Competencia Internacional: presencia argentina

“Vendrán lluvias suaves” es la primera representante de nuestro país que aspira al Astor de Oro, máximo galardón del Festival Internacional de Cine. La dirección está a cargo de Iván Fund.

16/11/2018
Competencia Internacional: presencia argentina
(Fotos: prensa Festival Internacional de Cine de Mar del Plata)

La película Vendrán lluvias suaves, bajo la dirección de Iván Fund, es la primera representante de nuestro país -serán dos- que aspira al Astor de Oro, máximo galardón del Festival Internacional de Cine que se desarrolla en la ciudad.

Mucho trabajo le debe haber llevado a Iván Fund la filmación de la película. Los actores son cinco niños y algunos perros. Sí, los perros hacen maravillas. Es más: podemos decir que lo mejor de la película es la actuación de los perros. Porque sus caras lo dicen todo y porque el filme no dice mucho más. Intenta ser una alegoría o metáfora de algo que no se entiende bien.

Basada en un poema de Sara Teasdale, Vendrán lluvias suaves plantea una suerte de apocalipsis selectivo: los adultos duermen y no se despiertan más. Los niños, cinco en este caso, tendrán que valerse por ellos.

El suspenso intenta plantearse con la búsqueda del hermano menor de una de las niñas, está solo y sus padres también duermen. No se sabe el motivo del sueño ininterrumpido y no se preguntan el porqué. Eso es una buena decisión narrativa, no se buscan los motivos racionales, entonces entramos en el ambiente fantástico de la tradición literaria rioplatense.

En las primeras escenas, una chica se queda a dormir en la casa de la amiga, solo vemos de los padres la cintura y las piernas. La cámara está a la altura de los chicos. Cuando los padres ya no despiertan, solo se ven de lejos y se escuchan las respiraciones. Otra buena decisión. Los niños comparten, se preocupan, tienen miedo, juegan. Cuando Alma, el personaje principal, advierte que su hermano está solo, emprenden un viaje para encontrarlo.

La película decepciona. Comienza con el primer plano de unas excavadoras trabajando. No se entiende bien cuál es el plan de esa escena. Los cinco niños que llevan adelante la película tienen un gran futuro y son encantadores. Pero el rol que tienen asignado es poco verosímil. Sin la represión de los padres ninguno se anima a la mínima travesura. Ninguno insulta, ni llora demasiado. Son circunspectos en todas las acciones como si estuvieran siendo observados todo el tiempo por el director de la escuela. Eso le resta vitalidad al filme. Se tornan demasiado lindos, demasiado buenos, demasiado cándidos, demasiado perfectos. Y el plan del suspenso tampoco funciona muy bien: en un momento da la sensación de que abandonaron el plan de rescatar al hermanito menor. Se distraen en otras actividades durante el viaje. Y no por su escasa edad. Una de ellas es una preadolescente que en un momento está a punto de encender una camioneta.

La mención a la actuación de los perros no es peyorativa. No se entiende cómo el director lo logró pero siempre aparecen en momento justo y sus expresiones sugieren: a veces desesperación, a veces tristeza, a veces dolor.

FICHA TÉCNICA

Título: Vendrán lluvias suaves

Origen: Argentina

Dirección: Iván Fund

Reparto: Alma BozzoKloster, Simona Sieben, Florencia Canavesio, Emilia Izaguirre, MassimoCanavesio

Duración: 81

 PRÓXIMAS FUNCIONES 

Viernes 16, 17:30hs, Teatro Auditorium

Festival Internacional de cine entre dos aguas poster afiche vendran lluvias suaves alma

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios