poder cumplir con todas las necesidades de la comunidad”, explicó.

Por último, señaló que “el problema con los vendedores ambulantes que están con un marco de irregularidad que no cuentan con permiso es que venden artículos de dudosa procedencia, sobre todo en materia de alimentos, con el riesgo que eso implica”. No obstante aclaró que “aquellos que tengan el permiso correspondiente, no tendrán problemas al ejercer su actividad”.

Ver más: , , , , , , , , , , ,

Comentarios