“Refundaría la política con quienes tienen ganas de mejorar la ciudad”

En plena campaña de cara a las PASO, la elegida de Cambiemos, Vilma Baragiola, habló sobre la situación social, los reclamos y su relación con el intendente. “En campaña todos se ponen las botas y salen”, dijo sobre la oposición.

30/07/2017
“Refundaría la política con quienes tienen ganas de mejorar la ciudad”
(Foto: QUÉ Digital)

Tras su salida de la Secretaría de Desarrollo Social, en medio del clima de tensión con el intendente Carlos Arroyo tras el cierre de listas, Vilma Baragiola está abocada al 100% a la campaña electoral. De cara a lo que será, de imponerse en las elecciones legislativas, su regreso al Concejo Deliberante, la elegida para encabezar la lista de concejales del oficialismo habló sobre sobre la situación social, los reclamos de los vecinos y su relación con Arroyo. “Refundaría la política con quienes tienen ganas de mejorar Mar del Plata”, aseguró.

Mientras encabeza las acciones de campaña de Cambiemos, y en medio de las numerosas críticas por la situación social de Mar del Plata, Baragiola destacó, en una entrevista con QUÉ, el trabajo del gobierno local y aprovechó para criticar al gobierno de Gustavo Pulti y a la oposición. “En campaña todos se ponen las botas y salen”, dijo y aseguró que “no es un paraíso la política de Mar del Plata”-

Baragiola tiene 49 años. Radical de raíz, fue primero concejal, después se desempeñó como directora de Asuntos de la Comunidad y fue secretaria de Desarrollo Social. También fue diputada nacional y parlamentaria del Mercosur. En 2014 fue desplazada de la presidencia del Concejo, en medio de un escándalo. Fue tres veces candidata a intendente y actualmente cuenta con una banca en el Concejo, puesto que dejó en 2015 para asumir en el Ejecutivo.

- En general la oposición coincide en que Mar del Plata está mal ¿Qué diagnóstico tiene el gobierno?

– Voy a dar un diagnóstico del por qué. Primero, estamos en una ciudad que lamentablemente después de doce años que llegó un aporte importante para la cuestión social, la situación social no cambió, se profundizó, y hay pobreza estructural. Yo me encuentro al 10 de diciembre de 2015 con un panorama a nivel social muy distinto al que yo había dejado el 1º de noviembre de 2005 cuando me fui para ser diputada de la Nación ¿Cuál es la diferencia? La habitacional, básicamente: mucha usurpación y ocupación ilegal por necesidad de tener un lugar donde vivir y eso origina un hábitat sumamente precario. Te encontrás con casillas que ya no son de madera o de chapa, sino que son de cartón o de bolsas de polietileno con piso de tierra, cuando antes no era así. Quiere decir que hubo diez años en el medio en los que lamentablemente el dinero que llegó a Mar del Plata no habría sido utilizado para los programas sociales.

La situación de adicciones te la encontrás profundizada. Hoy la cuestión de adicciones no perdona ni clase social ni barrios de la ciudad. Atraviesa a Mar del Plata y Batán con diferentes tipos de adicciones. Por eso es que me volqué a trabajar con Posada del Inti con la posibilidad de que puedan tener un lugar nuevo para atender a más gente. Eso ya está encaminado.

La cuestión comedores es lo más evidente: 208 lugares que atiende la Municipalidad, básicamente merenderos, más de 24 mil litros de leche por mes que se entregan en Mar del Plata. Y ese número no varió. Yo lo comparo con las entregas que se hicieron a los comedores en diciembre de 2015. Y la verdad es que habrán aumentado en unos 20 o 25 puntos. El resto, estaban. Alrededor de 170 que se abastecieron en diciembre de 2015 y 208 que se atienden hoy.

- ¿Pero ves un contexto que permita que en un corto o mediano plazo esto se revierta?

– Sí, porque este Estado nacional, provincial y municipal ha doblado en la cantidad de asistencia social que hace a todos aquellos que hoy llevan adelante un comedor, un merendero, organizaciones sociales, instituciones intermedias. La verdad es que es importantísima la cantidad de alimento que se entrega, la cantidad de programas económicos, creo que de acá a dos años está la posibilidad de generar un cambio cierto sobre estos temas. Hay una intención de trabajar en la cuestión social para buscar un cambio. Hay un trabajo muy fuerte.

- ¿En este marco, por qué se ven entonces tantas protestas y reclamos constantemente?

– El lugar de reclamo siempre fue la puerta de la Municipalidad porque es donde se visibiliza. Y protestas hubo siempre, porque la verdad es que a mí ahora me tocó como secretaria (de Desarrollo Social) y me tocará como concejal, pero en el transcurso de estos últimos 17 años a mí me ha tocado actuar permanentemente ayudando, ya sea o a la gestión propia o a la que no era propia. Al que viene no le importa el color político de quien lo atienda sino que aquel que lo representa lo atienda y le resuelva el problema. Entonces yo no me puedo poner a pelear o con la gente de Pulti en su momento o con quien sea. En ese momento no hay pelea, ayudamos.

