Viernes 27 de noviembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
19/07/2015

Estelares y su corazón sobre todo

La banda de La Plata, recién llegada de una gira por Chile, Colombia y Estado Unidos,presentó un concierto de gran nivel en Abbey Road. Una noche de recuerdos y sorpresas, como la presencia del “Cuino” Scornik.

Estelares y su corazón sobre todo
(Fotos: Lucho Gargiulo)

Los Estelares empezaron julio en Santiago, Chile, siguieron en Colombia, después en Estados Unidos por Nueva York, Chicago y, el martes pasado, Miami. Este sábado estuvieron en Mar del Plata, en Abbey Road, y desataron un show que fue creciendo en intensidad y que logró una respuesta del público acorde a su calidad: impecable.

Manuel Moretti, después de un concierto en el que la pasó “bomba”, dirá que ya ni piensa en todo lo que ha transcurrido  en este tiempo, en estos más de 20 años que tiene la banda. Sin embargo, mas allá de eso que dice, Moretti tiene presente en todo momento eso que pasó y que hizo que hoy sean quienes son, o por lo menos así lo deja claro en el show, en el que entre canción y canción cuenta historias con los artistas de los que de alguna manera hoy es el heredero.

El recital -que se extenderá por poco más de una hora y media- arranca con “Aire”, ese tema editado en 2006 que empezó a abrir el camino de la banda hacia el “gran publico”. Y así también pasarán “Doce chicharras”, “200 monos” y “Ella dijo”, el tema que le “reclaman las hinchadas de fútbol”, según su propia presentación.

El primer recuerdo de la noche de Moretti tiene que ver con Fito Páez y con aquella gira española en la que le dijo que nunca se había hecho cargo de un videoclip, y así sonó “Las Trémulas Canciones”. Otro recuerdo tuvo que ver con “Andres”, como llaman los amigos a Calamaro. Entonces rememoró cuando el “Salmón” lo llamó para preguntarle si le podía pasar su teléfono al Cuino -Marcelo Scornik, ese enorme y ‘perfecto desconocido’ letrista, autor de grandes himnos-. Y así fue como sonó “Sólo por hoy (Chica oriental)”, compuesta por ambos.

Los temas pasaron, la cabeza de Moretti estuvo clavada en los ’90, en esos años en los que compuso buena parte de sus canciones de inicio, y sobre el final uno de esos recuerdos llegó al escenario. Resultó que el Cuino Scornik estaba de paso por Mar del Plata, estaba en Abbey Road y subió a cantar “Estadio Azteca”. De pie, por favor.

Alrededor de ese instante, se sucedieron los momentos de mayor intensidad de la noche, con “Aleluya”, “El Corazón Sobre Todo” y “Un Día Perfecto”.

Moretti, ese heredero de los Calamaro, de los Páez, que lo ratifica arriba de cada escenario, dice terminado el show que no se acuerda cuánto pasó, dice que fue hace mucho que comenzó esa relación con los que antes escuchaba. Moretti repite que no se acuerda y asegura que no le busca explicación a todo este camino, porque “es como que todo se ha naturalizado”, por eso no lo piensa. De esa manera, dice que en realidad piensa en lo satisfactorio del momento, en estar contento. “El show de hoy me encantó, lo demás no sé”.

ESTELARES  (12)
ESTELARES  (11)
ESTELARES  (6)

Ver más: , , , , , , , , , ,