VILMA BARAGIOLA AUMENTO DE BOLETO

Durante su paso por Desarrollo Social, Baragiola en una de las manifestaciones frente al Municipio (Foto: archivo / QUÉ Digital)

El reclamo que más suena hoy es por el arreglo de las calles de la periferia, el barro. Yo vivo en la zona de Caisamar, donde hay calles de granza y barro, solamente la cuadra que alquilo yo tiene asfalto, pero después estoy rodeada de barro. Es verdad, el vecino está complicado para entrar y salir de su casa por una situación de falta mantenimiento, pero también hay una realidad: dejaron las delegaciones explotadas, no tenían una máquina, nada, todas las máquinas rotas. Ahí están trabajando para tratar de arreglarlas ¿Hay que ir por más? Sí, hay que arreglar todas las calles de tierra.

Entiendo el reclamo de los vecinos, y también me gusta explicar por qué pasa lo que está pasando: la verdad hace 19 meses que se está gobernando pero la realidad del Municipio económicamente hablando es muy complicada, se hace un esfuerzo enorme por salir adelante y yo creo que se va a lograr salir en no más de dos años, cuando termine esta gestión. Los números van a ser otros, están blanqueados, la gente sabe hoy qué se debe, qué no se contrata, por qué no se puede, a quién se le debe.

Yo sé que la están sufriendo en los barrios porque la sufrimos todos los que vivimos en barrios de la periferia, pero también sé el trabajo que están haciendo los delegados, también el Ente Municipal de Vialidad y Alumbrado. Confío en que vamos a mejorar.

 – ¿Cómo es hoy tu relación con Carlos Arroyo?

- Yo digo esto para que quede claro: yo tengo siempre una muy buena relación con todo el mundo. La verdad es que yo soy una persona de sangre caliente y puedo convivir con diferencias y con coincidencias, si tengo una diferencia me siento y podemos debatirla y salir adelante porque entiendo del buen trato, de amigar a la gente, de tener esta cosa de trabajo en conjunto. Si no trabajás en equipo en una Municipalidad que atraviesa esta situación, no podés trabajar.

En cualquier situación política siempre tenés estas cosas. Me pasa con los radicales, no es un paraíso la política de Mar del Plata. Es más si vos me preguntás qué haría con la política de Mar del Plata yo refundaría la política de la ciudad con aquellos que tienen ganas de mejorar Mar del Plata. En una mesa, todos sentados, los que quieren, y empezar a aportar ideas, trabajos, salir a la calle. Porque es fácil desde una banca presentando proyectitos y quedando bien con alguien. Pero hay que ir al barrio, y el problema es que cuando vos estás caminando los barrios, no los encontrás. Ahora en campaña todos se ponen las botas y salen. Pero ¿cuándo se termina? El 24 de octubre. Después de ese día salgamos a recorrer, y somos siempre los mismos los que estamos en la calle.

 MAR DEL PLATA, ENTRE DEUDAS E INVERSIÓN  

La situación financiera de la Comuna no es novedad para los vecinos de Mar del Plata: las deudas, los números en rojo y las obras inconclusas a partir de falta de fondos han sido una constante en los discursos del oficialismo desde que en diciembre de 2015 Carlos Arroyo asumió el gobierno y ordenó una auditoría, que puso en evidencia el complejo estado de las finanzas.

En ese marco, Baragiola volvió a referirse a “la situación económicamente complicada en el Municipio” y a las consecuencias directas de la falta de fondos. “Hoy por hoy si no fuera por la colaboración de Provincia y Nación muchas veces no se podrían pagar los sueldos y se está tratando de achicar el gasto para poder pagar deuda que queda pendiente”, aseguró.

En ese sentido, la ahora exfuncionaria dijo que la situación al asumir fue mucho peor de lo que pensaban y habló sobre las deudas. “Estamos hablando de más de $150 millones en deuda que hay que cubrir este mes. Y tenés que pagar salarios, $120 millones, mínimo. Estamos hablando de casi $300 millones que ninguna Municipalidad puede enfrentar”, puntualizó.

Sin embargo, la precandidata de Cambiemos también destacó la inversión de Provincia y Nación en el Partido de General Pueyrredon. “Hablamos de más de $2500 millones: se vino a anunciar la inauguración de Belisario Roldán, nos recibieron con piedras y así y todo se hizo la obra y ahí está la urbanización; la urbanización en El Martillo, ahí están trabajando; se reasfaltaron todas las calles que habían quedado frezadas y no se habían asfaltado en la gestión anterior y hay un compromiso de Vidal de 400 calles asfaltadas de acá a fin de año”, relató.

Además, Baragiola también puntualizó en “la inversión de más de $600 millones en la repotenciación de la Central 9 de Julio; el dragado del Puerto; una inversión de $300 millones para nuevos muelles; obras en la planta de tratamiento de líquidos cloacales; la nueva obra para la red de cloacas del oeste que son más de 16 barrios; y el gasoducto que se prometió durante varias oportunidades, y que hoy está por empezar”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios